Publicidad
Publicidad

Discutir en redes sociales por las elecciones puede afectar tu carrera

La imagen proyectada de intolerancia hacia otras ideas provocaría que los reclutadores se decidan por otro candidato, advierten especialistas en desarrollo de talento.
Proyección.
Proyección. A pesar de que las redes sociales son parte de la vida privada del trabajador, es cada vez más común que los reclutadores se fijen en los perfiles virtuales de quienes piensan contratar. (Foto: Rawpixel/Getty Images/iStockphoto)

Los enfrentamientos en redes sociales por apoyar a determinado candidato en las elecciones a la presidencia de México son cada vez más comunes e intensos y no solo puede generar problemas entre amigos y compañeros de trabajo. Este tipo de comentarios puede provocar, incluso, que una empresa no te contrate en el futuro.

Alejandra Oxley y Georgina Díaz, especialistas en reclutamiento, advierten que esta imagen en las redes sociales e, incluso profesionales (como Linkedin), pueden afectar el futuro de un candidato que quiere incorporarse a una nueva compañía.

A pesar de que las redes sociales son parte de la vida privada del trabajador, es cada vez más común que los reclutadores se fijen en los perfiles virtuales de quienes piensan contratar. El objetivo es verificar si algunas de las capacidades que indican en su CV son ciertos y si sus valores coinciden con los de la compañía.

Lee: Cómo lograr que el Mundial de futbol juegue a favor de tu empresa

Publicidad

Es aquí cuando las publicaciones violentas sobre temas políticos juegan en contra. “A pesar de ser algo muy privado, la imagen que proyectamos en redes sociales repercute mucho en cómo nos ven las personas, por lo que es mejor expresarnos de manera tolerante y educada”, comenta Georgina Díaz, reclutadora independiente.

Si el candidato publica todo el tiempo comentarios en redes sociales en los que ataca a determinado grupo de personas sólo porque su opinión no coincide con la suya, los reclutadores pueden prever que llevarán este tipo de actitudes a la empresa, lo que podría generar problemas con el resto de colaboradores.

“El día de mañana esa persona ingresará a la empresa y puede tener ese mismo tipo de comportamiento. Lo llevará día a día a la oficina, lo que puede derivar en peleas y discusiones con sus compañeros, por no saber manejar las situaciones con flexibilidad y diplomacia”, señala Alejandra Oxley, especialista senior en adquisición de talento de la consultora de digitalización The Hackett Group. Estas actitudes pueden llevar a que el candidato no sea seleccionado en un proceso de contratación.

Aunque Díaz comenta que en el reclutamiento tiene más peso la experiencia y habilidades que la imagen en redes sociales, al tomar la decisión final los reclutadores siempre se decantarán con quien proyecta una imagen de tolerancia.

Publicidad

Ambas especialistas advierten que no se trata de que el futuro candidato a un empleo reprima sus opiniones políticas, sino la importancia de plantearse cómo se interactúa con otras personas y qué imagen proyecta.

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad