OPINIÓN: Formar líderes, un pendiente de los maestros en un mundo globalizado

En un mercado laboral mucho más global y con mayor competencia, la enseñanza de habilidades como el liderazgo tanto en la escuela, la casa o el entorno deben de ser prioridad.
Liderazgo  Las escuelas no están haciendo lo necesario para enseñar a los niños desde el salón de clases lecciones en liderazgo.  (Foto: iStock)
Mariana Becerra Pérez

Nota del editor: Mariana Becerra Pérez es Maestra en Políticas Públicas por el ITAM e investigadora del área de Desarrollo Social con Equidad del Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY). Las opiniones expresadas en esta columna son exclusivas de su autora.

(Expansión) — El día del maestro se celebra en México cada 15 de mayo desde 1918. Desde entonces a la fecha ha habido grandes transformaciones en el Sistema Educativo Nacional, de los cuales el Nuevo Sistema Profesional Docente es, sin duda, el principal cambio que debemos celebrar.

La evaluación y capacitación de los docentes es unos de los principales elementos que mejorará la calidad de la educación en México. Sin embargo, en este mundo globalizado del siglo XXI, la calidad educativa que México tanto anhela, ha sido alcanzada por varios países décadas antes que nosotros. Qué podemos esperar de nuestros niños y jóvenes que estudian hoy en día al momento de incorporarse al mercado laboral mucho más global y con mayor competencia que en generaciones anteriores.

De acuerdo con el Índice de Competitividad Global 2016-2017 del Foro Económico Mundial, México se encuentra en la posición 51 de 138 países evaluados, mientras nuestros vecinos de Estados Unidos y Canadá se encuentran en el lugar 3 y 15 respectivamente. En América Latina, Chile y Panamá se encuentran mucho mejor que nosotros. Dicho lo anterior, cabe hacernos la pregunta de en qué medida la educación impartida por los docentes en México apoya en la formación de líderes empresariales y de negocios en nuestro país, y en qué medida la enseñanza de habilidades de liderazgo va más allá del salón de clases.

OPINIÓN: Una oportunidad para que el origen social no determine la educación

De acuerdo con especialistas como Jim Paterson del Washington Post, las escuelas no están haciendo lo necesario para enseñar a los niños desde el salón de clases lecciones en liderazgo. Temas como el conocimiento de sí mismos, el auto manejo, la responsabilidad social, las relaciones interpersonales y la toma de decisiones de manera responsable son competencias importantes que se deben desarrollar desde una edad temprana. Estas competencias están muy vinculadas con el aprendizaje social y emocional, las cuales se pueden enseñar en clase a partir de lecciones en liderazgo. A qué me refiero, poner a los estudiantes a cargo de actividades, dar la introducción de la clase, enseñar utilizando ejemplos de liderazgos ya sean históricos o incluso deportivos.

Los maestros deben de involucrar a los alumnos en mejorar la cultura escolar, por ejemplo, frenando el bullying o creando conciencia en temas ambientales. Deben también apoyar a los alumnos que destaquen por su liderazgo, canalizando sus habilidades y no frenándolos. Todas estas actividades fortalecen las habilidades de liderazgo que serán necesarias para un mejor desempeño en el mercado laboral. De acuerdo con el último reporte del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), nuestra región no está embarcada todavía en el tren de desarrollo económico, y un factor importante para lograrlo es mejorando la cantidad y calidad de su capital humano por medio del desarrollo de habilidades para el trabajo y para la vida.

Lee: ¿Cómo pueden las mujeres alcanzar altos mandos?

Este informe se refiere a las habilidades como las capacidades que tienen las personas de aprender y resolver eficazmente problemas o para enfrentar situaciones nuevas o complejas. De acuerdo con el CAF, la formación de habilidades se da en diferentes ámbitos: en la escuela, en la familia, en el entorno y en el mundo laboral. A partir de lo anterior, podemos decir que el desarrollo de las habilidades como el liderazgo es responsabilidad de las escuelas, pero también de las familias y del entorno. Las decisiones que se toman en la familia afectan el proceso de aprendizaje y desarrollo socio emocional y físico de los niños. El que los padres den un buen ejemplo en casa es sin duda una de las maneras en que se puede enseñar liderazgo, así como hacerlos responsables de tareas en casa.

El modelo educativo incorpora al currículo actividades culturales, deportivas y artísticas, así como actividades que enseñen a regular las emociones de los estudiantes y desarrollar valores para la convivencia, habilidades emocionales importantes para el desarrollo personal y el aprendizaje. Lo anterior lo debemos de celebrar sin duda, pero es necesario también que dentro de este currículo se le dé la importancia a las habilidades de liderazgo para el desarrollo de los jóvenes mexicanos.

Lee: 5 retos para implementar el Nuevo Modelo Educativo

A diferencia de 1918, tenemos hoy en día un Sistema Profesional Docente en el cual la evaluación y capacitación son materia de todos los días. Los más de un millón de docentes en México ingresan a este sistema por mérito y permanecen en éste con base en su desempeño y no por cuestiones políticas o de compadrazgo. Lo anterior, llevará a mediano plazo a que la calidad educativa en nuestro país mejore. Pero como mencione con anterioridad, la calidad no es suficiente para competir en este mundo globalizado.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La enseñanza de habilidades como el liderazgo tanto en la escuela, la casa o el entorno deben de ser prioridad. Sabemos la relación que existe entre el desarrollo de habilidades socioemocionales con el desarrollo de liderazgo. Explotemos esta relación para llevar a que los jóvenes mexicanos ingresen con éxito al mercado laboral tanto nacional como internacional.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Ahora ve
Vecinos de San Gregorio, Xochimilco, limpian los escombros que dejó el sismo
No te pierdas
×