Las claves para entender por qué Qatar se está quedando solo

La tensión contra este país va más allá de su presunto apoyo a grupos terroristas, y se centra también en el papel que tiene Irán e incluso los Estados Unidos en la región.
Qatar  La nación ha sido aislada de la región por su presunto apoyo a grupos terroristas, sin embargo, el problema puede ir más allá a la tensión de las relaciones entre Arabia Saudita e Irán.
Tim Lister
(CNN) -

Vamos a intentar entender la crisis en Qatar.

Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos (suníes, aliados de Estados Unidos y monarquías conservadoras) están liderando una campaña para aislar a Qatar en la región (suníes, aliado de Estados Unidos y una monarquía conservadora). El problema central es que Qatar "da la bienvenida a varios grupos sectarios y terroristas que tienen como fin desestabilizar a la región".

Al mismo tiempo, para complicar el panorama, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, parece sumarse a las acusaciones de Arabia Saudita, al tuitear que espera que este aislamiento sea "el principio del fin para el horror del terrorismo". Esto a pesar de que una gran base aérea estadounidense, que se usa para combatir a ISIS, se encuentra en Qatar.


Y ahora, ISIS asegura haber realizado los actos terroristas que mataron a 12 personas en Teherán, y los guardias revolucionarios de Irán culpan a Arabia Saudita de esto.

Nada parece tener sentido. Pero todos estos eventos se pueden ver bajo el lente de una lucha mayor: la lucha por liderar en la región, la pelea contra el terrorismo y la falta de confianza entre los seguidores suníes y chiitas del Islam. Y las naciones beligerantes: Irán y Arabia Saudita.

Las consecuencias que podría traer a Qatar la crisis diplomática del Golfo

Un conflicto por el Islam

De cara a esto, que Arabia Saudita y sus amigos aislen a un miembro del Consejo de Cooperación del Golfo es raro si su verdadero objetivo es Irán. Pero el enojo saudita, compartido por los Emiratos Árabes Unidos, Jordania y Egipto, va dirigido a la política exterior de Qatar, la cual incluye relaciones cordiales con la república Islámica alrededor del mundo. Sin embargo, Qatar no se encuentra solo, Turquía desplegará tropas a su territorio, parte de un acuerdo bilateral ya existente, pero que se percibe como una muestra de apoyo.

¿Por qué Qatar querría una pelea con Irán? En parte, por su gas. Los dos países comparten un vasto campo debajo del Golfo Pérsico. Kuwait, que ahora trata de mediar en el pleito, también comparte recursos petroleros con Irán. Los sauditas y sus aliados en los Emiratos también ven a Qatar como promiscuo: ha coqueteado con Israel, dio cabida a la hermandad musulmana radical y da refugio a miembros del grupo radical palestino Hamas, al mismo tiempo que da alcance a la red de noticias Al Jazeera para dar cobertura a modo. Existe más que una visión idiosincrática de la dinastía al-Thani en Qatar. Para los sauditas y egipcios, e incluso para los israelíes, la hermandad musulmana está ligada a Hamas e incluso a al Qaeda, y ellos ven a estos elementos radicales en Irán como una manera de mantener a los grupos suníes vivos.

Los oficiales de Arabia Saudita han revivido la manera en que Irán dio refugio al principal actor de al Qaeda luego del 9/11, aún cuando el grupo realizó actos terroristas en el reino. Un exmiembro de al Qaeda, cercano a varias figuras de mayor autoridad en el grupo antes del atentado a Nueva York, dijo a CNN que muchos musulmanes creen que están en medio de un conflicto generacional que gira en torno al Islam. Es un espectro que ha perseguido a los árabes por décadas, desde que derrocaron al Shah de Irán en 1980. El expresidente egipcio, Hosni Mubarak dijo una década antes que "la mano de Teherán se mueve con calma a través de la región, desde el Golfo hasta Marruecos", de acuerdo con cables diplomáticos de aquel momento.

Lee: ¿De dónde obtiene su riqueza Qatar?

Esta confrontación se ha agravado con la guerra civil en Siria. El crecimiento de ISIS y el rol de Irán –tanto en Irak como en Siria– ha cambiado el balance del poder en el Medio Oriente. El principal comandante militar de Jordania, el general Mahmoud Freihat, dijo recientemente que Irán estaba tratando de crear un "cinturón de tierra" entre su territorio y Líbano, justo a través de Irak y Siria, en parte motivado por un verdadero miedo a ISIS. Tan solo hace una semana, la milicia pro-Irán tomó un poblado dentro de Irak (Baaj) que había sido dominado por ISIS, mientras que sus camaradas al otro lado de la frontera de Irak con Siria trataron de atacar la base estadounidense (Al Tanf) para apoyar a rebeldes

moderados. La terrible guerra y catástrofe humanitaria en Yemen es otro ejemplo de su gran lucha. Alguna vez un país en donde la identidad sectaria era menos relevante que la izquierda o la derecha, su minoría chiita –los Houthis– buscan el poder en una parte del país, bajo el bombardeo de los Emiratos y Arabia Saudita, mientras que al Qaeda prospera en el resto de la nación. Los sauditas, predeciblemente, acusan a Irán de armar a los Houthis, mientras que los iraníes niegan las acusaciones.

¿Por qué ahora?

¿Pero por qué estos problemas explotaron hasta este momento? De acuerdo con algunos reportes, Arabia Saudita estaba molesta por un acuerdo de rescate que Qatar llevó a cabo en abril, para asegurar la liberación de más de 30 ciudadanos que estaban retenidos en Irak. Los términos del acuerdo no se conocen, pero tanto grupos yihadistas como iraníes en Siria se reportan como beneficiados por ello. El primer ministro de Irak, Haider al-Abadi dijo que maletas con millones de dólares fueron tomadas de un jet privado de Qatar en Bagdad, mientras que el ministro de exteriores de Qatar insiste en que su gobierno "no tuvo nada que ver con grupos armados afuera de la autoridad del estado Iraquí". Los sauditas no lo creyeron.

A eso se suma el infame ataque a la agencia noticiosa de Qatar el 23 de mayo, y la filtración del reporte que citaba al Emir diciendo: "No existe sabiduría al albergar hostilidades hacia Irán". Los medios de Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos exprimieron el reprote. Pero parte de las respuestas se pueden encontrar en Washington.

Los sauditas no confiaban en la administración de Obama, especialmente luego de que desechó su buena voluntad hacia su aliado Mubarak en Egipto (2011) y llevó a cabo un acuerdo nuclear con Irán en 2015.

Lee: Qatar Airways suspende sus vuelos

Existía una percepción de que Estados Unidos se movía hacia la independencia energética y que no le podía importar menos lo que pasara en el Golfo. La generación más joven de tomadores de decisiones de Arabia Saudita propusieron una política exterior más asertiva que pusiera en su lugar a Qatar. Para algunos analistas, la reciente visita de Trump a Arabia Saudita no sólo empoderó a la nación contra Irán y Qatar. "La bienvenida que dio a la facción más dura del reino mandó una señal a Teherán de que sin importar sus políticas, los Estados Unidos no serían responsables de los cambios en Irán", tales como la reelección del presidente Hassan Rouhani, dice Dina Esfandiary y Ariane M. Tabatabai de la revista Foreign Affairs.

En Riad, Trump dijo en una reunión con jefes de estado árabes que Irán era el culpable de la inestabilidad en la región, al proveer de "un puerto seguro, respaldo financiero y armas para reclutar" para los grupos terroristas. Lo que nos lleva al ataque en Teherán. Para ISIS, quien tomó responsabilidad a través de un comunicado y un video, es un golpe simbólico al corazón del "Safavid" (un término despectivo para los iraníes). Por su parte, el cuerpo de guardias revolucionario de Irán, el ataque fue "llevado a cabo después del encuentro entre el presidente de Estados Unidos y las cabezas de uno de los estados regionales más reaccionarios que siempre ha apoyado a los terroristas tafkiri", es decir, Arabia Saudita. Así que un poco más de gasolina se ha agregado al fuego.

Ahora ve
Maduro obliga a gobernadores electos a subordinarse a la Asamblea Constituyente
No te pierdas
×