Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

5 formas en las que invertir se parece al yoga

Aunque al principio la relación no es obvia, la inversión financiera y la práctica del yoga tienen varias cosas en común.
jue 07 noviembre 2019 03:10 PM

Encontrar el equilibrio es la clave para lograr tus objetivos en ambos casos y así como el yoga nos anima a estar conscientes de todo en la vida, estar conscientes es uno de los principios esenciales para tener éxito al invertir.

En momentos de tensión en los mercados, un inversionista consciente no deja que las emociones descarrilen un plan financiero. Es como un yogui que mantiene el rumbo, sin importar los obstáculos. El yogui y el inversionista consciente tienen en común la disciplina, pero eso no es todo.

Publicidad

A continuación, cinco principios del yoga que también se aplican bien al mundo de las inversiones:

1. Define una intención
Transformarse en formas positivas es el objetivo de un yogui. Para lograrlo, lo primero que tienes que hacer es definir una intención, es decir, tomar la decisión de comprometerte. Cuando inviertes, es igualmente importante estar comprometido a lograr un objetivo, ya sea poder retirarte con un ingreso suficiente o pagar la universidad de tus hijos.

Tu objetivo es tomar decisiones de inversión sabias, así que deberías definir una intención para que siempre te guíe la lógica, para que tomes tus objetivos financieros en cuenta y tengas un plazo para lograrlos. Estos planes son la base sobre la que crearás y ajustarás tu portafolio de inversión.

2. Acuérdate de respirar
Todo lo que sube tiene que bajar y las fluctuaciones del mercado —incluidos los descalabros— son parte del ciclo. Cuando la situación se complica, es importante mantener la calma y respirar profundo. El mismo yoga comienza y termina con la respiración. Se cree que cuando la respiración se vuelve errática, la mente también; cuando la respiración es tranquila, la mente se aclara.

Antes de aprender las posturas del yoga, hay que dominar la respiración y pasa lo mismo al invertir: antes de emprender cualquier acción, hay que tener la mente en calma. Si te encuentras en una incómoda montaña rusa de inversiones, recuerda que ningún mercado a la baja, ninguna recesión, ningún decremento o crisis financiera global dura para siempre… y respira.

3. Mantén la postura… pero no la fuerces
Todos sabemos que invertir precipitadamente cuando el mercado está al alza, y entrar en pánico y vender cuando está a la baja, es una estrategia de inversión terrible, pero es fácil caer en la trampa. Si el valor de tu inversión está cayendo, resiste al impulso de entrar en pánico y vender. Investiga las razones de la baja del precio. ¿Hay factores a corto o largo plazo? Evalúa los pros y los contras y mantén la mente abierta.

Cuando una postura es incómoda, el yogui se acomoda respirando y observando el cuerpo. El objetivo es ceder ante la postura, que no es lo mismo que rendirse. El objetivo, de hecho, es estar tranquilo con el resultado una vez que hayas hecho lo mejor posible. No obligues al cuerpo a rebasar sus propios límites. Así, aunque es difícil ver que una inversión está perdiendo, aguanta si el panorama a largo plazo es favorable. Si no, no temas a cortar por lo sano.

Publicidad

4. Se necesita práctica
El yogui no espera que la transformación física o espiritual sea de la noche a la mañana. Es poco realista pretender dominar una postura de yoga al primer intento. ¿Entonces por qué crees que tomarás decisiones de inversión perfectas la primera vez que lo intentes?

Para aprender el arte de invertir, debes comenzar con montos pequeños y elegir un sector que te interese. Mantente al pendiente de las noticias, estudia los estados financieros, suscríbete a los boletines financieros relevantes y aprende todo lo que puedas. No pierdas la curiosidad y, con el tiempo, afinarás tus instintos de inversionista y tomarás decisiones mejores, más informadas.

5. Déjate llevar
El inversionista consciente es flexible y sabe dejarse llevar por la corriente. Acepta que nunca podrás predecir —ya no digamos controlar— todas las variables que existen. Aprende de tus errores y perdónate. Ten cuidado de no juzgarte con base en el aumento o en la caída del valor de tu inversión. Encuentra el equilibrio mientras te rindes al flujo de la vida. Sé un yogui de las inversiones.

Este documento contiene datos y comentarios exclusivamente para fines informativos y educativos y no constituye asesoría de inversión, ni información con fines promocionales, de comercialización o publicitarios sobre valores o servicios de ningún tipo. El contenido de este documento, así como cualquier declaración expresada por parte de BlackRock, cualquiera de sus afiliadas, empleados o representantes, no es y no debe ser interpretada como intermediación, asesoría o recomendación de inversión u oferta de compra o venta de cualquier valor o producto financiero. Invertir implica riesgos, incluyendo la posible pérdida de capital. La prestación de Servicios de Inversión asesorados es una actividad regulada bajo la supervisión de la CNBV y se encuentra sujeta a reglas estrictas. BlackRock Mexico, S.A. de C.V. Asesor en Inversiones Independiente (“BLKMX”) se encuentra registrada ante CNBV como un Asesor de Inversiones Independiente bajo el número de registro 30088-001-(14085)-20/04/17. BLKMX, y BlackRock México Operadora, S.A. de C.V., Sociedad Operadora de Fondos de Inversión (“BlackRock México Operadora” y junto con BLKMX, “BlackRock México”) están autorizadas para proporcionar Servicios de Inversión Asesorados y No Asesorados. Para mayor información sobre los servicios de inversión que presta BlackRock México, favor de revisar la Guía de Servicios de Inversión disponible en: www.blackrock.com/mx . BLK MÉXICO NO ESTÁ AUTORIZADO PARA LLEVAR A CABO OPERACIONES DE INTERMEDIACIÓN Y/O CAPTACIÓN, NI ES CASA DE BOLSA O BANCO EN MÉXICO. Asimismo, BlackRock México no se hace responsable de la información proporcionada por terceros. BlackRock recibe comisiones por servicios de asesoría, así como comisiones por la administración de fondos de inversión, ETFs iShares y fondos de inversión colectiva (collective investment trusts). ©2019 BlackRock. Todos los derechos reservados. Blackrock® es una marca registrada de BlackRock, Inc. O sus subsidiarias. Todas las demás marcas y derechos depropiedad intelectual son propiedad de sus respectivos titulares.
Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad