La reunión entre Trump y Peña desata 'agarrón' entre legisladores

La oposición cuestionó la decisión del presiente Enrique Peña Nieto de invitar y recibir sin reclamos al candidato republicano a la Presidencia de Estados Unidos.
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

Los reclamos por la reunión del presidente Enrique Peña Nieto y el candidato republicano a la Presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, estuvieron presentes la tarde de este jueves en la apertura de sesiones el periodo ordinario del Congreso de la Unión y provocó un “agarrón” entre legisladores de oposición y del bloque PRI-PVEM.

Durante los posicionamientos de los grupos parlamentarios ante la entrega de Cuarto Informe de la administración de Peña Nieto, diputados y senadores aprovecharon para repudiar al candidato estadunidense y cuestionar la decisión del gobierno federal de invitarlo al país, luego de los agravios de Trump a los mexicanos y en pleno proceso electoral en el país vecino.

“No puedo empezar mi intervención sin hacer una pregunta: ¿qué hace el presidente de la República invitando y recibiendo a un candidato presidencial estadunidense, en pleno proceso electoral americano?, externó el diputado independiente, Manuel Clouthier, con el que arrancó gritos y aplausos de aceptación.

A esta referencia se sumaron prácticamente todos los legisladores de oposición, encendiendo los ánimos en el salón de sesiones.

“A la cadena en desaciertos políticos (del gobierno federal) también se suma la falta de prudencia en política y una conducción inexperta en política exterior. Hoy cabe recordar la frase célebre del presidente Benito Juárez ‘entre los individuos como entre las naciones el respeto al derecho ajeno es la paz’, y esto aplica derivado de la visita que realizó ayer el candidato a presidente de los Estados Unidos.

"¿Cómo es que el presidente Peña prácticamente se metió de comodín en la elección de otro país?”, cuestionó la coordinadora de los diputados de Morena, Rocío Nahle.

Durante su intervención, diputados de Morena desplegaron un manta con la leyenda “Fuera Trump de México” mientras otros legisladores desplegaron una más con el cuestionamiento "¿Y la dignidad… EPN?".

Lee: En 'boca' de todo el mundo: el encuentro Trump y Peña en la prensa internacional


En la intervención del diputado del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) Jesús Sesma —quien argumentaba los avances y logros del gobierno federal—, los diputados de Morena se ubicaron frente a la tribuna con gritos de "¡Palero¡, ¡Palero!", mientras los priistas trataban de acallar las voces con gritos de "¡Peña , Peña, Peña!".

Por unos minutos, el calor de los reclamos subió de tono y legisladores oficialistas intentaron arrebatar la manta a unas diputadas de oposición que decía “Un Muro contra el racismo y la intolerancia”, lo que generó empujones entre los parlamentarios, que finalmente lograron sacar el cartel de la zona de la Tribuna.

El senador Fernando Mayans, en representación del PRD, dijo que es imperativo defender la soberanía nacional y la dignidad del pueblo de México.

“Los mexicanos decimos no a Trump y a sus estupideces. Por ningún motivo permitiremos intrusos que violenten estos principios ni traidores mediocres que se envuelven en la bandera nacional. La Patria se defiende no se vende”, arengó.

Recomendamos: ¿Quién paga el muro? No hablamos de eso: Trump; dije que México no pagará: Peña

Minutos antes, Clemente Castañeda, coordinador de Movimiento Ciudadano, llamó a los legisladores a trabajar y a asumir con responsabilidad una postura ante las manifestaciones y agravios del candidato republicano y definir “¿qué papel jugará este Congreso de la Unión frente a un Poder Ejecutivo que se ha extraviado, que ha evidenciado su falta de autoridad y sus crisis de liderazgo?”.

“El presidente de la República nos recetó las 36 horas más indignantes del país, con el candidato republicano a la Presidencia de Estados Unidos, que ha propagado un discurso de odio en contra de los mexicanos el gobierno federal demostró que o le tiene miedo al ridículo, con su gravísima falta de argumentos, insultó e indignó a los mexicanos. Lo grave es que en esta confusión, en esta ingenuidad, esta falta de inteligencia, exhibieron no solo a su gobierno sino a todo el país”, expresó Castañeda.

Por su parte, la diputada de Nueva Alianza Karina Sánchez Ruiz, dijo confiar que el discurso de racismo, xenofobia y misoginia no ganará en ninguna democracia occidental.

“Si revisamos el panorama internacional podemos observar similitudes entre el electorado que lo
gró la aprobación del Brexit con el que sigue a uno de los candidatos presidenciales en Estados Unidos; baja escolaridad, de edad avanzada, conservadores y de zonas de la periferia. El discurso de injurias racismo xenofobia y misoginia no ganaría en ninguna democracia occidental y esperamos que no lo haga en Estados Unidos, pase lo que pase Nueva Alianza y este Congreso debemos estar de lado de los trabajadores migratorios”, expresó.

En tanto, el senador panista Fernando Herrera, quien dio la postura del blanquiazul, también reclamó al presidente mexicano que le haya abierto las puertas al candidato republicano y el trato que le dio.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

“No fue vertical ni honrosa la posición oficial del Ejecutivo con relación de un candidato norteamericano que insulta y difama una y otra vez a los mexicanos, peor aún en lugar de exigirle que pida perdón a los mexicanos, lo metió a Los Pinos, le estrechó la mano y le tendió la mesa, México quedó humillado y ofendido, se traicionó el sentir nacional”, afirmó.

Dijo que con la visita el gobierno demostró “una gran carencia en política internacional”, pues no es asunto de los mexicanos decidir al sucesor de Obama, pero sí es asunto del jefe de Estado defender a México.

Recomendamos: Peña y Trump se pelean en Twitter por el pago de la construcción del muro

Ahora ve
Estados Unidos designa a Corea del Norte ‘patrocinador del terrorismo’
No te pierdas
×