¿Por qué explotan las baterías de los teléfonos y computadoras?

Las baterías de ion litio que utilizan firmas como Samsung, Sony o HP para sus dispositivos han generado este tipo de desperfectos.
Suspensión global  Samsung suspendió la venta de su Galaxy Note 7 ante reportes de fallas en su batería de ion litio.  (Foto: Getty)
Por: SETH FIEGERMAN
NUEVA YORK (CNNMoney) -

En Florida, Estados Unidos, un Jeep se incendió porque había un smartphone Galaxy Note 7 cargándose en el auto.

Se advirtió a los pasajeros de las aerolíneas que no lleven estos dispositivos en los aviones, además de que las autoridades estadounidenses emitieron una advertencia a los clientes de Samsung para que desconecten sus teléfonos "lo más pronto posible".

Samsung ha sufrido por una serie de noticias brutales desde que emitió un llamado a revisión mundial para su Galaxy Note 7 por "problemas en la celda de batería" que pueden provocar que el dispositivo se incendie y que en ocasiones explote.

Aunque el llamado a revisión puede dañar la reputación de Samsung y de hecho ya afectó sus inventarios, la empresa no es la primera que tiene problemas con las baterías… y probablemente no será la última.

Este año, HP y Sony llamaron a revisión las baterías de sus computadoras por riesgos de incendio; también se llamaron a revisión 500,000 Hoverboards por el riesgo de "incendio o explosión", según la Comisión de Protección al Consumidor de Estados Unidos.

Lo que estos productos tienen en común son las baterías de ion de litio.

Desde que se empezaron a usar a principios de la década de 1990, las baterías de ion de litio se han vuelto la norma para los dispositivos electrónicos para el consumidor, tales como los smartphones, los relojes inteligentes, las laptops y las cámaras.

Esta tecnología permite que las empresas aumenten la duración de la batería en dispositivos cada vez más delgados, pero conlleva un gran riesgo de incendio o explosión si hay un defecto de fábrica.

"Este es un problema bien conocido. Cuando esto sale mal, puede salir catastróficamente mal y ser muy notorio", dijo Jay Whitacre, profesor del Departamento de Ciencia e Ingeniería de Materiales de la Universidad Carnegie Mellon, en Estados Unidos.

Un ejemplo: Todas las aeronaves Dreamliner 787 de Boeing dejaron de volar en 2013 por un problema con (sí, adivinaron) unas baterías de ion de litio que se incendiaban.

El problema, de acuerdo con Whiteacre, es que las baterías de ion de litio que hay en el mercado tienen "electrolitos a base de solventes" para acumular más energía, pero estos electrolitos son inflamables. Cuando algo sale mal, toda la energía acumulada en la batería puede hacer hervir estos electrolitos y provocar un incendio.

Es un riesgo extremadamente inusual; algunas personas estiman que la tasa normal de falla es de una batería en diez millones. Sin embargo, cuando hay un error en el proceso de manufactura de la batería, como el que Samsung señala que ocurrió, las probabilidades de que haya una falla pueden aumentar considerablemente.

Samsung señaló que ha recibido reportes de al menos 35 baterías que se incendian o explotan entre los 2.5 millones de dispositivos Galaxy Note 7 que ha distribuido.

Se trata de una apuesta, así de sencillo.

"Son tan convenientes que como sociedad asumimos el riesgo", dijo Whiteacre. "Esto no es tranquilizador necesariamente, pero es un hecho".

Estas baterías están en todas partes.

Apple, el principal rival de Samsung en el mercado de los smartphones, usa baterías de ion de litio en sus iPhones, iPads y MacBooks, según su sitio web. Esa es la forma en la que Apple puede abastecer energía suficiente un dispositivo tan pequeño como el Apple Watch.

"En comparación con las baterías tradicionales, las baterías de iones de litio se cargan más rápido, duran más y tienen una densidad de potencia más alta, lo que hace que la batería sea más ligera y tenga una mayor duración", señala Apple en su sitio web.

Tesla también usa baterías de ion de litio en sus autos eléctricos, pero cuenta con un sistema de enfriamiento para evitar que se sobrecalienten.

Las empresas y los investigadores siguen buscando nuevas tecnologías en baterías, pero estas baterías de ion de litio siguen siendo la norma.

"En este momento, no hay una alternativa al ion de litio", dijo Steve Levine, autor del libro The Powerhouse: Inside the Invention of a Battery to Save the World.

"Es muy difícil cumplir todos los parámetros necesarios —señala Levine—, lo que significa que duran largo tiempo, soportan el maltrato, se pueden cargar y recargar muchas, muchas veces, y son relativamente seguras".

Ahora ve
Tu empresa tiene mucho que decir
No te pierdas
×