El proyecto Portals: Una experiencia “mejor que Facebook”

Mediante contenedores reconvertidos en “portales”, el proyecto comunica por videoconferencia a personas de un extremo a otro del mundo.
Evolución  Los contenedores de carga han evolucionado de toscos espacios para alojar la tecnología a cajas casi vacías con solamente una pantalla en la pared.  (Foto: Sharedstudios.com)
Jason Kravarik y Stephanie Elam
LOS ÁNGELES (CNN) -

Miles de caminantes la sortean; docenas más la ven desde el Starbucks a unos metros de distancia. Pero solo unos pocos entran en esta caja dorada sembrada en el centro del Grand Park de Los Ángeles.

"Fue increíble", dijo Bernadine Harris apenas salir del contenedor de carga cubierto con pintura color oro. Momentos antes, ella conversaba en directo con un refugiado iraquí de pie frente a ella… en una gran pantalla de video.

"Lo vemos aquí en las noticias, pero tuve la oportunidad de hablar con alguien que está viviéndolo", dijo Harris.

Y ese es el objetivo del proyecto “Portals Project”, que conecta partes del mundo a través de una red de contenedores de carga (portales) provistos con equipos de videoconferencia.

"Para conectar a personas que de otro modo no se conocerían", explicó Amar Bakshi, quien inició el proyecto en 2014 con cajas que conectan a Nueva York con Irán.

Lee: Facebook Live, ¿el nuevo periodismo ciudadano?

"Estamos en una época en que las personas muy a menudo se “categorizan” unas a otras. Esto añade un nivel de profundidad que puede romper esas narrativas tan arraigadas", comentó Bakshi.

Es más que un uso glorificado del Skype, señaló. La gran pantalla dentro del contenedor ofrece a los usuarios la sensación de que están hablando con alguien en la misma habitación.

Un mensaje al lado del contenedor reza "¡Esto es mejor que Facebook!"

Ari Saperstein estuvo de acuerdo. Oyó hablar del proyecto Portals y vino desde Hollywood para probarlo.

"Sé que es mi culpa por no exponerme a personas que son diferentes a mí y tienen diferentes puntos de vista", admitió Saperstein.

Cuando él entra a la caja-portal, se presenta ante un chico de 19 años llamado Rahmi, sentado en un portal dentro de un campo de refugiados en Erbil, Iraq.

“¿Cómo aprendiste inglés tan bien?”, le pregunta Ari.

"Por la escuela y por escuchar música estadounidense", dice Rahmi.

El rostro de Ari se ilumina: “¿Como qué?”

"Rap y Justin Bieber", responde Rahmi.

Fue un momento de shock cultural para Ari. "Creo iré a casa y escucharé un poco de Justin Bieber bajo una nueva luz ahora".

Después de casi media hora, la conversación dio pie a una posible amistad mientras los dos intercambiaban información de Facebook e Instagram.

"Quedé muy agradecido", dijo Ari sobre su experiencia en el portal. "Te ayuda a crecer y hablar con personas que pueden compartir nuevas experiencias contigo".

OPINIÓN: La inteligencia digital puede optimizar la interacción con los clientes

Hay 24 portales permanentes en todo el mundo, desde Afganistán a Alemania, desde México a Milwaukee.

Proyecto
Proyecto  El costo del proyecto se compensa con los pagos de los Estados Unidos y los zonas europeas que pueden pagar el personal y la tecnología, para instalarlo en zonas desfavorecidas.  (Foto: Sharedstudios.com)

Bakshi dijo que su grupo está recibiendo llamadas de personas de todo el mundo que quieren sus propios portales. El costo del proyecto se compensa con lo que pagan los sitios en Estados Unidos y Europa que pueden pagar el personal y la tecnología -por ejemplo, la ciudad de Los Ángeles, que pagó por tener el portal durante dos semanas este mes. El dinero de esos lugares se utiliza para montar portales gratuitos en las partes más desfavorecidas del mundo.

En Erbil, por ejemplo, el proyecto Portals financia el portal con la ayuda de UNICEF, señaló Bakshi. Sirve a 2,000 refugiados en el campamento y tiene a un curador a tiempo completo que puede traducir conversaciones individuales y organizar eventos recurrentes.

En total, los portales están disponibles para 10,000 refugiados en Erbil, Berlín, Gaza y la ciudad jordana de Amán.

"Estamos trabajando para expandirnos a otros seis sitios de refugiados este año", dijo Bakshi. "Hay planes de poner uno dentro de una prisión... y fuera de un hospital en Liberia".

Bakshi dice que la idea vino de sus días como periodista extranjero. Cuando regresó a Estados Unidos y dejó el periodismo, se dio cuenta de que extrañaba las conversaciones que había tenido con extraños en todo el mundo.

Entonces su abuela le contó que siempre se había arrepentido de perder el contacto con su tierra natal pakistaní, de la que huyó en 1947.

"A pesar de que la tecnología está al alcance de la mano, no hubo la oportunidad de que simplemente ella entrara, compartiera el té y se reconectara muchos años después con un país del que había huido", dijo Bakshi.

Lee: ¿Por qué las redes sociales te ponen triste?

Murió en 2014. Ese mismo año, Bakshi inició el proyecto Portals.

Los contenedores de carga han evolucionado de toscos espacios para alojar la tecnología a cajas casi vacías con solamente una pantalla en la pared. El espacio sobrante permite que músicos y artistas entren en los portales para compartir su trabajo.

"Tenemos a unas personas que están haciendo un álbum de rap en 15 países, ahora se está produciendo fuera de Milwaukee", dijo Bakshi. "Y los niños en la Ciudad de México tienen clases regulares con niños en Birmania".

Milwaukee es uno de los cuatro lugares permanentes en Estados Unidos (Baltimore, Chicago y Brooklyn son los otros), mientras que las locaciones temporales llegarán a Detroit en mayo y San Francisco en junio.

En Los Ángeles, las autoridades de la ciudad dijeron que el servicio de dos semanas les atrajo porque explotaba y aprovechaba la composición global de la ciudad.

"Normalmente conectamos a angelinos con otros angelinos", dijo Julia Diamond, directora de programación de Grand Park. "Pero esta era una manera de conectarlos con el mundo".

Bernadine Harris fue una de los primeros angelinos en usar el portal. Mientras terminaba su conversación con un refugiado iraquí, estaba decidida a hacer una diferencia a través de sus palabras.

"Le dije, ‘Dios o Allah es bueno. Ustedes están en nuestras oraciones y sabes que estamos preocupados por ustedes’".

Y al parecer funcionó, dijo. "Él estaba sonriente y jubiloso y dijo ‘muchas gracias’".

Ahora ve
Robert Mugabe reaparece en fotos tras aparente golpe militar en Zimbabue
No te pierdas
×