Publicidad
Publicidad

Cómo reinventarse en lo laboral después de los 50 años

Lesley Jane Seymour, fundadora de Covey Club, un sitio en línea para mujeres de 40 años en adelante que las conecta entre sí a través de contactos y eventos, cuenta su experiencia de reinvención.
Lesley Jane Seymour
Reinventarse Es aterrador y abrumador lanzar algo nuevo, especialmente después de los 60 años. (Foto: Maria Karas)

Lesley Jane Seymour vio la vacante de editor en jefe de la ahora inexistente revista More, la cual se enfocaba en mujeres de 40 años en adelante.

Con cinco jefes, cuatro editoriales en ocho años, y anunciantes limitados para mujeres mayores de 40 años, "no era necesario ser una experta en cohetes para saber que no se trataba de un negocio estable", dijo.

Cuando la revista cerró en 2016, sabía que no había otra revista en la que quisiera trabajar (ya había dirigido a Marie Claire, Young Miss y Redbook). Entonces, se preguntó a sí misma, "¿qué más hay?"

A los 59 años, ella decidió reinventarse a sí misma.

Publicidad

Primero, regresó a la escuela para obtener una maestría en sustentabilidad, y luego, cuando más lectoras en las redes sociales la alentaron a hacer algo más para llegar a mujeres mayores de 40 años, decidió comenzar su propio negocio.

Lee: ¿Es posible jubilarse antes de los 60 años?

"Estoy terminando la maestría y estoy iniciando un negocio", dijo Seymour, quien utilizó su indemnización por despido para comenzar su empresa. "Después de que termine de hablar contigo, tengo que ir a escribir un documento".

A principios de este año, lanzó Covey Club, un club en línea que conecta a mujeres de 40 años en adelante a través del textos, contactos y eventos.

Publicidad

"Es completamente aterrador. Creo que muchas personas no se reinventan a esta edad, especialmente si han tenido éxito porque te dices a ti: 'Mira, he tenido esta carrera increíble y estelar... ¿Por qué iba a echarlo a perder? Probablemente voy a fallar' ", dijo

Es aterrador y abrumador lanzar algo nuevo, especialmente después de los 60 años, pero Seymour dijo que también es "estimulante".

"Quiero ser una inspiración para todas esas mujeres y algunos hombres que están siendo expulsados de sus trabajos corporativos en sus años 50 y están aterrorizados porque no pueden volver a entrar y nadie los está contratando".

Recomendamos: 5 planes financieros para después de la jubilación

Publicidad

Seymour viaja por todo el país hablando con mujeres y hombres sobre cómo necesitan tener un "plan de reinvención" bajo la manga.

"Debes tener otra idea si quieres continuar trabajando hasta que cumplas 60 años. No puedes quedarte sentado y decir: 'Mi empresa se encargará de mí'".

Jeri Sedlar, coautora de Do not retire, rewire! (No te retires, ¡reconecta!), dijo que un tema común que oye durante los grupos focales es que las personas esperan trabajar más allá de los 65 años.

"La gente supone que deben conseguir algo que los mantenga a través de los 70 o 72 años. Si así es como están pensando, es mejor que lleven 50 años pensando en el futuro", agregó

Publicidad

“La mediana edad es una etapa de la vida en la que realmente debes comenzar a conocerte a ti mismo y descubrir qué te gusta de tu trabajo y qué no”, apuntó.

"Este es el momento en el que tienes que regresar, ver algunas ideas antiguas, algunas cosas que has pensado sobre ti, ¿cuáles son tus intereses actuales?", expuso.

Lee: 4 preguntas que debes hacerte antes de jubilarte

“Escribe una lista de logros para ayudar a descubrir qué es lo que quieres hacer”, dijo Sedlar.

Publicidad

"La gente a menudo nos dice: 'Mi imaginación ha quedado impresa en mi trabajo'. ... Lo que hacemos es tratar de dar ideas que despierten la imaginación de la gente y luego su curiosidad", expresó.

La creación de redes es tan importante más adelante en la vida como lo fue durante el comienzo de tu carrera, pero también es clave tener un grupo diverso de contactos.

"Asegúrate de tener asociados más jóvenes en tu agenda, ten personas de todas las edades porque podrían ser tu jefe mañana", dijo Sedlar.

Más allá de los temores y los riesgos de la reinvención, también existe el desafío de no aceptar el rechazo personalmente.

Publicidad

"Reinventarse a uno mismo es humillante", dijo Seymour. "Cuando eres editor, la gente te está besando en el trasero, francamente. Quieren entrar en tu revista".

Recomendamos: Qué sigue para el CEO después de la jubilación

Ahora puede enviar correos electrónicos a las personas con las que solía trabajar y no recibir una respuesta.

"Puede ser un poco humillante aquí y allá", dijo.

Publicidad

Pero todo se ve eclipsado por probar cosas nuevas y ayudar a las mujeres, especialmente durante un momento en que pueden sentirse solos y desconectados.

"Quiero continuar con esto. Es muy gratificante. Estoy causando un impacto. Estoy cambiando la vida de las personas. Estoy decidida", dijo Seymour.

¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

has quedado suscrito al newsletter.

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde.

Publicidad