OPINIÓN: La banca ética, una opción que beneficiará al ambiente y la sociedad

Además de apoyar proyectos que benefician al ambiente, una de las principales características de la banca ética es la transparencia, lo que podría ayudar a combatir la corrupción en México.
La banca ética invierte en negocios rentables con beneficios ambientales y sociales.
Una filosofía verde  La banca ética invierte en negocios rentables con beneficios ambientales y sociales.  (Foto: iStock)
Luisa Montes

Nota del editor: Luisa Montes es docente de la maestría en Administración de Empresas Socioambientales de la Universidad del Medio Ambiente. Economista ambiental, tiene más de 30 años de dedicarse a las finanzas verdes y a la inversión responsable. Las opiniones expresadas en esta columna son exclusivas de su autora.

(Expansión) — La banca ética es aquella cuyo enfoque es el triple beneficio, es decir, a diferencia de la banca tradicional, la ética se enfoca no solo en generar beneficios (utilidades) económicos, sino ambientales y sociales (culturales), y esta triple línea de referencia se encuentra en el corazón del modelo de negocio.

La banca ética se enfoca en comunidades, sirviendo a la economía real y facilitando nuevos modelos de negocio que satisfagan las necesidades de personas. Se enfoca en generar relaciones de largo plazo con sus clientes mediante una comprensión directa de sus actividades económicas y los riesgos que entrañan, haciendo un negocio duradero, auto-sostenible y resistente a perturbaciones externas. Se basa en una gobernanza transparente e inclusiva y todos estos principios se insertan en la cultura del banco.

Lee: ¿Cuándo llegará a México la banca ética?

Esto significa que la banca ética no trabaja con cualquier tipo de negocio, no recibe depósitos de cualquier tipo de inversionista y en ella no trabajan cualquier tipo de empleados. Es decir, se invierte en negocios rentables con beneficios ambientales y sociales, se reciben depósitos de inversionistas responsables y ahí trabajan personas comprometidas con estos valores.

Por su naturaleza, este tipo de bancos no paga bonos a sus altos ejecutivos, y la persona que más gana no puede ganar más de siete veces lo que gana el que menos gana, paga buenos salarios con el fin de emplear a personas especializadas en cada uno de los temas relevantes, principalmente en finanzas y banca, personas que además compartan estos valores.

Lee: Millennials definirán el futuro de la banca

Como funciona en la práctica por lo menos en el caso de Tríodos, que es uno de los primeros bancos éticos de Europa, es que existe una fundación que es la custodia de los principios éticos del banco y tiene una posición accionaria de control que no permite cambiar los estatutos éticos. La fundación es la custodia de los principios éticos, la operación bancaria se lleva a cabo como cualquier otro banco con altos estándares de eficiencia, pero bajo los principios éticos de prestar únicamente a proyectos con triple beneficio.

Los beneficios de una banca ética en México

México está en el lugar 123 de 176 en la lista de los países más corruptos, ¡empatado con Sierra Leona! El asunto con la corrupción es que hace que la cancha esté muy dispareja, es decir, únicamente aquellos que tienen recursos para pagar sobornos pueden tener acceso a desarrollarse, como ejemplo, el sector inmobiliario. Si un desarrollador decide que no va a pagar sobornos, si no “aceita la maquinaria” va a enfrentar tortuguismo en los trámites, haciendo que su proyecto enfrente mayores costos y finalmente sacándolo del mercado. La corrupción perpetúa las desigualdades y con el tiempo las hace más profundas.

Lee: La Ciudad de México emite su primer bono verde por 1,000 mdp

El sistema financiero es parte de esta maquinaria de cierta manera ya que desconocemos por el secreto bancario qué proyectos está financiando cada institución y de dónde provienen los fondos. La ley contra el lavado de dinero intenta remediar estas prácticas, pero ésta se enfoca en actividades consideradas de alto riesgo como la compra-venta de inmuebles.

Una de las principales características de la banca ética es la transparencia, lo que puede ayudar a que esto cambie. Los diversos bancos que se encuentran en esta red global de banca ética reportan y publican los montos de créditos que han otorgado y el tipo de proyectos que han recibido el financiamiento, esto con dos objetivos: el primero es cumplir con el objetivo de transparencia, y el segundo es que los clientes se conozcan entre sí y se dé la oportunidad de intercambiar entre proyectos y empresas de triple beneficio, creando así una red de empresas con intereses similares.

A la fecha bancos como Banamex, Banorte y HSBC ya tienen filtros ambientales, sociales y de gobierno corporativo (ESG) al analizar ciertos financiamientos, pero sus resultados no son publicados, es decir, no podemos saber si estos bancos rechazaron proyectos, cuántos, cuáles, ni las razones para ello o las condicionantes que se les agregaron a los proyectos. De esta forma quién sabe qué banco estaba financiando el proyecto de Tajamar. Si algún banco con filtros ESG lo hubiera tenido probablemente se hubiera detectado el riesgo que la empresa no había previsto, de ahí que contar con bancos éticos es bueno para todos por muchas razones.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Ahora ve
Barcelona rinde homenaje a las 14 víctimas de los atentados
No te pierdas
×