Defensa, ataques y adjetivos: Lo que Javier Duarte dijo en Guatemala

El exgobernador de Veracruz se defendió de las acusaciones de corrupción durante su audiencia en el proceso de extradición, mismo que consideró 'una pérdida de tiempo'.
Entre sonrisas, Javier Duarte aceptó ser extraditado a México
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

Defensa jurídica, ataques políticos y muchos adjetivos. El exgobernador de Veracruz Javier Duarte, quien encara en Guatemala un proceso de extradición a México para enfrentar acusaciones de corruprción, se defendió durante la audiencia celebrada este martes en dicho país.

Cerca de 45 minutos después de que inició la audiencia, y luego de que el juez Saúl Martínez le permitió hacer uso de la palabra, Duarte —abogado de formación— dio argumentos por los que se considera inocente de los cargos expuestos, y se dio tiempo para descalificar la administración del actual gobernador panista, Miguel Ángel Yunes, y de las acusaciones que le imputan al llamarlo "gobierno fallido"

Cronología: Duarte fraguó red de corrupción al inicio de su sexenio

A continuación te presentamos la declaración completa del político recientemente expulsado del PRI:

“Por considerar estas acusaciones infundadas, ligeras, vagas e imprecisas, quiero referir que el Gobierno de Veracruz, la actual administración, me acusa y hace uso de recursos, incluso vino hasta acá el fiscal del Estado gastando recursos del erario público, por dos acusaciones que son verdaderamente irrisorias, una siendo yo ya exfuncionario público, acusarme de incumplimiento de un deber y tráfico de influencias cuando ya no era servidor público por usar un helicóptero y ni siquiera usar… de Xalapa a Coatzacoalcos, lo cual también se me hace verdaderamente irrisorio, el tiempo de este tribunal y de todo el sistema penal guatemalteco.

“Y la otra, acusarme no por los miles de millones de pesos que se han llenado la boca diciendo en la prensa y los medios de comunicación, sino acusándome de depositar 220 millones de pesos de una cuenta del gobierno del estado a otra cuenta del gobierno del estado; es decir, no hay una extracción del dinero público. Aparte de que esa transferencia está fundada en oficios donde no participé, no firmé, el gobernador del estado no tiene esa competencia, para eso existen los secretarios de cada una de las dependencias que, como la Ley Orgánica del Poder Ejecutivo del estado establece, son responsables de cada una de sus actuaciones en sus secretarías, así que no tiene que ver con la actuación del jefe del Ejecutivo del Estado.

“Por lo cual, por verdaderamente considerarlas irrisorias y una falta de respeto a las autoridades aquí presentes y en una circunstancia que hace que perdamos el tiempo aquí, he determinado allanarme para enfrentar lo más pronto posible la justicia ante las autoridades judiciales de mi país. En términos coloquiales, acepto la extradición que el gobierno de la administración actual, gobierno fallido por cierto, está haciéndome en torno a este caso”, dijo.

Los señalamientos de Duarte se refieren a los dichos de Yunes —realizados desde antes de asumir la gubernatura, y quien incluso prometió en campaña llevarlo a la cárcel—, así como investigaciones periodísticas que refieren un sinfín de desvíos de dinero del erario supuestamente cometidos durante su gestión (2010-2016).

El exgobernador y los funcionarios de su gobierno son investigados por la Procuraduría General de la República (PGR) por la realización de operaciones con recursos de procedencia Ilícita y delincuencia organizada, además de enfrenta acusaciones por irregularidades detectadas en las cuentas públicas del estado, desvío de recursos, la falta de entrega do los mismos a diversas dependencias y organismos e instituciones, entre ellas la Universidad Veracruzana (UV), y hasta de lucrar con adquisiciones de medicamentos para niños.

Este martes, fueron presentadas ante la justicia guatemalteca nuevas acusaciones de peculado, tráfico de influencias, abuso de autoridad, coalición e incumplimiento del deber legal que le imputa la Fiscalía de Veracruz.

Recomendamos: Amigos, exfuncionarios y diputados tejen la red de Javier Duarte

El gobierno de Duarte suma en el fuero federal al menos 52 denuncias de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), 32 del Servicio de Administración Tributaria (SAT) y dos de la UV, pero el expriista no ha sido sentenciado en ninguno de ellos. Los montos que contemplan estos expedientes —cuya malversación no ha sido determinada por las autoridades judiciales mexicanas— alcanzan más de 45,000 millones de pesos.

La historia de Javier Duarte y los motivos de su detención

Durante la audiencia de este proceso de extradición celebrada en abril, la Fiscalía había informado sobre el expediente que acusa a Duarte de ordenar a sus colaboradores desviar recursos del estado y federales para la compra de inmuebles de lujo, terrenos y hasta una lancha, cuando apenas llevaba un mes como gobernador.

Lee: ¿Quiénes son los abogados de los exgobernadores acusados de corrupción?

Duarte no se intimida ante tantas acusaciones, a las que tilda de "campaña mediática".

"Acusar es fácil, ahora les llegó el momento de probar sus acusaciones. Nos vemos en México", indicó su defensa legal en un comunicado difundido tras la audiencia, en el que confía en que los señalamientos "caerán como un castillo de naipes, por su propio peso".

El exgobernado acusa que su sucesor en el cargo "quiere llevar la política a la arena jurídica", y revira al responsabilizar a Yunes de "acciones de enriquecimiento descarado".

"¡Pobre Yunes! Querer vivir de una acusación infundada y con ello distraer a los veracruzanos de su catastrófica y fallida gestión (...) El destino lo alcanzará para que sean castigados (sus delitos)", afirma el boletín.

Javier Duarte solicitó licencia al cargo de gobernador el pasado 12 de octubre, según dijo entonces para enfrentar las acusaciones en su contra; sin embargo, se dio a la fuga hasta su aprehensión el 15 de abril.

Lee: Así escapó de Veracruz Javier Duarte

Ahora ve
La Ciudad de México recibirá la visita de Godzilla
No te pierdas
×