OPINIÓN: Los planes económicos de Trump podrían dividir al Partido Republicano

Si bien Trump ganó la presidencia para los republicanos, muchos conservadores permanecen profundamente inciertos sobre el carácter y propuestas del presidente electo.
¿Lograrán acuerdos?  El vocero de los republicanos, Paul Ryan, se mostró dudoso de apoyar la candidatura de Trump durante la campaña y el presidente electo lo criticó públicamente en varias ocasiones.  (Foto: Cortesía)
Por: TOM ROGAN

Nota del editor: Tom Rogan es un columnista de política exterior para el National Review, columnista de políticas nacionales para Opportunity Lives, expanelista de "The McLaughlin Group” y miembro señor del Instituto Steamboat. Síguelo en Twitter @TomRtweets.

(CNN) – Normalmente asociarías a los republicanos con bajos gastos, pero no cuando se trata del siguiente presidente de los Estados Unidos.

ESPECIAL. 2016, EU elige a su presidente

Donald Trump tiene grandes ambiciones de gastos. Él quiere gastar 500,000 millones de dólares (mdd) en actualizar la infraestructura de la nación. Junto con una reducción mayor en los impuestos, Trump también busca aumentar ampliamente la inversión en la defensa. Eso no es todo. El presidente electo también ha prometido reformar el sistema de seguridad social estadounidense (las pensiones y el apoyo a los ingresos) y Medicare (cuidados de salud para la tercera edad).

Eso es algo importante.

Como regularmente afirma la Oficina de Presupuestos del Congreso (no partidista), los derechos son el motor fundamental de la deuda nacional. Y mientras Trump dice que él recortará los gastos en otras áreas, estos ahorros podrían ser gotas en el océano de los derechos. Incluso los expertos conservadores creen que el plan actual de Trump añadiría de 4,000 a 5,000 mdd a la deuda.

Lee: Trump renegociará el TLCAN desde el Día 1 en la Casa Blanca

Esto preocupa a muchos de los republicanos en el Congreso. Quizás no más que al vocero de los Republicanos, Paul Ryan. La principal prioridad de Ryan es reducir el gasto en estos derechos. Como muchos conservadores (yo incluido), Ryan cree que reformar estas prestaciones es clave para el futuro de la nación. Sin esta reforma, los estadounidenses más jóvenes se enfrentan a un futuro amargo de impuestos a la alza y tasas de interés, junto con un declive en los beneficios.

A pesar de ello, Trump será el presidente. Y a menos que se invalide su veto presidencial, solo él puede convertir las propuestas en leyes. Así que, debemos preguntarnos, ¿Trump y Ryan serán capaces de llegar a acuerdos? La historia reciente nos indica que debemos ser cautelosos.

OPINIÓN: Trump y el partido republicano, ante una oportunidad de oro

De entrada, Trump y Ryan no parecen tenerse mucho aprecio. El vocero se mostró notablemente dudoso de apoyar la candidatura de Trump durante la campaña y el presidente electo criticó públicamente a Ryan en varias ocasiones. Pero eso no es todo. En la búsqueda por expandir el apoyo republicano en las ciudades internas y en otros demográficos, Ryan probablemente buscará balancear los impulsos más populistas de Trump.

Pero si, por ejemplo, Ryan se enfrenta a Trump en un tema como la reforma inmigratoria o el proteccionismo mercantil, podría generar una guerra civil del Partido Republicano mucho más amplia.

Después de todo, Trump podrá ser el rey republicano, pero no es el oráculo republicano.

Si bien Trump ganó la presidencia para los republicanos, muchos conservadores permanecen profundamente inciertos sobre el carácter y propuestas del presidente electo. Incluso los asesores más cercanos a Trump están conscientes de que Ryan no puede ser depurado sin consecuencias. El nombramiento de Reince Priebus, un aliado cercano a Ryan y jefe de su personal, demuestra esa realidad.

OPINIÓN: En su primera prueba, Trump comete un gran error

Pero esto no es solo sobre Ryan. Es sobre la identidad republicana en general. Y Ryan no está solo. El líder republicano del senado, Mitch McConnell también tiene sus reservas sobre Trump. Además, tanto Ryan y McConnell lideran a los senadores y representantes que se enfrentan a las elecciones en 2018. Y si bien Trump ganó al asegurar muchos votos de los demócratas en estados como Pensilvania, las elecciones al Congreso no son elecciones presidenciales. Los votantes primarios republicanos probablemente no elijan a los candidatos al Congreso que consideren gastan de más. La pregunta obvia es, entonces, ¿qué sucederá el próximo año?

Creo que existen dos posibilidades básicas:

  1. Trump y los republicanos en el Congreso pueden llegar a un acuerdo. Trump ama llegar a acuerdos así que, quién sabe. Consideremos la posibilidad de que los republicanos del estilo de Ryan apoye los planes de Trump a cambio de una reforma de los derechos.
  2. Alternativamente, Trump podría negarse a negociar y depender en su lugar de los votos del Partido Demócrata para convertir sus planes de gastos en leyes. Y si esto sucede, el Partido Republicano se acerca a un cisma. Recuerden mis palabras: muchos republicanos están ofreciendo el beneficio de la duda a Trump, pero si creen que sus ideales de gobierno están siendo sacrificados, se alejarán de él. Y esto habla de algo mucho más amplio.

Finalmente, el Partido Republicano podría verse fuerte en papel, pero bajo la superficie está irritado con tensión. Las divisiones en el conservadurismo contemporáneo fueron notorias durante las primarias (Pat Buchanan y yo lo encapsulamos en “The McLaughlin Group”).

OPINIÓN: Trump rompió todas las reglas

Por el momento, el optimismo de la victoria sorpresa mantiene a flote al Partido Republicano. Pero cuando Trump asuma la presidencia el 20 de enero y las políticas estén sobre la mesa, todo eso va a cambiar. Y si ningún lado cede, su partido podría dividirse en un campo Trump-populista y un campo tradicionalista-conservador.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Los demócratas que están de luto ahora pronto podrían tener motivos para sonreír.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Ahora ve
Tesla desvela su prototipo de tráiler eléctrico con conducción autónoma
No te pierdas
×