Publicidad
Publicidad

6 pasos para renunciar a tu trabajo con la frente en alto

Renunciar no implica solo dejar de ir a trabajar, es todo un proceso de cordialidad y agradecimiento con la empresa que dejas para iniciar tu vida en una nueva.

NUEVA YORK (CNNMoney) - Los empleados están tomando caminos separados de sus jefes demasiado en estos tiempos.

Más de 3 millones de estadounidenses renunciaron a su trabajo en mayo, según estadísticas del gobierno.

Pero a pesar de que los solicitantes de empleo tienen la sartén por el mango en este momento, ten en cuenta que la forma en que dejes tu trabajo actual puede afectar tu carrera en el futuro.

"Los empleados deben darse cuenta de que su reputación está en juego", dijo Vicki Salemi, experta en carreras de Monster.com. "El mundo se está volviendo más pequeño y estamos más conectados que antes".

Publicidad

Lee: 3 consejos para conseguir un trabajo sin realmente intentarlo

1. Conoce tu situación

Muchas compañías tienen empleados que firman acuerdos de no competencia que pueden limitar la capacidad de alguien para trabajar en la empresa de un competidor o en la industria durante un cierto periodo.

Publicidad

Entonces, antes de renunciar a tu trabajo, averigua si firmaste uno.

"La mayoría de la gente firmará cualquier cosa que se les ponga enfrente durante los primeros días de empleo", dijo Donna Ballman, una abogada laboral a favor de los empleados.

"Mucha gente no tiene idea de lo que firmaron y luego, cuando presentan su renuncia, su empleador dice: aquí hay un recordatorio de que estás bajo no competencia".

Si no está seguro de haber firmado uno, Ballman recomienda que solicites al departamento de recursos humanos una copia de tu contrato de empleo y todo lo que firmaste al unirte a la empresa.

Publicidad

Si estás bajo no competencia, es probable que tengas que decirle a tu empleador actual a dónde vas. Pero incluso, si no estás obligado por ningún contrato, sigue siendo una buena idea ser transparente.

"Es mejor no escabullirse", dijo Ballman. "Lo mejor es decirles lo que estás haciendo".

Recomendamos: Odio mi empleo, pero no voy a renunciar

2. Dile a tu jefe primero... en persona

Publicidad

Es posible que estés listo para gritar tu renuncia a los cuatro vientos, pero tu jefe debe ser la primera persona a quien le cuentes.

"Las noticias viajan rápido", advirtió Yasmin Vora, reclutadora de Core Recruitment. "Primero díselo al jefe. Esto te permitirá gestionar mejor la situación y asegurarte de que se lo digan a los otros empleados de la mejor manera posible sin causar revuelo en la oficina".

No solo entres a la oficina de tu jefe o dejes caer la noticia de una manera aleatoria. Reserva un horario para sentarse y hablar.

Publicidad

Si tú y tu jefe no trabajan en la misma oficina y no pueden reunirse en persona, los expertos dijeron que una llamada telefónica es la siguiente mejor opción.

Una vez que tu jefe lo sepa, está bien decirle a tus amigos y compañeros de oficina.

3. Hazlo con anticipación

Publicidad

Dos semanas es el período de aviso generalmente aceptado para hacer el anuncio, pero los expertos recomiendan hacerlo con la mayor antelación posible.

"Mientras más alto y más ejecutivo sea el puesto, es costumbre dar más aviso", dijo Salemi.

Pero prepárate para que te pidan que te vayas de inmediato, especialmente si vas con un competidor, dijo Sue Fox, autora de Business Etiquette For Dummies.

Lee: ¿Pagar por entrevistas de trabajo? Cuidado con las ofertas falsas

Publicidad

Asegúrate de tener todos tus archivos personales, como fotos y documentos fuera de cualquier dispositivo relacionado con el trabajo.

"Sé muy transparente y muy cuidadoso con lo que almacenas, es mejor no tener cosas personales en un dispositivo del trabajo", aconsejó Ballman.

4. Ten una carta lista

Publicidad

Muchas compañías pedirán una carta de renuncia para documentar formalmente el evento.

La carta debe incluir tu nombre, función actual y tu último día.

Que sea breve, sugirió Ballman.

"Debería ser breve y dulce, especialmente si crees que tienes algún reclamo contra la compañía".

Publicidad

No dejes la carta en el escritorio de tu jefe y pienses que tu trabajo está hecho. Llévala a la reunión de renuncia programada o tenla lista cuando la reunión concluya.

Recomendamos: ¿Por qué implementar la tolerancia cero en tu empresa?

5. Ten tus emociones bajo control

Publicidad

Incluso si odiabas tu trabajo, mantén la calma durante el proceso de salida.

"Toda industria es extremadamente pequeña. No quieres quemar ningún puente", dijo Deborah Brown-Volkman, una entrenadora profesional certificada. "La persona afectada al final serás tú”.

6. No flojees

Publicidad

Sí, tienes un pie en la puerta, pero todavía tienes que llegar a tiempo, evitar tomar almuerzos prolongados y hacer tu trabajo.

"No seas holgazán", dijo Fox.

"No querrás dejar caer una carga de trabajo sobre tus compañeros de trabajo después de que te vayas. ¿Cómo quieres que te recuerden? Prueba y cierra cualquier proyecto sin terminar, sigue trabajando horas normales. Esta va a ser la última interacción con tus compañeros, por lo que quieres que piensen positivamente en ti y no manches tu reputación”.

¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

has quedado suscrito al newsletter.

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde.

Publicidad