OPINIÓN. El gobierno de Trump ha sido una gran inspiración para la comedia

El secretario de Prensa de la Casa Blanca encabeza la lista de personas del gobierno de Trump que han sido valiosísimos para los comediantes.
Parodia  En el más reciente programa de Saturday Night Live, Melissa McCarthy hizo una imitación del vocero de la Casa Blanca, Sean Spicer.  (Foto: Tomada de YouTube/Saturday Night Live)
Dean Obeidallah

Nota del editor: Dean Obeidallah fue abogado; conduce el programa The Dean Obeidallah Show, que se transmite diariamente por la estación estadounidense SiriusXM, además de que es columnista del sitio The Daily Beast. Síguelo en Twitter como @deanofcomedy. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(CNN) — Hasta ahora, el gobierno de Donald Trump ha tenido algo bueno: ha sido gran inspiración para la comedia.

De todas las personas de la presidencia de Estados Unidos que han sido oro puro para los comediantes, Sean Spicer es el más importante si tomamos en cuenta la graciosísima imitación que Melissa McCarthy hace del secretario de Prensa de la Casa Blanca en el programa estadounidense Saturday Night Live.

Lee: Sean Spicer, la labor de defender y complacer a Donald Trump

Es cierto que la imitación que Alec Baldwin hace de Trump es grandiosa, pero el Spicer de McCarthy tiene algo que la ha superado. Pudimos verlo en el episodio de SNL del sábado 13 de mayo, en el que McCarthy volvió a encarnar a Spicer y fue más graciosa que nunca.

El número inició con la subsecretaria de Prensa de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders (protagonizada por Aidy Bryant) dando una conferencia de prensa porque según ella, Spicer no estaba. Cuando una reportera dijo que podía ver por la ventana a Spicer (quien forma parte de la Reserva de la Armada de Estados Unidos) escondido entre los arbustos, Sanders respondió: "Creo que es un ensayo naval. Está tratando de confundirse con el entorno". Momentos más tarde, McCarthy se subió al podio, hizo a un lado a Sanders y gritó: "¡Spicey está de vuelta, Sarah ya se va!". El público de SNL rugió.

Pero la noticia preocupante es que Trump podría echar a Spicer.

Hace no mucho, parecía que Trump estaba contento con Spicer porque "ese hombre tiene índices de audiencia grandiosos. Todo el mundo lo ve", según dijo.

Sin embargo, la Casa Blanca de Trump ha estado bajo ataque porque no logra coordinarse para dar un mensaje coherente. En la prensa abundan los rumores de que Trump, descontento por la indignación que causó el despido de James Comey, director del FBI, podría ordenarle a Spicer que vacíe su escritorio. De hecho, la posibilidad de que Spicer escuche pronto a Trump decirle "¡Estás despedido!" fue parte importante del número cómico de SNL.

En el sketch, una reportera le pregunta a Spicer (McCarthy): "¿Le sorprendió que (Trump) despidiera a Comey antes que a usted?". Su respuesta fue arrancar un pilar y arrojárselo a la reportera, para luego exclamar: "¡De verdad espero que eso la haya matado!". Poco después, otro reportero pregunta: "¿Por qué todos dicen que (Trump) está a punto de despedirlo y reemplazarlo con Sarah (Huckabee Sanders)?".

OPINIÓN: Hacer reír a EU otra vez... un logro de Donald Trump

¿De verdad podría ser el fin de Spicey? Me encantaría que Trump se fuera, pero el Spicer de McCarthy nos brinda un alivio cómico muy necesario en este momento.

Para ser justos, la actuación de McCarthy como un Spicer exagerado y bufonesco me ha hecho tomar consciencia de lo mucho que Trump preocupa a muchos de mis colegas progresistas. Se teme que la comedia minimice el grave riesgo que Trump representa para Estados Unidos… al menos desde el punto de vista de sus opositores. Incluso Baldwin insinuó algo similar hace poco al decir que podría retirar su imitación de Trump cuando termine la temporada de SNL, el 20 de mayo.

En el episodio del sábado 13 de mayo, vimos que la comedia puede humanizar la forma en la que vemos a una persona cuando McCarthy nos hizo sentir empatía por Spicer. Después de que los reporteros le preguntaran una y otra vez si lo iban a despedir, "Spicer", cada vez más agitado, declaró que tenía que encontrar a Trump.

OPINIÓN: ¿Saturday Night Live puede derrocar al gobierno de Donald Trump?

Cuando vimos a Spicer rodando por las calles de Nueva York en su podio motorizado, con lágrimas, diciendo cosas como "prometo que hablaré mejor" (como dice una canción famosa de Simon y Garfunkel), en el fondo sonaba la melodía The Only Living Boy In New York.

Sin embargo, SNL también nos demostró que la comedia puede ser lo suficientemente sutil como para recordarnos quién es Trump en realidad. Cuando el Spicer de McCarthy por fin está cara a cara con el Trump de Baldwin, "Spicer" pregunta: "¿Alguna vez me has pedido que diga cosas que no son ciertas?", a lo que Trump/Baldwin responde: "Solo desde que empezaste a trabajar aquí". Con eso llamaron la atención sobre que Spicer, quien sigue siendo responsable de ser cómplice, está repitiendo y defendiendo mentiras que se originan en Trump.

OPINIÓN: ¿Por qué es un deber reírse de Donald Trump?

Momentos después vimos más del reflexivo enfoque de SNL respecto a la comedia cuando "Spicer" le pregunta a "Trump" si los rumores de que lo iban a despedir eran ciertos. "Trump" le responde a "Spicer" pidiéndole que lo bese, a lo que este responde: "No puedo… soy casado e hice votos". SNL nos recordó de los viles comentarios que Trump hizo en el programa Access Hollywood cuando "Trump" le dijo a "Spicer": "Soy famoso… está bien".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En general, cambiaría todos los chistes que los comediantes han hecho gracias a Trump y a su equipo por una presidencia diferente. Pero en esta era de Trump, la comedia es un alivio catártico muy necesario. Por ahora, el Spicey de McCarthy podría ser el mejor antídoto al estrés que causa Trump.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Melissa McCarthy regresa a ‘Saturday Night Live’ como vocero de la Casa Blanca
Ahora ve
Así dejó el terremoto un edificio de la calle Donceles, en el Centro Histórico
No te pierdas
×