OPINIÓN: ¿Quién necesita un muro si la inmigración está disminuyendo?

Esta reducción del 40% en los cruces fronterizos ilegales socava la necesidad de construir un muro y se relaciona con un marcado descenso en el turismo y en la migración legal.
¿Cuánto cobra un ‘pollero’ por cruzar a un migrante a EU?
Juliette Keyyem

Nota del editor: Juliette Keyyem es analista de seguridad nacional de CNN y autora del best-seller Security Mom: An Unclassified Guide to Protecting Our Homeland and Your Home. Es profesora en la Escuela Kennedy de la Universidad de Harvard, fue secretaria asistente de Seguridad Nacional durante la presidencia de Obama, conduce el podcast de seguridad nacional The SCIF y es fundadora de Kayyem Solutions, una empresa de consultoría en seguridad. Las opiniones expresadas en esta columna son exclusivas de su autor.

(CNN) — Gracias al anuncio que la administración de Trump dio a principios de marzo sobre la reducción considerable en la cantidad de cruces fronterizos desde México, el gobierno tiene la oportunidad de presumir los beneficios de los reglamentos inmigratorios estrictos.

Pero, como suele pasar con la mayoría de los aspectos de la política inmigratoria, las cifras también revelan la complejidad intrínseca de la migración y, en consecuencia, representan un desafío para la administración. En primer lugar, esas cifras indican que el "muro" ya no es necesario, si es que algún día lo fue. En segundo lugar, el violento sentimiento antiinmigrante que privaba en Estados Unidos cuando se recabaron estas cifras también tiene impacto en la migración legal, principalmente en los ámbitos académico y turístico.

Lee: Los muros en la frontera que ya existían antes de Trump

John Kelly, secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, presumió que la cantidad de cruces fronterizos ilegales desde México se redujo en un 40% desde principios de año. En general son meses con mucho tránsito, así que si se puede creer en las cifras, significa que se ha reducido considerablemente la cantidad de detenciones y la cantidad de personas cuya entrada al país se impidió.

Podría haber muchas razones para una reducción como esta: las nuevas políticas de protección fronteriza, entre ellas la decisión de deportar a México a quienes crucen la frontera y no sean mexicanos; las declaraciones de que la administración considera separar a las mujeres y los niños a los que atrapen en la frontera, y la atmósfera hostil en Estados Unidos.

OPINIÓN: Separar a madres e hijos en la frontera, un error en todos los niveles

Por sí sola, la reducción del 40% representa una victoria para la administración de Trump, que promueve sistemáticamente medidas más estrictas. En algunos casos, la administración está adoptando una postura severa para proteger a la gente que migra por las condiciones peligrosas de su lugar de origen o que está a merced de los traficantes. Pero si se considera junto con otros aspectos de las políticas inmigratorias de la administración, podría ser una victoria a corto plazo.

Si el muro tuvo alguna vez una justificación, estas cifras ahora la desmienten. Si los cruces fronterizos se han reducido tanto ¿cómo puede seguir justificándose el gasto para construir un muro? Después de todo, está claro que México no va a pagar por el muro y que las afirmaciones engañosas que Trump hizo durante la campaña, respecto a que México estaba dispuesto a pagar, ahora hacen sentir su efecto en los contribuyentes estadounidenses. De hecho, en las primeras propuestas presupuestarias de la administración se planeaba tomar una porción considerable de los recursos de la Guardia Costera y de la Administración para la Seguridad en el Transporte (TSA, por sus siglas en inglés) para pagar el muro.

Cuando le preguntaron sobre paradoja de las cifras de cruces fronterizos y el plan de Trump para quitarles dinero a las dependencias para pagar el muro, Sean Spicer dijo simplemente: "El presidente fue muy claro… Va a cumplir esa promesa. Ya empezó a trabajar con el Departamento de Seguridad Nacional tanto en los planos como en el mecanismo de financiamiento y en breve comenzará el proceso de licitación. Pero es una promesa que pretende cumplir".

Lee: El muro empezará a construirse antes de lo planeado, asegura Trump

Así, sin tener razones para construir el muro y sin dinero para pagarlo, el dilema al que se enfrenta la administración de Trump es vender algo que nadie necesita y que nadie más pretende pagar.

El muro México y EU, un ‘patio trasero’ para familias mexicanas

El otro desafío inmigratorio probablemente tendrá más consecuencias para Estados Unidos. Está claro que la administración de Trump está indicándole al mundo exterior que desea mantener alejados a los inmigrantes. Las declaraciones de Kelly respecto a un posible cambio de políticas con el fin de separar a las mujeres y a los niños fue un cambio radical, ya que Estados Unidos suele mantener juntas a las familias durante los procedimientos de deportación. Sin importar si Kelly implementa dicha política o no, sus comentarios coincidieron con la noción de que Estados Unidos será menos amigable con quienes piensen en entrar, como es el caso de la gente que quiere viajar legalmente a Estados Unidos.

OPINIÓN: Lo que Trump dijo sobre inmigración, un truco publicitario

Así como llamó la atención la reducción en los cruces fronterizos, llama la atención la reducción de reservaciones y de búsquedas en internet para viajes a Estados Unidos. La noción de que las políticas de Trump han provocado este descenso es evidente en informes como los que publica la Asociación Mundial de Viajes de Negocios, que demuestra pérdidas por 185 millones de dólares en las reservaciones en Estados Unidos. La aerolínea Emirates reportó una caída del 35% en las reservaciones de vuelos a Estados Unidos. Por primera vez en casi una década, el pronóstico de viajes a la ciudad de Nueva York se redujo en el caso de los visitantes internacionales.

Lee: Los viajeros mexicanos reservan menos a EU, reporta Volaris

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Esta administración tiende a cuestionar las cifras, así que es importante señalar que la estadística de la reducción del 40% que Kelly presentó no está corroborada por ninguna otra fuente. Pero aunque sea cierta, no es simplemente una victoria para el equipo de Trump. Significa que los medios y los métodos que han usado para promover la idea de un Estados Unidos con las puertas cerradas al mundo podrían resultar peligrosamente exitosos, no solo para quienes quieren entrar ilegalmente al país, sino para quienes quieren viajar y pasar algunos días en Estados Unidos.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Ahora ve
Músico que conmovió en las protestas en Caracas ahora llora su violín roto
No te pierdas
×