OPINIÓN: El cambio, el mensaje que le dio el triunfo a Trump

Los votantes de Trump se han sentido dejados de lado y excluidos, por inmigrantes, políticos y minorías (gays, afroamericanos, entre otros) que son los actores de esta nueva sociedad diversa.
¿Cómo los conquistó?  “Yo les devolveré el país que han perdido” y “Yo les devolveré los empleos que han perdido” fueron algunos de los mensajes durante la campaña del republicano Donald Trump.  (Foto: AFP/Archivo)
Por: ROBERTO IZURIETA

Nota del editor: Roberto Izurieta es analista político y profesor de la Universidad George Washington. Fue director de comunicación del presidente de Ecuador Jamil Mahuad del partido Democracia Popular entre 1998 y 2000; además, fue asesor de los presidentes Alejandro Toledo en Perú, Álvaro Colom en Guatemala y Horacio Cartes en Paraguay y participó en la campaña de Enrique Peña Nieto en México. Es colaborador político de CNN en Español. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(CNN Español) – Al igual que el brexit, la variable que más define el resultado final de la elección de los Estados Unidos es la división entre los ciudadanos del campo (y/o pequeñas ciudades) y las grandes ciudades.

Es entendible, los ciudadanos de los pueblos pequeños y del campo en Inglaterra, Estados Unidos y muchos otros países, se han sentido dejados de lado. Han sido relegados del progreso, de la educación, de la salud, con carencias de infraestructura y sobre todo del empleo. Son ahora más pobres, con menos educación, menos oportunidades y menos ingresos.

En el reporte de ingresos de los últimos años en los Estados Unidos de la Oficina del Censo, todos los segmentos electorales han visto mejorar sus ingresos: latinos, mujeres, hombres, jóvenes (aunque muy poco) pero los hombres blancos que no viven en ciudades grandes son el único segmento de la población que no ha visto mejorar su ingreso sino que por el contrario ha disminuido. ¿Y cuál fue el segmento electoral que le da el triunfo a Donald Trump? Fue ese segmento de ciudadanos.

ESPECIAL. 2016, EU elige nuevo presidente

A diferencia de lo que muchos piensan sobre que Donald Trump todo lo que hacia era planificado y le producía grandes efectos, yo pienso que él era y es su peor enemigo.

Cuando Trump era él mismo, sobre todo en los tres debates, bajó en las encuestas. Cuando se escuchó el video sobre su trato con las mujeres, también bajó en las encuestas. Pero cuando apareció la declaración del director del FBI sobre los emails de Hillary Clinton, cambia el relato y la atención pasa de Trump a Clinton (que al igual que él, tenía negativos muy altos, de más del 60%, según sondeos).

OPINIÓN: ¿Por qué tantos estadounidenses odian a Hillary Clinton?

Personalmente venía alertando en mis entrevistas de CNN que temía que las encuestadoras de Estados Unidos no estaban tratando con el problema del voto oculto. Nunca habían tenido que hacerlo anteriormente, como es más frecuente en América Latina.

Al estar Donald Trump, este era un nuevo fenómeno de la técnica de encuestas, cuya metodología permitiría corregir esta desviación, que generalmente está en alrededor del 5% (dependiendo de la sociedad y las características de los candidatos en la contienda. En esta, los dos candidatos tenían negativos muy altos y Trump hacía que muchos sintieran vergüenza votar por él).

OPINIÓN: Lo único que sabemos es que Trump está en tierra desconocida

Los votantes de Trump se han sentido dejados de lado y excluidos, por inmigrantes, políticos y minorías (gays, afroamericanos, entre otros) que son los grandes actores de esta nueva sociedad diversa. Por eso vino el miedo. El miedo que han perdido esa sociedad homogénea de la que eran los dueños, líderes, prósperos, relevantes y mayoritarios.

Hoy también esos pueblos tienen inmigrantes (documentados o no), frente a quienes ellos sienten que tienen incluso menos derechos. Además culpan a los ecologistas por el cierre de minas de carbón en Ohio y otros estados.

OPINIÓN: Trump rompió todas las reglas

A eso se suma el desarrollo de los medios de comunicación e internet, que acerca los problemas del mundo y el estilo de vida de las grandes ciudades con su prosperidad y diversidad. Eso les asusta mucho en Inglaterra o Estados Unidos, y quieren que un líder les devuelva el país que temen haber perdido.

¿Y cómo los conquistó? Por supuesto con demagogia: “Yo les devolveré el país que han perdido”, “Yo les devolveré los empleos que han perdido”. Empleos en las fábricas y minas que han cerrado. “Y construiré un muro para que no vengan más inmigrantes y a los que están aquí, los voy a controlar”. Donald Trump conectó emocionalmente con ellos y representó su frustración, su complejo y hasta sus iras.

¿Por qué ganó Donald Trump y perdió Hillary Clinton la elección en EU?

Trump se enfrentó a todos aquellos que esos votantes sienten que los miran con condescendencia, y los han excluido: los magnates del mercado financiero (que esos votantes sientes que les robaron su progreso y su dinero), los arrogantes (por alcurnia, dinero o intelecto).

Porque irónicamente, si bien Donald Trump es un hombre muy rico (así parece), no es parte del mundo económico que ellos recienten. Por el contrario, lo han marginado a pesar de ser blanco y rico porque no tiene la clase y la sofisticación que demanda pertenecer a ese grupo de poder (sobre todo en la ciudad de Nueva York).

Y luego viene la joya de la corona: el ‘establishment político’. Hillary Clinton personificaba a lo político y los políticos. Su experiencia, que era su gran activo, se convirtió en su debilidad. En esta elección, los votantes dijeron desde el inicio no a los Clintons y los Bush que habían dominado la escena política por 30 años. La verdadera revolución de esta elección se da en términos electorales pero no en términos de la estructura en sí de poder.

OPINIÓN: Trump ya es presidente de EU. Y ahora, ¿qué?

Para que un líder populista y antisistema prevalezca al igual que lo hizo Hugo Chávez, otros deben cambiar esa estructura política (o pactar con ella). Si Donald Trump es inteligente, pactará con ella porque no les puede quitar el poder y no puede llamar a elecciones anticipadas del Congreso y Senado (como lo hicieron Chávez, Correa y Morales) para verdaderamente cambiar la estructura de poder político.

Pero además (y de nuevo a diferencia de estos), Estados Unidos no vive el apogeo económico que vivieron muchos de los países de América Latina gracias a los increíbles recursos económicos por la subida de los precios de las materias primas. Por eso, pienso que Donald Trump pactará y gobernará con ellos. A no ser que no pueda demostrar la misma habilidad que demostró en la campaña. De ser así, su historia política será muy corta y sin mayor huella.

OPINIÓN: Trump presidente, sorpresa y desencanto

Luego viene la táctica. Al mismo tiempo que apareció la declaración del FBI, quizás golpeado por su enorme caída en las encuestas, Donald Trump acepta el consejo de sus asesores y comienza nuevamente a hablar con discursos escritos: y su discurso estaba centrado en el mensaje central y efectivo. Recomiendo ver el último spot de TV: “Donald Trump’s Argument For America” que es además el texto de uno de sus mensajes de los últimos días. Está totalmente enfocado en dicho mensaje que le da el triunfo: el cambio.

El cambio era recuperar el país para aquellos ciudadanos blancos del campo y las pequeñas ciudades, marginados del progreso económico y social por los inmigrantes, el statu quo, los ricos formales y sobre todo los políticos.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Ahora ve
Este país identifica a cada ciudadano en las calles en apenas segundos
No te pierdas
×