Donald Trump analiza un arancel de hasta 10% a importaciones

Con una medida así se buscaría la estimulación de la industria manufacturera de EU, según fuentes de CNN.
¿Rompimiento comercial?  China, México y Japón serían de los países más afectados por este arancel.  (Foto: CNN)
Por: JOHN KING y JEREMY DIAMOND
WASHINGTON (CNN) -

El equipo de transición del presidente Donald Trump discute una propuesta para imponer aranceles de hasta 10% a las importaciones, de acuerdo con fuentes de CNN.

Un miembro del equipo de Trump dijo este jueves que se analiza el impuesto destinado a estimular la industria manufacturera de Estados Unidos, lo que podría ser implementado a través de una acción ejecutiva o como parte de un paquete de reformas fiscales apoyadas por medio del Congreso.

Reince Priebus, jefe del gabinete de la Casa Blanca, dijo que la semana pasada se trató el tema de un arancel de alrededor del 5% a las importaciones durante reuniones en Washington. Pero el funcionario del equipo que habló con CNN este jueves dijo que una cifra más alta ahora está en juego.

Lee: Trump se reúne con Slim en Florida

Tal medida busca cumplir el lema America First de la campaña de Trump, pero los riesgos de una guerra comercial entre Estados Unidos con otros países y el aumento al costo de bienes de consumo del país causa alarma entre los intereses comerciales de otras naciones.

La fuente dijo que el equipo de Trump comienza a encontrar un "terreno común" con el presidente de la Cámara, Paul Ryan, y con el presidente del Comité de Medios y Arbitrios, Kevin Brady.

Ayudantes de Ryan y Brady se negaron a decir si tienen un acuerdo con el presidente electo, pero reconocieron que están en "profundas discusiones" con los miembros del personal de transición sobre el tema.

Recomendamos: Así busca la IP de México enfrentar el riesgo de Trump

Frenar el libre comercio es un elemento central de la campaña de Trump. Se comprometió a renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) con México y Canadá.

También se comprometió a adoptar una línea más dura contra otros socios comerciales internacionales, sobre todo con China, pero también con aliados tradicionales de Estados Unidos, como Japón.

La brecha entre Trump y los republicanos

Es una zona donde hay una gran brecha entre las posiciones de Trump y la ortodoxia tradicional del Partido Republicano.

Los grupos empresariales y las figuras del partido, incluyendo a Ryan y al líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, han esperado el paso de la campaña para ver si el gobierno tendrá un enfoque diferente.

En una entrevista con CNBC, Ryan dijo a principios de diciembre que los objetivos de Trump de estimular la producción podría lograrse a través de una "reforma fiscal integral".

La nueva administración ha dejado claro que retirará al país del TLCAN a menos que Canadá y México entren en nuevas conversaciones para modernizar el acuerdo para reflejar el estado de la economía actual.

Esto permitiría a Trump decir que mantiene su promesa de hacer el acuerdo más justo para los trabajadores estadounidenses sin necesidad de iniciar una guerra comercial y exacerbando las tensiones con los países vecinos de América y sus socios económicos vitales.

Lee: Trump renegociará el TLCAN desde el Día 1 en la Casa Blanca

Cuando Priebus dijo que se consideraba un arancel del 5% a las importaciones la reacción fue de oposición, de acuerdo con dos fuentes que representan los intereses comerciales en Washington y que hablaron bajo condición de anonimato.

Priebus, según las mismas fuentes, fue advertido de que tal movimiento podría iniciar guerras comerciales y afectar los esfuerzos de la nueva administración para impulsar la tasa de crecimiento económico.

El papel de Wilbur Ross

Una de las fuentes expresó una nueva alarma el martes pasado después de ser informado por miembros del equipo de Trump que defienden las nuevas tarifas que forman parte de las propuestas de Wilbur Ross, la elección del presidente electo para ser secretario de Comercio.

"Este impuesto de 100 millones de dólares (mdd) a los consumidores estadounidenses y a la industria será sumamente costoso para la economía de Estados Unidos, en particular para el sector de la fabricación y los trabajadores, con repercusiones políticas muy negativas".

"Esta política comercial podría ocasionar daños colaterales graves, la administración de Trump debe ser cuidadosa en los cambios comerciales para lograr sus objetivos", apuntó.

Los aranceles propuestos darían lugar a la pérdida de empleo americano y en consecuencia un impuesto a los consumidores, los cuales podrían dañar la economía de Estados Unidos.

Te puede interesar: Donald Trump llena su gabinete de millonarios

Personas cercanas a Trump han señalado que Ross será probablemente el actor más influyente en las negociaciones comerciales de los últimos tiempos. Teniendo en cuenta que las promesas de campaña relacionadas con este tema serán duramente cuestionadas tanto por republicanos como demócratas.

La otra fuente afirma que no sabe si la propuesta de tarifas es seria o si sólo forma parte de un intenso debate acerca de las opciones de política.

Pero también afirmó que la imprevisibilidad de Trump y su equipo mantienen nerviosos a muchos.

Los empresarios confían en que no se impongan nuevos aranceles y que organizaciones como la Cámara de Comercio o la Asociación Nacional de Fabricantes tomen represalias frente a esa posibilidad.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Las diferentes leyes comerciales promulgadas en el transcurso del siglo pasado permiten al presidente imponer aranceles si se formula una determinación de que Estados Unidos es objeto de prácticas desleales de comercio o se enfrenta a una amenaza a la seguridad económica o nacional debido a las prácticas comerciales.

Ted Barrett contribuyó a este informe.

Ahora ve
Los jóvenes están durmiendo menos y estas son las razones
No te pierdas
×