OPINIÓN: ¿El documento del exagente Christopher Steele es falso?

En vista de las implicaciones graves para EU (si se demostrara la colusión entre una campaña presidencial y el Kremlin), no se puede tomar a la ligera el documento del exagente de inteligencia.
“Es una desgracia que esa información sea pública, es totalmente falso”: Trump
NICK DOWLING

Nota del editor: Nick Dowling ha sido cliente, productor de inteligencia y creador de políticas para los servicios de inteligencia estadounidenses desde hace más de 20 años. Fue director de personal de Asuntos Europeos del Consejo Nacional de Seguridad de Estados Unidos en la Casa Blanca durante la presidencia de Clinton. Trabajó muy de cerca con exagentes del servicio británico MI6 en labores de recopilación de inteligencia privada. Actualmente es presidente y director ejecutivo de IDS International, empresa que da servicios de capacitación, logística y seguridad cibernética al gobierno estadounidense. Las opiniones expresadas en esta columna son exclusivas del autor.

(CNN) — Donald Trump dijo que el expediente de Christopher Steele es "una noticia falsa" y "cosas inventadas", pero ¿será verdad?

John McCain, senador republicano por Arizona y presidente de la Comisión de Servicios Armados del Senado estadounidense, envió a un empleado de su confianza a Londres para conseguir una copia y entregarla al FBI para que la investigue, según el diario británico The Independent.

OPINIÓN: Chris Steele, el exespía detrás de los memorandos sobre la infiltración rusa

Los servicios de inteligencia de Estados Unidos no han determinado nada, pero consideraron que los documentos son lo suficientemente creíbles como para profundizar en las investigaciones e incluyeron un resumen del expediente en los informes para el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y para el presidente electo Trump.

Vale la pena señalar que estos líderes son profesionales de carrera y que entre ellos están James Comey, el director del FBI, y Mike Rogers, director de la NSA, quienes carecen de incentivos para pelearse con su próximo jefe.

El autor del informe es Chris Steele, exagente de los servicios británicos de inteligencia y experto en Rusia. Es un profesional muy estimado y respetado, famoso por su integridad y su profesionalismo. No es la clase de persona que se sacaría cosas de la manga.

OPINIÓN: El borrón y cuenta nueva de Trump con Rusia podría funcionar

El Independent informó que Steele siguió recabando información después de las elecciones en Estados Unidos porque reconoció la gravedad de las acusaciones. Se sintió tan amenazado que cuando el Wall Street Journal y otros medios de comunicación dieron a conocer su nombre y el contenido del expediente desapareció… cosa que no tendría que hacer si no fuera información auténtica, de fuentes auténticas.

Pero ¿qué hay del expediente en sí, parece creíble? ¿Por qué los medios no han podido verificar su contenido?

¿Cómo sucedió el ‘ciberataque’ ruso a Estados Unidos?

Estas son algunas observaciones de un productor y consumidor de información de inteligencia experimentado:

El expediente que el sitio web BuzzFeed dio a conocer no es un solo documento, sino una colección de 17 informes de inteligencia privada que se entregaron al cliente entre junio y diciembre de 2106. El formato, el tono, el tratamiento de las fuentes y gran parte de la sustancia del informe indica que es muy probable que el expediente sea una colección editada de informes de terceros y no la obra de un solo autor, factor que había que tomar en cuenta al considerar las inconsistencias ortográficas o de hechos.

OPINIÓN: Trump contra los espías, ¿se avecinan fricciones?

Gran parte del expediente y casi todo el material polémico se obtuvo de fuentes humanas, a las que a menudo se identifica con su función ("el socio de Sechin") y a veces con un nombre clave ("fuente E"). Cuando se trata de inteligencia humana, uno de los principales desafíos es verificar y validar a las fuentes.

La credibilidad y la confiabilidad de las fuentes varían según la persona, el tema o el momento. No se puede hacer ninguna evaluación del expediente si no se cuenta con la información correspondiente sobre la credibilidad y la confiabilidad de la fuente, información que los medios no tendrían. Si se mencionara el nombre de las fuentes o de alguna persona en los documentos, el gobierno estadounidense estaría en condiciones de investigar más.

En este aspecto, los informes contienen mucho material para respaldar una investigación de parte de los servicios de inteligencia. El contenido indica que se conoce profundamente la política rusa, sus personajes y su estrategia.

OPINIÓN: ¿Por qué es tan difícil demostrar de dónde surgió un ciberataque?

El hecho es que se trata de una colección de informes breves, escritos a lo largo de cierto tiempo con información de varias fuentes y de varios autores, lo que indica que hay riesgos de que haya errores, inconsistencias o exageraciones, a pesar de la reputación y del esfuerzo de Steele. Si se encontraran errores de ese tipo o si se invalidara alguna sección específica del informe, no debería invalidarse el resto (aunque los partidarios de Trump intentarán hacer justo eso).

Existen algunas razones para dudar. El nivel alto de algunas de las fuentes a las que se menciona es, en muchos casos, extraordinario. Las fuentes a ese nivel son difíciles de encontrar y están bien protegidas; es sorprendente que puedan haberlas presionado para que aportaran algo a este tipo de informe.

También parece que en porciones considerables del informe faltan las salvedades y la precaución que uno esperaría encontrar en un informe de inteligencia. Esto podría deberse a que el propósito del documento es servir como material de investigación para la oposición política y no como un trabajo formal de inteligencia, así que Steele habría tenido menos razones para aplicar el lenguaje de incertidumbre característico de las evaluaciones estándar de inteligencia.

Obama anuncia sanciones contra Rusia tras intervención en las elecciones

El análisis nos deja dos lecciones significativas:

1) Hay razones considerables para dar credibilidad al informe (autor muy creíble, informes de otros lazos y comunicaciones entre el equipo de campaña de Trump y Rusia, gran parte de la estructura y la sustancia de los informes, el hecho de que los servicios de inteligencia estadounidenses crean que merece más investigaciones) y razones para cuestionar su veracidad (el acceso al Kremlin parece demasiado bueno, la falta de salvedades y precaución en las evaluaciones, errores en los hechos y otros detalles).

2) Hay material más que suficiente (fuentes, ubicaciones, organizaciones, periodos) como para mantener ocupados varios meses al FBI y a los servicios de inteligencia con una investigación.

En vista de las implicaciones graves para Estados Unidos (si se demostrara la colusión entre una campaña presidencial estadounidense y el Kremlin, y de un presidente electo potencialmente comprometido por los servicios rusos de inteligencia), no podemos tomar este expediente a la ligera.

La recopilación de inteligencia, por naturaleza, sirve para informarlo todo aunque pueda haber cierta desinformación y consiste en trabajar en la confirmación con fuentes independientes. La clase de fuentes, organizaciones y temas de los que trata el expediente de Steele va mucho más allá de la clase de información que los medios noticiosos pueden confirmar por su cuenta: se necesitan fuentes y métodos especializados para recopilación de inteligencia.

OPINIÓN: ¿Nos estamos equivocando sobre la relación Trump-Putin?

Si se combina esto con muchos otros reportes sobre los contactos de la campaña de Trump con Rusia, los temas inusualmente prorrusos de la campaña de Trump y los reportes de la cantidad considerable de intereses empresariales de Trump en Rusia, quedan muchas razones para que el FBI y los servicios de inteligencia estadounidenses sigan investigando cuidadosa y metódicamente la interferencia de Rusia en el sistema político estadounidense.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

A pesar de todos los tuits y protestas de parte del equipo de Trump, este asunto no va a desaparecer. Para garantizar la independencia, el Congreso estadounidense tiene que involucrarse a niveles confidenciales para garantizar que los servicios de inteligencia puedan hacer su trabajo correctamente, sin interferencia de la Casa Blanca.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Ahora ve
Escultores del hielo alistan sus piezas en mercado de Edimburgo
No te pierdas
×