OPINIÓN: Que se abra el Golfo, por fin la reforma petrolera 'toca fondo'

Después de 3 licitaciones poco relevantes, lo que vivió México en la ronda 1.4 fue la manifestación más profunda del cambio de modelo de la industria de los hidrocarburos.
¿Cuál será el panorama de Pemex con las nuevas asociaciones extranjeras?
MIRIAM GRUNSTEIN

Nota del editor: Miriam Grunstein es académica asociada al Centro México de Rice University, coordinadora del programa de Capacitación al Gobierno Federal en materia de Hidrocarburos que imparte la Univresidad de Texas en Austin y socia fundadora de Brilliant Energy Consulting.

(Expansión) – Las fiestas judías y cristianas se acercan y por ellas se antoja hacer algunas referencias a los textos sagrados.

Así como alguna vez se abrió el Mar Rojo para dar paso a los hebreos que se liberaban de la tiranía egipcia, así podemos imaginar a México por fin librado de la exclusividad estatal.

Moisés le dijo a Ramsés segundo “deja a mi pueblo salir". La Constitución, que antes encadenaba a México a Pemex, ahora ordena “Déjalas entrar". Y las empresas petroleras, desde la primera licitación de la Ronda Uno, en la que tan solo se adjudicaron dos contratos petroleros al mismo consorcio de empresas (Sierra, Premiere y Talos) han ido entrando, primero a cuenta gotas, y el lunes pasado, a chorros.

OPINIÓN: Ronda 1.4, razonablemente exitosa

Después de 3 licitaciones poco relevantes, lo que vivió México al iniciar la semana fue la manifestación más profunda del cambio de modelo de la industria de los hidrocarburos.

En este sentido 'tocar fondo' no denota que todo está perdido, sino que por fin vemos el génesis de una inmigración de varias empresas grandes. Unas llegaron a México desde Australia, China, Holanda, Francia, Malasia y otras vinieron a pie, desde Estados Unidos. De las mexicanas, entraron la más vieja (Pemex) y una de las infantes (Sierra).

El éxito de la licitación podría parecer un milagro, pues el Contrato Licencia deja mucho que desear. Éste sufre de un intervencionismo excesivo del gobierno en las operaciones de las empresas. Si son empresas grandes y serias, poco necesitan al gobierno (y menos a uno poco experimentado) que las aconseje y menos que les ordene qué hacer y cómo.

Lee: Ronda 1.4 sumará 900,000 barriles por día a la producción

También hay una funesta cláusula de “rescisión administrativa” que le da a la Comisión Nacional de Hidrocarburos la facultad de dar por terminada la relación contractual, si ésta llegara a determinar que la empresa o el consorcio están en falta “grave”, como dañar el medio ambiente, reportar falsamente a las autoridades, accidentes con derrames y fatalidades y otros supuestos más.

Por su redacción tan general en la ley, que fue afinándose en los contratos, muchos hubiéramos pensado que las empresas, en particular en un ambiente de precios bajos, no se arriesgarían a un acto potencialmente arbitrario, que podría costarles litigios largos y costosos y en el peor de los casos el abandono de inversiones de miles de millones de dólares más el pago de daños y perjuicios.

Pero no fue así. Llegaron y se llevaron 8 de los 10 contratos y ofrecieron mucho más de las regalías requeridas por la Secretaría de Hacienda, en la gran mayoría de los casos. Ya en la primera área contractual hubo clamor cuando la empresa China Offshore Oil Corporation (CNOOC) se la arrebató a Pemex Exploración y Producción al ofrecer 17.1 % cuando éste último ya había superado las expectativas de Hacienda, que pedía tan solo 3.1%, al poner en la mesa un poco más del doble, es decir el 6.85%.

Recomendamos: La Ronda en aguas profundas dejará hasta 41,000 mdd

Para la segunda área, la novedad fue la entrada de Exxon y Total, en consorcio, ofreciendo una regalía mucho más modesta que la ofrecida por CNOOC. Sin menosprecio a la empresa francesa, apantalla la aparición del Tigre de Bengala en nuestro Golfo Profundo.

Es digno de mencionar que Exxon es una empresa demandante, de tal forma que junto con Total entraron por la puerta grande con una de “tan solo” el 5%.

Otro caso interesante lo presenta el consorcio formado por Chevron, Pemex e Inpex, la cual es la empresa más grande de exploración y producción del Japón. Que Chevron se haya unido a Pemex en más de una propuesta es muy interesante.

Recomendamos: ¿Quién es BHP Billiton, el primer socio de Pemex?

¿Qué podrá tener Pemex para atraer a Chevron? Se podría decir que, habida cuenta de los aprietos financieros de la primera, por su récord lastimoso de seguridad industrial de los últimos años, y por su conducta notablemente errática en cuanto a su gestión, Chevron, por gusto, eligió bailar con la más fea.

Sin embargo, la elección de una empresa tan madura como Chevron debe obedecer a criterios de conveniencia y racionalidad. Uno podría imaginar que Pemex podría ser su brújula para entender las reglas del juego, las formales y las informales; también podría ser un buen escudo de agresiones políticas.

Además, Chevron convive bien con empresas de regímenes de muchas clases. Digamos que, si Exxon es fuerte y tiene que hacer valer su voluntad, Chevron es más afable y estratégica. Sin duda, la sorpresa más grande fue casi hasta el final, cuando Murphy, Ophir, PC Carigali y Sierra ofrecieron una regalía adicional del 26.91% que rebasó los exiguas “exigencias” de Hacienda de una regalía del 1.9%. ¡Vaya chapuzón! Ojalá les alcance el oxígeno a estas empresas.

Lee: La Ronda 1.4 logra atraer a las grandes petroleras

Dicho todo esto, ¿por qué vinieron y muchas decidieron quedarse, con un contrato algo repelente y precios bajos? Alguna vez oí decir a un petrolero que las empresas no invierten en un área sino en un país, y México es un país interesante para muchas de ellas.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Digamos que este fue su boleto de entrada a la exploración, no solo de su área petrolera, sino de México. Y también debe decirse que estos son contratos de muy largo plazo, con una duración de 35 años, prorrogables y que el contrato no los apremia ni a invertir en demasía ni a producir para mañana. Digamos que este boleto es para un viaje en un barco lento a China, como dice la canción legendaria.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Ahora ve
Algunas empresas 'hicieron su agosto' por el eclipse, pero también hay pérdidas
No te pierdas
×