Publicidad
Publicidad

El liderazgo según Michael Phelps

Así logró el nadador estadounidense convertirse en el deportista con más medallas olímpicas.
Perseverancia.
Perseverancia. Uno de los mantras de Phelps es "vuelve a hacerlo una y otra vez". (Foto: Getty Images / Michael Regan)

La clave está en prepararse para responder a escenarios extremos. Y hacerlo con conocimiento sobre uno mismo. Para el nadador olímpico estadounidense Michael Phelps, ser un líder y alguien que convierta su actividad en un proyecto exitoso requiere estar preparado para cualquier situación.

“Yo amo competir y sé que ganar está en las cosas que haces antes, en los previos, no cuando brincas a la alberca", afirma el multimedallista. "La gente suele perderse en esa parte, quiere éxito sin sacrificio, sin preparación extrema, sin malos momentos”, señaló durante su participación en el World Business Forum (WOBI) en la Ciudad de México.

El proceso de una persona que quiere destacar y cambiar la manera de hacer las cosas, afirmó, es similar a lo que sucede en el deporte olímpico: hay que establecer una misión y trabajar diario en el enfoque personal para librar desafíos.

“A mí me enseñaron a visualizar desde pequeño. La primera meta la establecí en 1997, a los 11 años, al escuchar que podía ser competidor olímpico. Vi que para lograr un sueño es necesario trazar un proceso, apegarse a ello y estar dispuesto a hacer cosas diferentes. Si los demás nadaban seis días a la semana, yo debía nadar diario y terminar de madrugada", recordó. "En la oficina es lo mismo, sino te gustan las cosas, busca desafíos, pero con un proceso y con claridad de qué buscas”.

Publicidad

Lee también: ¿Hay que ser feliz para ser un buen líder?

El ganador de 28 medallas en Juegos Olímpicos (23 de oro, tres de plata y dos de bronce) señaló cuáles deben ser los mantras de quien busca un récord profesional: “vuelve a hacerlo una y otra vez”. “Cuando sacrifiques identifica cómo eso te ayudó a lograr un máximo”. “Destacar requiere entrenamiento mental y físico”.

Para mantener el enfoque, el medallista comentó que elegir pequeñas actividades todos los días, a través de las que puedas mantener un reto en la mente, es crucial. “Cuando me levanto, sé lo que tengo que cumplir, porque lo escribo días antes. Las personas suelen obviar esto, pero entonces pierdes la oportunidad de observar qué detalle, porque pequeño que sea, funcionó para llegar a la meta”.

También reconoció haber eliminado de su vocabulario la expresión 'no puedo', porque esa frase es la fórmula para lograr que un sueño no se cumpla. La competencia, a su vez, debe ser el incentivo para hacer las cosas mejor. “Yo tenía recortes de la gente que decía cosas negativas sobre mí, quienes decían que no podría. Verlos era una forma de recordar y repetirme: sí puedo, haré la diferencia en el deporte”, señaló.

Publicidad

null

Flotar en la incertidumbre

Para sobresalir todo se resume en estar preparado, refirió Phelps. “Recuerdo una de mis competencias de 200 metros, el momento en que entró agua a los goggles y empecé a contar las brazadas, solo me concentré en ello, es algo que sabía hacer desde los 15 años porque es una práctica para ver mi desempeño en el agua. Me funcionó, gané una medalla”.

Publicidad

A través de este relato, Phelps enfatizó que en la trayectoria de una empresa y de la carrera profesional, los imprevistos son comunes y hasta necesarios para desafiar lo establecido. El deporte, como la vida directiva, puede encumbrar a sus representantes y derrotarlos de un momento a otro. Lo único que permitirá salir a flote es la preparación previa, pero también recordar qué es lo que impulsa a estar en cierto lugar, actividad, haciendo sacrificios.

Te interesa: Los líderes de Alibaba, Baidu y Wanda son el alma de las fiestas de sus empresas

“Yo sé lo que significa estar en la cumbre, pero en lo personal también he pasado cinco etapas de depresión. Tuve momentos de no querer vivir. Salí de ello al entender, con el apoyo de otros, cómo volverme a enamorar del deporte”, agregó.

Para los profesionistas y empresarios, el medallista originario de Baltimore sugirió las siguientes prácticas:

Publicidad

- Escribe de manera continua una meta que sea especial para ti y los planes de cómo llegar a ese cometido.

-Sal de la zona de confort. “Para mí no era maravilloso entrenar sumergido en agua helada, llevar al cuerpo al máximo sacrificio, pero esto era crucial para el éxito. En el hecho de no querer salir de tu confort es donde la gente se pierde rumbo a ser diferente”, explicó.

- Echar a perder un plan es necesario, porque se aprende a observar qué es fundamental para obtener un buen resultado y desechar las actitudes que demoran el cumplimiento de un reto.

- Ten un coach que veas como un padre, a quien tengas la confianza de preguntarle cómo resolver algo que consideras imposible.

Publicidad

- Aprende a ver la vida en dos niveles: empieza por autoenfocarte para lograr el éxito individual, pero en algún momento de tu desarrollo necesitas formar parte de un equipo para que el sentido de trayectoria continúe vivo.

¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

has quedado suscrito al newsletter.

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde.

Publicidad