Qué ocurrió tras bambalinas antes de la renegociación del TLCAN

Los empresarios mexicanos realizaron una intensa labor de cabildeo para convencer a sus contrapartes estadounidenses de la importancia de mantener el tratado y modernizarlo en lugar de romperlo.
Alejandro Ramírez.  El presidente del Consejo Mexicano de Negocios lleva meses viajando a Estados Unidos para reunirse con empresarios y políticos de ese país.  (Foto: Foto: Archivo Expansión)
Gonzalo García Crespo
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

Las renegociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) entre los gobiernos de México, Estados Unidos y Canadá comenzaron este miércoles. Pero el trabajo tras bambalinas lleva ya tiempo en marcha, en los que funcionarios y empresarios mexicanos juntaron esfuerzos para 'salvar' el acuerdo comercial y convertir la salida unilateral con la que amenazaba Donald Trump en un diálogo del que incluso puede salir algo positivo.

Lee: Las 15 frases con las que inicia la renegociación del TLCAN

En esta entrevista, Alejandro Ramírez, director de Cinépolis y presidente del Consejo Mexicano de Negocios —la organización que agrupa a las mayores compañías del país— cuenta cómo se desarrolló todo este trabajo de cabildeo que permitió llegar a la situación actual con menos incertidumbre que hace unos meses.

¿Cuál ha sido el papel del Consejo Mexicano de Negocios en la preparación de estas negociaciones?

El Consejo Mexicano de Negocios participa como parte del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) en lo que llaman el Consejo Consultivo Estratégico de Negociaciones Internacionales, que se ha generado para estar coordinados con todo esto.

Recomendamos: Round 1: Inicia la renegociación del TLCAN en Washington

Este comité viene desde las negociaciones del TPP, con la idea de estar trabajando muy coordinadamente todo el sector privado mexicano y el gobierno, que es el que finalmente lleva a cabo las negociaciones. Nosotros hacemos la labor de acompañamiento que se requiere del sector privado, para tener una postura común y llegar a consensuar los distintos temas y poder estar dando retroalimentación a los negociadores del gobierno.

En los últimos meses, ¿qué estrategias ha hecho el sector empresarial para defender la importancia del tratado comercial?

Pusimos en marcha una estrategia, digamos, de influir en distintas formas y con los diferentes sectores en Estados Unidos. Los que tenemos inversiones allá, los que tenemos alguna sociedad con alguna empresa americana y los que tenemos proveedores importantes americanos, porque les compramos mucha materia prima o bienes finales.

Lee: 4 temas sensibles de México en la renegociación del TLCAN

Entonces, lo que podemos hacer es tratar de explicarles la importancia de este acuerdo comercial, que ha hecho de América del Norte una de las regiones más competitivas del mundo. Ese es el mensaje central que llevamos con nuestros socios comerciales, proveedores y clientes.

Personalmente, ¿usted qué ha hecho en este sentido?

Más de la mitad de las empresas del Consejo Mexicano de Negocios tenemos inversiones en Estados Unidos, y todas comerciamos de manera importante con ese país, ya sea exportando o importando. En nuestro caso de Cinépolis, importamos el 85% o el 90% de las películas, y también todo el maíz palomero, porque en México no se produce y lo compramos en Kansas, Iowa y Missouri. Entonces hablamos con nuestros proveedores para que movilicen a sus congresistas y les digan que México es un mercado muy importante para ellos.

Además, México es el mayor consumidor de queso para nachos a nivel mundial, y en Cinépolis importamos todo el queso para nachos de una compañía texana que lo produce en Wisconsin. Y también por supuesto hablamos con ellos y les dijimos: 'Hablen con sus congresistas y explíquenles que su mayor consumidor o cliente no está en Estados Unidos, sino en México, y la cantidad de empleos que esto representa'.

Recomendamos: La ola digital hará ganar a las pymes con un nuevo TLCAN

Estos ejemplos que digo a nivel Cinépolis, lo hicieron todas las empresas del Consejo Mexicano de Negocios, y también en Concamin o en el Consejo Nacional Agropecuario.

¿Cuál es la respuesta que recibieron por parte de los proveedores y socios comerciales?

Diría que ha sido abrumadoramente positiva, porque en general son empresas que conocen y viven en carne propia los beneficios del libre comercio con México, porque exportan mucho a México o sus cadenas productivas están estrechamente vinculadas con empresas mexicanas.

¿También se han reunido con políticos?

Sí. A principios de junio tuvimos una reunión con el gobernador de Texas, Greg Abbott, pues es el estado que más se beneficia con el comercio con México y es republicano. Él está preocupado por temas de migración, y no entramos a hablar de eso porque ya conocemos su postura, pero en lo comercial fue totalmente receptivo. Y fuimos acompañados de empresarios texanos, y así el mensaje llegó más fácil.

¿Qué resultados ha tenido toda esta labor? ¿Ha habido un cambio de actitud por parte de Estados Unidos, desde que amenazaba con salirse del tratado hasta hoy?

Yo creo que sí, en parte porque la retórica que se escuchaba tenía que ver con las elecciones y ahora la propia administración Trump ha matizado su postura. Las reuniones que hemos tenido con ellos han sido muy positivas y se ha dejado la retórica atrás.

¿Cuáles son sus expectativas de cara a la renegociación? ¿Es optimista? ¿Prefiere ser cauto?

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Lo veo con un optimismo cauto. Nosotros creemos que el tratado va a quedar robustecido y no desmantelado, pero las negociaciones se pueden poner complejas en distintos rubros. Y lo que sí ciertamente caracteriza a la administración Trump es que es impredecible, y en cualquier momento te tumban una negociación por un tuit o cambian de postura.

Creemos que es muy importante llevar las negociaciones de la manera más discreta para que puedan avanzar de manera expedita y sin que se vayan a politizar los temas. Todo lo que ha sucedido en torno al Tratado de Libre Comercio no es bueno para las inversiones. Hay inversiones que están esperando a la renegociación.

Ahora ve
Estos fueron los autos más vendidos en México durante 2017
No te pierdas
×