Marisol Rumayor lanzará un laboratorio para que el gobierno innove

La exfuncionaria dejó de gestionar el 30% del presupuesto del Inadem que apoya al emprendimiento para impulsar al ecosistema desde fuera, con Disruptive GOVLABS.
De funcionaria a emprendedora.  Marisol Rumayor apuesta por Disruptive GovLABS, una empresa que buscará conectar las soluciones innovadoras a las políticas de gobierno.  (Foto: Anylú Hinojosa-Peña)
Jimena Tolama /
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

Hasta hace 25 días, Marisol Rumayor, ex directora de Programas de Desarrollo Empresarial del Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem), despachaba en una oficina amplia, con escritorio de madera, una sala y una foto del presidente de la República. “Era totalmente de gobierno, muy godín”, dice, salvo por una vista panorámica del sur de la Ciudad de México. Con 11 años de experiencia en la administración pública, gestionaba un 30% del presupuesto total anual del Inadem y tenía 70 personas a su cargo.

Ahora la ex funcionaria -que desarrolló e implementó la Red de Apoyo al Emprendedor, el Programa de Incubación en Línea y la Semana Nacional del Emprendedor- cambió su lugar por un nuevo ‘cuarto de guerra’, de no más de 25 m2 y un equipo de seis personas, desde donde pretende seguir impulsando al ecosistema con Disruptive GOVLABS.

Se trata de un laboratorio que ayudará a los gobiernos a articular e implementar estrategias dentro de sus políticas y programas para dar solución a distintas problemáticas sociales, de la mano de empresas y talentos con experiencia según la necesidad a resolver, como en vivienda, salud o educación.

“Más que una consultora, buscamos ser ese vínculo o catalizador entre un mundo que tiene la solución y que puede ser ejecutada por el gobierno”, explica Rumayor en entrevista con Expansión, pues dice, es una forma de acercar el “hervidero” de innovación a un segmento que quizá por naturaleza no logra ir a la par de ésta.

Su idea nace a partir de una visita a México en 2014 de Peter Diamandis, uno de los fundadores de Singularity University, para platicar de las organizaciones exponenciales, en las que cada rama de la sociedad debe ser partícipe de una solución. Disruptive GOVLABS es similar a New Urban Mechanics, uno de los primeros laboratorios de innovación en el mundo, ubicado en Boston, Massachusetts, que desde 2010 ayuda a los funcionarios a desarrollar políticas innovadoras.

En México existen proyectos similares como el francés Welcome CityLab, que junto con el gobierno de la CDMX conecta a start-ups de turismo con empresas. Rumayor, sin embargo, buscará ser la primera en implementar esta iniciativa ya que, asegura, hoy por hoy en Latinoamérica no existe nada parecido. La exfuncionaria se ha dedicado las últimas dos semanas a dar a conocer su proyecto entre actores de gobierno.

"Es mucho de recomendación. A lo mejor mucha gente que antes me contestaba el teléfono ya no lo hará, lo cual no me importa, es parte de lo que me emociona tanto de este proyecto", asegura.

¿Por qué decidiste dejar el gobierno y emprender este laboratorio?

Creo que el modelo tradicional en el que el gobierno propone y el ciudadano recibe ya está agotado. Normalmente, está preocupado por la urgencia, la burocracia -becas, la inseguridad, la salud, los recursos- y pocas veces se tiene el tiempo de crear una iniciativa disruptiva y después de eso, exponenciarla.

Existe el interés de las diferentes dependencias que procuran fomentar esta relación que tu pretendes. ¿Crees que sigan siendo iniciativas aisladas?

Sin duda. Puedes encontrarte gente con mucha iniciativa, pero pocas veces tienen el empoderamiento necesario para hacerlas escalables y exponenciales. Es decir, no pasan de ser un reto, un concurso o ‘hackatón’ en el que encuentran la solución pero no la implementan. Lo que nosotros queremos es hacer que suceda.

A veces el gobierno le pone una barrera sin querer a los emprendedores por regulación, por sindicatos, por inercias. Entonces, somos como esta especie de facilitadores.

¿Y qué te mueve a innovar en gobierno pero ahora desde afuera?

Porque mi trayectoria es en el gobierno y es en donde yo sé hacerlo, en donde yo lo he implementado y no me platican. El sector privado no es mi expertise, lo conozco pero nunca he hecho una iniciativa disruptiva al sector privado.

Tras tu paso por gobierno, ¿crees saber cuál es su talón de Aquiles?

El talón de Aquiles del gobierno son muchos. El gran tema es que no tiene la capacidad de abstraerse de la urgencia, de la burocracia. Pocas veces se tiene esta oportunidad de hacer las dos cosas a la vez.

Gobierno o emprendedor: ¿quién tiene más ganas de llegar a quién?

Yo creo que ninguno. El gobierno no se ve a sí mismo usando a los emprendedores para resolver sus problemas más graves. Y como dice Einstein, no puedes esperar resultados diferentes haciendo lo mismo.

¿Entonces la ayuda que busca otorgar a los emprendedores es de dientes para afuera?

No creo que sea de dientes para afuera, yo creo que es más un desconocimiento. Está la semillita, pero también yo creo que la mayoría de la gente no lo tiene en su película, no es ni siquiera porque no quieran. A veces cuando ve tecnología o industrias del futuro, el propio gobierno no dice que es para ellos. Dice que eso es para los emprendedores o para los innovadores. Porque no se siente identificado o llamado.

¿Cuáles son los pasos a seguir para este laboratorio?

Estamos registrando el modelo ante el IMPI, la constitución del acta, registro de marca, alta en Hacienda. De aquí a diciembre espero tener al menos siete clientes fijos. Nuestros proyectos serán de seis a ocho meses de duración, esperando que arrojen resultados a los dos, tres o hasta el doceavo mes.

¿Levantarás recursos del Inadem?

No, la verdad es que no. Ni bajaré, ni puedo, ni me interesa. La inversión de Disruptive GovLabs proviene de mis ahorros, mi seguro de separación que tuve en gobierno y de dos inversionistas que me aportaron capital semilla y que prefiero mantener en el anonimato.

¿Realmente qué motivó tu salida?

Yo creo que todos tenemos un ciclo. Desde antes del cambio del titular ya estaba cansada, en mi ultima milla y no tenía el espíritu que se necesita para también entrarle a una nueva administración que traen ganas de hacer todo otra vez con muchas ganas. También llega un punto en el que quieres empezar a hacer otras cosas. Puedo hacer algo más grande y Disruptive GOVLABS es eso.

¿Cuál crees que sea el mayor reto del Inadem en la última recta del sexenio?

Buscar la trascendencia. Quién sabe qué va a pasar en 2018 pero si llega quien llegue, aunque sea PRI, PAN, MORENA, quien sea, si no ven una institución solida, quizá no muera pero se vuelva a transformar en otra cosa.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

¿Vas a extrañar la Semana del Emprendedor?

La verdad es que no. También creo que llegué a un pico: 150,000 asistentes, tres récord guiness logrados, medio millón de personas en transmisión simultánea, es una locura. Es como decir, ¡ay nos vemos!

Las fortalezas y debilidades de ser un emprendedor joven
Ahora ve
Esto fue lo bueno, lo malo y lo feo del Buen Fin 2017
No te pierdas
×