Los efectos del consumo de aceites vegetales, fuente de debate científico

Nuestro consumo de aceite vegetal ha aumentado considerablemente desde la década de 1960 y los efectos de su alto consumo en la salud son una fuente de debate científico.
Saludables  Los aceites vegetales como los de cártamo, girasol, maíz, semilla de algodón y soya, son ricos en un tipo de grasa conocida como ácido linoleico.  (Foto: iStock)
Lisa Drayer
(CNN) -

En pequeñas cantidades, los aceites vegetales son saludables, ya que contienen grasas que son esenciales en nuestra dieta.

Pero nuestro consumo de aceite vegetal ha aumentado considerablemente desde la década de 1960 y los efectos de su alto consumo en la salud son una fuente de debate científico.

Los investigadores concuerdan en que los aceites vegetales como los de cártamo, girasol, maíz, semilla de algodón y soya, son ricos en un tipo de grasa conocida como ácido linoleico. Ese ácido puede disminuir el colesterol LDL o "malo" cuando reemplaza las grasas saturadas en la dieta (que provienen principalmente de fuentes animales).

Lee: La controvertida historia de la soya y lo que la ciencia dice sobre ella

"Una cantidad abrumadora de datos apoya el uso del aceite vegetal en lugar de la grasa animal", dijo Alice H. Lichtenstein, profesora de Ciencias y Políticas de Nutrición y directora y científica del Laboratorio de Nutrición Cardiovascular de la Universidad Tufts.

Sin embargo, está menos claro es si el consumo de aceites vegetales en última instancia mejora la salud. En los estudios observacionales, que no demuestran causa y efecto, sino que analizan las relaciones entre variables como el consumo de alimentos y la enfermedad, la ingesta de ácido linoleico está inversamente asociado con el riesgo de enfermedad cardiaca en una forma dosis-respuesta.

Pero esos hallazgos no parecen ser la última palabra sobre el tema. "Lo que no se sabe es si los efectos reductores del colesterol de reemplazar las grasas saturadas con aceites vegetales líquidos ricos en ácido linoleico realmente se traducen en la mejora de la salud del corazón y si existen consecuencias no deseadas de la ingesta relativamente alta", dijo Daisy Zamora, epidemióloga de la Universidad de Carolina del Norte.

Lee: ¿Son saludables los frutos secos?

Su metaanálisis de ensayos clínicos aleatorios sobre el tema, publicado en la revista médica BMJ , concluyó que si bien reemplazar la grasa saturada con aceites vegetales reduce el colesterol LDL, no se traduce necesariamente en una disminución de las muertes por enfermedad cardiaca.

El aceite de oliva, tradición en el paladar en Chile

Entonces, ¿en qué punto nos dejan esos estudios en relación con los aceites vegetales?

En primer lugar, es importante tener en cuenta que los aceites vegetales son ricos en ácidos grasos esenciales - específicamente ácido linoleico y ácido alfa-linolénico - que nuestros cuerpos necesitan pero no pueden producir por sí mismos, por lo que debemos consumirlos.

Lee: ¿Qué tan saludable es comer arroz?

Pero la cantidad que se considera adecuada es muy pequeña. Sólo 12 gramos de ácido linoleico por día para las mujeres entre los 19 y 50 años, y 17 gramos para los hombres de la misma edad. La cantidad disminuye ligeramente después de los 51 años.

Una cucharada sopera de aceite de cártamo contiene 10 gramos de ácido linoleico, más de la mitad de nuestras necesidades diarias. La misma cantidad de aceite de soya tiene 7 gramos. Y dado que los aceites tienen un alto contenido calórico (una cucharada de aceite tiene 120 calorías), demasiado en la dieta puede contribuir al aumento de peso y la obesidad.

"No hay que empapar nada más la ensalada con aceite de soya", dijo Lichtenstein. "Para mantener el mismo número de calorías, es necesario cambiar algo más, preferiblemente los crutones o el pan, hechos generalmente con harina blanca refinada."

Lee: La dieta mediterránea vuelve a ganar, es buena para los huesos

Según los investigadores, también hay algunas pruebas de que los aceites vegetales pueden favorecer la aterosclerosis cuando los aceites se modifican químicamente en un proceso conocido como oxidación.

Las personas que tienen una alta carga oxidativa de, digamos, fumar o beber mucho, pueden ser más susceptibles a esto que aquellas con hábitos más saludables, según Zamora. Calentar repetidamente el mismo aceite para cocinar, especialmente para freír, pueden causar la oxidación de los aceites.

Lee: Las 9 tendencias en la industria de alimentos y bebidas

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Por último, es importante tener en cuenta que no todos los aceites vegetales son iguales. Por ejemplo, el aceite de oliva es bajo en ácido linoleico y es un elemento básico de la dieta mediterránea, que se ha asociado con efectos beneficiosos para la salud, incluyendo un menor riesgo de mortalidad cardiovascular.

¿Conclusión? No hay necesidad de eliminar los aceites vegetales de tu dieta, pero asegúrate de incluir otros alimentos saludables para el corazón como frutas, verduras, granos enteros y pescado graso.

Ahora ve
Una familia se reencuentra con su perrita después de los incendios en California
No te pierdas
×