Innohub, una startup en México que quiere fabricar… más startups

Se trata de un modelo de negocio incipiente en el país que promete innovación y más emprendedores.
Inicia la producción.  InnoHub ha creado hasta el momento dos startups de base tecnológica: EnvíoClick y SmartSales.  (Foto: iStock by Getty Images)
Jimena Tolama /
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

¿Es una aceleradora? ¿Es una incubadora? No. Esto es lo primero que buscan aclarar José Luis de Alba, Raimundo Burguera y Joel Vergés, fundadores de InnoHub México, una empresa creada para idear, desarrollar y crecer nuevos negocios en México y que además busca emprendedores o expertos de algún sector para operarlos.

“No agarramos startups externas para incubarlas y acelerarlas, sino que de forma interna las creamos, invertimos, desarrollamos y construimos”, dijo Vergés.

Dentro del ecosistema emprendedor, el concepto es mejor conocido como Company Builder, Venture Builder o bien, simplemente una fábrica de startups.

Quizá el título de pionero para este modelo le corresponda a la alemana Rocket Internet, fundada por los hermanos Samwer en 2007 y que ha creado más de 30 empresas digitales escalables de e-commerce, marketplace y fintech, como Dafiti, Easy Taxi y Lendico.

En México, Innohub se define como un vehículo de desarrollo e inversión a fin de reducir el riesgo al que normalmente se enfrentan los emprendedores cuando piden inversión.

“Nosotros nos encargamos de la parte legal, financiera, de comunicación y recursos humanos para que, quien la opere, se centre únicamente en la tracción y el crecimiento”, explicó Vergés, lo que al final orilla a un inversionista a tener más confianza en el proyecto por el que apuesta.

La compañía anunció su inicio de operaciones en septiembre y lo hizo de la mano de sus primeras creaciones en este año: EnvíoClick, plataforma que compara los servicios de paquetería y mensajería del país y SmartSales, herramienta de análisis para la gestión de personal de campo.

Próximamente estarán lanzando una tercera, Avantia, de giro fintech y otras dos ideas de negocio, que aún no tienen nombre.

En el caso de EnvíoClick, a los 20 días de operación registró más de 50 envíos al día en la Ciudad de México, además cuenta con siete aliados repartidores como DHL, Fedex y la startup mexicana 99 minutos.

“Esto refuerza la idea de que al hacernos cargo de todo, el crecimiento y la inyección de capital vendrán más rápido”, dijo Vergés, director de InnoHub, quien evidenció que EnvíoClick está por recibir una ronda de inversión por 10 millones de pesos (mdp).

Círculo virtuoso

Vergés, de Alba y Burguera han fundado empresas anteriormente y tienen experiencia en el ramo inversionista. Su objetivo es claro: vivir 100% de las salidas que logren las compañías creadas y luego, comenzar idear nuevos negocios.

Sin embargo, el ecosistema emprendedor en el país, pese a ser creciente, no se los permitirá en el corto plazo, aseguró el emprendedor Federico Casas, socio de Intangible, uno de los primeros company builder en México, que nació del fondo de inversión Nazca Ventures (hoy Mountain Nazca).

Te interesa: Mountain Partners compra el 51% del fondo Nazca Ventures

“Estas empresas ingresan dinero muchos años después, me atrevería a decir que de tres a siete años, cuando se empiecen a vender aquellas empresas que lograron ser exitosas”, dijo Casas. Este periodo es justo el que Innohub espera, e incluso se extiende hasta los 10 años.

De acuerdo con José Luis de Alba, cerebro financiero de la nueva ‘fábrica’, actualmente no hay compradores para las compañías que están creando por lo que, para sobrevivir, InnoHub se apoya de inversionistas privados y empresas que creen que el modelo de company builder les va a otorgar rendimiento el futuro. Como Compaq y Virket, dos compañías de mediano y grande tamaño que le aportan dos elementos infalibles que una empresa de este tipo debe tener: tecnología y marketing digital. El resto del conocimiento de negocio lo aportan los tres socios fundadores.

Hasta el momento, InnoHub ha logrado levantar inversión por 30 millones de pesos para desarrollar las ideas de negocio y convertirlas en startups. El reto será que para mayo o junio de 2017 pueda juntar hasta 50 mdp entre todas las compañías.

“No olvidemos que InnoHub también es una startup y, como tal, buscamos la rentabilidad y crecimiento de la propia empresa”, señaló de Alba.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Un factor clave para su éxito dependerá del reto y la capacidad que muestre para no terminar creando empresas con modelo de negocio similar, consideró el emprendedor René Lankenau, ex CEO de la red de guarderías Advenio y hoy director de OnWard, otra venture builder que apenas nació en Monterrey, Nuevo León.

El modelo es arriesgado, sostiene Federico Casas, “los primeros años nada más gasta dinero, no genera nada”. Sin embargo, los fundadores de InnoHub prometen ir generando innovación a su propio ritmo.

Ahora ve
Científicos hallan en Portugal un raro tiburón calificado como ‘fósil viviente’
No te pierdas
×