La naviera estadounidense Tidewater, acusada de realizar cabotaje contra la ley

La mexicana Argos presentó una denuncia ante la PGR contra Tidewater por la supuesta violación al cabotaje marítimo por contratos con Pemex, que prohíbe realizar esa actividad a firmas extranjeras.
Simulación.  El cabotaje en el transporte de mercancías y personas está reservado a empresas mexicanas.  (Foto: iStock by Getty Images)
Enrique Torres /
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

Se mueven las aguas en el sector marítimo. La empresa estadounidense Tidewater ha sido acusada de violar las leyes que regulan los servicios de cabotaje en México, vía la inversión extranjera neutra, al operar bajo un supuesto esquema de simulación que le permite obtener contratos con Pemex, pese a que la legislación prohibe esa actividad a compañías extranjeras.

Hace unos días, en la ampliación a la denuncia de hechos que presentó la naviera mexicana Argos en 2015 ante la Procuraduría General de la Republica (PGR), se indica que Tidewater de México no da cabal cumplimiento al contenido de la Ley de Inversión Extranjera, referente a sociedades navieras dedicadas a la explotación comercial de embarcaciones para la navegación interior y de cabotaje.

“La denuncia sigue en trámite. Siguen recabando pruebas (la PGR) de la posible conducta ílicita, ya sea de las personas que llevaron a cabo el sistema de simulación y de ciertos servidores públicos que en su momento no llevaron a cabo la verificación para autorizar la inversión neutra de la empresa Tidewater de México”, dijo Javier Coello Zuarth, apoderado legal de la naviera Argos.

Según la denuncia, la naviera Tidewater de México tiene 99% de participación extranjera en la SOFOM mexicana Arrendadora de Naves del Golfo, S.A. de C.V. El abogado indicó que la ley mexicana sólo permite hasta 49% de inversión extranjera en el servicio de cabotaje de personas y mercancías, pues está reservado a empresas nacionales. “Pero ellos acaparan el mercado”, aseguró.

Lee: Lázaro Cárdenas busca reactivar una terminal sin operación desde 2014

Para Manuel Vázquez, socio de ML-Estudio Legal, el apartado de inversión extranjera es amplio en la parte marítima. La ley permite la inversión extranjera en el transporte de energéticos o combustible, y es normalmente un servicio a Pemex con barcos que no existen en el país. La ley aplica el concepto de cabotaje sólo en el transporte de personas y mercancías con la figura de inversión neutra que autoriza la Secretaría de Economía, explicó.

De acuerdo con su reporte al 28 de mayo de 2015, la firma estadounidense Tidewater Inc opera en México a través de cinco subsidiarias: Tidewater de México S de RL de CV; Arrendadora de Naves del Golfo, SA de CV; Logística Mexicana del Caribe, S de RL de CV; Naviera Tidex S de RL de CV; y la empresa Servicios Costa Afuera de México S de RL de CV. Expansión buscó la manera de comunicarse con Tidewater, pero el telefóno disponible de la empresa lleva al de la firma Logística Mexicana del Caribe, que negó tener relación con Tidewater de México.

Según datos de la SCT, Tidewater de México tiene registradas 23 embarcaciones para el servicio de cabotaje a través de la empresa Tidewater Marine Inc., con 8 embarcaciones; Tidewater Marine LCC, que tiene una registrada; y Tidewater Marine Services, con 6 barcos en el registro.

“El esquema de simulación que se investiga en la PGR es a través de la Arrendadora de Naves del Golfo, que es una Sofom que les permite el abanderamiento de las embarcaciones como mexicanas ante la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT)”, señaló Coello Zuarth.

Este tipo de simulación en el cabotaje ha afectado a las compañías mexicanas, afirmó Armando Rodríguez, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria del Transporte Marítimo (Cameitram). De las 620 embarcaciones con bandera mexicana registradas en esa asociación, y que prestan el servicio a Pemex, 60 se encuentran en operación y el resto están paradas por falta de trabajo, dijo Rodríguez.

“Se sospecha mucho de la simulación de inversión extranjera neutra a través de la figura de arrendamiento financiero en el cabotaje marítimo, principalmente en los contratos que otorga Pemex para los servicios a las plataformas”, dijo Franciso Riveros, abogado experto en temas marítimos de la firma Servicios Náuticos Especializados (Sernaut).

Impacto

Por estas razones, la naviera Argos, que se constituyó en 2004, dice que ha perdido varios contratos con empresas interesadas en participar en los oportunidades que se abrieron para el sector marítimo con la reforma energética.

“La inversión se encuentra suspendida, pues en el análisis de mercado de los inversionistas, se concluyó que existen algunas empresas, entre las que se encuentra Tidewater de México, que han simulado operaciones legales para obtener indebidamente el abanderamiento de sus embarcaciones, haciéndose pasar por empresas mexicanas, aunque son controladas por extranjeros", explicó Coello, apoderado legal de Argos.

Según la Cameitram, 80% de los contratos que otorga Pemex son para el sector marítimo. "Estamos viviendo una crisis y no podemos permitir que lleguen empresas extranjeras simulando una propiedad que no tienen y desplazando barcos de bandera mexicana", señaló Rodríguez.

Leer: Astilleros, una industria que apenas se mantiene a flote

Argos presentará otras denuncias para la investigación de otras empresas que al parecer operan de la misma forma, mediante esquemas de simulación con el objeto de obtener ventajas sobre otras empresas mexicanas.

Ahora ve
A cien años del nacimiento del ‘ídolo de Guamuchil’, Pedro Infante
No te pierdas
×