"Los partidos forman clientelas, no ciudadanos": Ríos Piter

El senador, que aspira a la Presidencia por la vía independiente tras 9 años de militancia en el PRD, asegura que para lograr un cambio, más allá de frentes y partidos, se debe cambiar a la política.
En busca de la silla  El senador no ha definido la fecha en la que solicitará licencia en el Senado para iniciar la carrera por la candidatura presidencial independiente.  (Foto: Jesús Almazán)
  • u
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

Hace ocho años, Armando Ríos Piter buscaba el voto para lograr una diputación federal por el PRD en un distrito de Guerrero en la Costa Grande; hace cinco, hizo campaña para ser senador por el mismo partido, y hace dos quiso ser candidato a gobernador, pero el desencanto con la dinámica dentro del sol azteca lo llevó a desistir. Hace medio año que renunció a ese partido, y hoy, aspira a ser presidente de la República.

Sin un partido detrás, el senador busca consolidar un proyecto para llegar a Los Pinos en la elección del próximo año, bajo la bandera de hacer política de forma diferente, no cooptando clientelas como —asegura— lo hacen todas las fuerzas políticas, y con el respaldo de personajes como Jorge Castañeda, excanciller en el gobierno panista de Vicente Fox.

Con el argumento de que hay enojo social hacia la clase política, Ríos Piter —de 44 años de edad— lanzó el pasado 1 de julio #Ola365, un movimiento para reunir candidaturas independientes que compitan a través del voto directo por lugares clave en el ejercicio del poder: 300 diputados, 64 senadores y un presidente.

Todavía con un lugar en la Cámara alta —aunque ya sin una bancada— y sin una fecha tentativa para separarse del cargo, Ríos Piter cuenta en entrevista que ya inició diálogos con otros que, como él, buscarán la postulación por la vía independiente, para lograr consensos y lanzar una sola candidatura por el máximo cargo político del país.

Recomendamos: Los mexicanos que buscan la presidencia por la vía independiente

El experredista, considerado en su momento una "estrella ascendente" dentro de la izquierda, se ha enfrentado con emblemas de esa ala política como Andrés Manuel López Obrador, quien se refiere al senador como "achichicle" del presidente Enrique Peña Nieto.

Con estudios de Maestría en Harvard y dos licenciaturas, una en Economía por el ITAM y otra en Derecho por la UNAM, Ríos Piter presume no solo una sólida formación académica sino también sus credenciales en los poderes Legislativo y Ejecutivo estatal, lo que afirma le ha ayudado a tener un panorama más amplio acerca de los retos y la situación que impera en el país.

Expansión platicó él, y esto fue lo que dijo:

¿Cuál es el diagnóstico que usted tiene de México?
México está en una condición anímica compleja. Hay una terrible sensación de hartazgo, de molestia, de irritación, si nos fuéramos a porcentajes, yo creo que el 93-95% de la gente se siente irritada con la realidad. Esa es la perspectiva que tiene la ciudadanía, la gente, y no podemos ignorarla. Aunque cuando vemos esa realidad, pues me parece que hay claroscuros: hay una economía que ahí va, que podría ir mejor, pero que tampoco está en una condición de catástrofe. ¿Cómo podremos echar adelante mejores percepciones de transformación?, pues logrando que la política le haga sentido a la gente.

Dice que toda su vida se ha preparado para ser presidente, diga tres razones por las que cree que lo haría bien.
Cuento con experiencia legislativa, que es indispensable para lograr la conciliación de objetivos. Me parece que hoy, México no puede verse en una lógica de claroscuros de blancos y negros a rajatabla. Tiene que haber múltiples crisis intermedias para poder conciliar visiones en materia social, en materia política, lo cual requiere de conciliación y el trabajo legislativo del que yo he sido parte. También he sido funcionario federal y estatal, aún siendo muy joven, pero me parece que esto me permite tener una visión del mapa nacional de las diferencias profundas que existen a nivel regional.

¿Cómo se construye una candidatura presidencial desde la vía independiente?
Lo tenemos dividido en tres grandes tramos. Hoy he hecho pública una aspiración, y esto permite tener una identificación de aquellas personas que piensan como yo, que el sistema de partidos está totalmente agotado, que tiene que tener una revisión profunda (...) Entendiendo que hay tiempos legales claramente identificados, entre octubre y enero seguramente habremos de salir a pedir las firmas alrededor del país, que por sí mismo es un reto que no tiene nadie más, no lo tienen los partidos. Un siguiente tramo es una vez que estemos en la boleta, que hayamos conseguido el millón de firmas y que tengamos el registro del INE, será salir a competir y a ganar la Presidencia.

¿Qué haría competitiva su candidatura?
Creo que hay tres elementos que nos permiten ser competitivos. La tecnología, sin duda, te permite enfrentarte a esos paquidermos que son los partidos (...) La juventud, cuando estamos hablando que habría alrededor de 25 millones de votantes de entre 18 y 25 años, eso por sí mismo es una área de oportunidad para quienes quieran apostarle a un diálogo con esa camada generacional, que hoy no tiene respuestas en empleo o estudios.

Por otro lado, ¿cuál es la apuesta de la inspiración desde la perspectiva independiente? Ahí donde los partidos se han acostumbrado a construir un círculo perverso que tiene que ver con las seis terribles letras C que hoy construyen la corrupción en nuestro país. Esas C son: las campañas políticas, la compra de votos, las clientelas políticas, los compadres que financian, los contratos públicos que estos buscan y el crimen organizado. Pero si tú no tienes todo eso para comprar votos, lo que tienes que hacer es inspirar.

Son ya casi seis meses fuera del PRD ¿cómo ha sido integrarse a una vida alejado de los partidos?
La vida partidista se ve, y así me lo dice la gente, como algo que no les da respuestas. Hacer política desde la óptica independiente te da una enorme flexibilidad para contactar a gente nueva, hacer política de manera diferente. Es ahí, donde hay grandes recursos, donde se establecen los principales cuellos de botella para no pensar en soluciones profundas respecto a tres temas que yo considero que son los que hay que enarbolar: la justicia ¿cómo garantizamos que haya un Estado de Derecho para todos y no solo para unos cuántos?; la riqueza, ¿cómo garantizamos que se genere riqueza para 120 millones de personas? Solamente a través de educación, salud y nutrición.

Y ante los cuestionamientos respecto a los pasados partidistas de los candidatos independientes ¿qué responde?
Ser independiente no significa no tener un antecedente de partido. Ahí tienes al gobernador de Nuevo León (jaime Rodríguez El Bronco) que ganó prácticamente dos a uno y había militado durante muchos años en el PRI. Más bien, yo creo que, con toda claridad, los candidatos independientes tienen que serlo de los intereses que hoy predominan en el país. Muchos de esos intereses predominan al interior de los partidos, muchos están en los grupos económicos que tienen una fuerte incidencia oligárquica en cuanto a cómo funciona nuestra economía, muchos tienen que ver con los intereses clientelares de un tejido social profundo, que al final de cuentas no le permiten a un candidato ser verdaderamente independiente.

El excanciller Jorge Castañeda declinó por usted y ha dicho que debe haber un solo candidato independiente, ¿cree que sea posible lograr un consenso para esa candidatura única?
Hay que buscar el consenso. Hay una aspirante por parte del EZLN (Ejército Zapatista de Liberación Nacional), está (Gerardo) Fernández Noroña, hay distintos personajes y tal vez sería díficil pensar que van a ser solamente esos. Yo coincido en que lo mejor sería poder tener un candidato único. Hay que esmerarse en tender puentes, en generar diálogo, yo he buscado y he tenido reuniones con Pedro Ferriz de Con, con Emilio Álvarez Icaza y he buscado reunirme con Fernández Noroña. Hay que ir tendiendo puentes previendo que un solo candidato o candidata puede hacerle sentido al electorado. Si no es posible conciliar, me parece que la alternativa independiente por sí misma ofrecerá una serie de rutas mucho más proactivas.

A menos de un año de la elección, ¿cuáles son los desafíos que encara como independiente?
Garantizar que haya conciencia en esas seis letras C que son las que siembran la corrupción y la impunidad que hoy tanto le afecta al país y me parece que ahí hay un claro señalamiento a la forma en la que hacen campaña los candidatos de los partidos políticos o algunos candidatos independientes como el que andaba en Nayarit que quiera seguir esa misma dinámica la de hacer campañas con recursos para generar compra de votos y clientelas. Y lograr que la candidatura independiente por sí misma establezca una clara diferenciación con respecto a los partidos. Hoy, lo que ofrecen el PRI, Morena, el PAN, el PRD es exactamente una misma forma de hacer política que, desde nuestra perspectiva, es la del pasado, la que forma clientelas y no genera ciudadanía, la que compra votos y no incentiva, no inspira.

Lee: Necesitamos "el perdón" de la militancia, dice Ivonne Ortega

Se está planteando un Frente Amplio Democrático para sacar al PRI del gobierno ¿cuál es su postura al respecto?
Si los partidos lo que están pensando es hacer política igual, nada más que en condición de muégano, pues me parece que no va a haber mejores resultados (...) Yo lo que vi en el Estado de México fue a camiones del PAN, del PRI, del PRD y de Morena entregando tinacos. Si solamente es ver quiénes se suman para entregar más tinacos y mantener ese circuito de corrupción que yo estoy criticando, ¿de qué sirve convocar a un frente opositor? Un gran bloque opositor, primero que nada, tendría que ver con cuáles son las cosas que vas a cambiar. Yo no estoy viendo de parte de ellos cómo van a regular y cómo van a controlar a sus gobernadores, que no tienen contrapesos y que es donde hay grandes excesos.

¿Consideraría sumarse si lo convocaran para abanderar dicho frente?
Un candidato independiente primero tiene la obligación de sacar las firmas para demostrar que tiene una fuerza operativa y una fuerza en su planteamiento que le hace sentido a un segmento de la población. Una vez que tenga el registro, estaría en la posibilidad de decirle a los partidos que, si queremos cambiar la forma de acceder al poder, vamos cambiando la forma en la que se hace una coalición: pongamos al frente cuál es el plan, cuáles van a ser las acciones que se van a llevar, cuáles son los procesos de conciliación que se requieren en cosas tan puntuales como poner a los gobernadores. Yo no oigo a ninguno de los partidos que hablan del Frente Opositor que estén hablando de eso. Se trata de llegar al poder para ayudar al país a evolucionar, no solamente a cambiar de estafeta.

Y sobre un eventual gobiernos de coalición, ¿cree que podría funcionar?
Será fundamental en la medida en la que no tenemos una segunda vuelta y no han querido avanzar en ese tema que yo y otros actores políticos hemos estado empujando. Obviamente, la terrible fragmentación política que se prevé entre el Poder Ejecutivo y el Poder Legislativo prácticamente adelanta la necesidad de que haya una conciliación política. Tal vez esa es el área de oportunidad en la cual, cuando ya tengas a candidatos independientes con registro es el escenario político donde el plan de actuación, las políticas públicas y la oferta electoral puedan hacer sentido para una conciliación. Si no es así, me parece que es estar adelantándose a los tiempos, y utilizar el espectro mediático para plantear algo que tampoco ha sido fructífero.

¿Quieres más noticias como esta?
Mantente informado el acontecer político en México y el mundo

Entonces ¿los enemigos son los partidos políticos en general?
El adversario es la forma en la que se accede al poder. Y hoy los partidos, por la gran cantidad de de recursos públicos y privados que manejan, pues se han convertido en los adalides de esa forma de hacer política. Pero también hay candidatos independientes que han caído en esos excesos, y por eso subrayo el tema del candidato independiente. (Hilario Ramírez) 'Layín' que fue un candidato que usó esta nueva ruta para hacer las cosas igual que los partidos. Si se hace así, pues no tiene ninguna diferencia, y no puedes hacer un planteamiento que le haga sentido a la sociedad.

Recomendamos: Yo sé muy bien cómo ganarle al PRI y a López Obrador

Las elecciones presidenciales de 2018 podrían unir a la derecha y la izquierda
Ahora ve
Chile celebra elecciones generales con Sebastián Piñera como favorito
No te pierdas
×