Publicidad

Nuestras Historias

¿Qué hacer con el trabajo fuera de tu horario laboral?

Habrá momentos en los que trabajar fuera del horario es necesario, sin embargo, debes analizar las situaciones para que no se convierta en una costumbre que acabe con tu tiempo personal.
Determina la urgencia
Determina la urgencia A veces los jefes lanzan un correo electrónico solo para comunicar un tema antes de que lo olviden.

(CNN) - Nada estropea más un fin de semana como un correo electrónico de tu jefe.

Los teléfonos inteligentes nos atan a nuestros trabajos, incluso cuando no estamos en la oficina, impidiéndonos desconectar y balancear el trabajo y el tiempo personal.

Muchos trabajadores ven las solicitudes fuera de horario como una oportunidad para congraciarse con el jefe. Y eso puede hacer que otros se sientan presionados a seguir el ejemplo para seguir siendo competitivos.

Lee: ¿Por qué fallan las empresas al gestionar el cambio?

"Esos jefes adictos al trabajo siempre preferirán a los que dan un esfuerzo extra", dijo Lynn Taylor, experta en entornos laborales y autora de Tame Your Terrible Office Tyrant.

Y seamos sinceros, habrá momentos en los que trabajar fuera del horario es necesario. Las emergencias, el cumplimiento de los plazos o las diferencias de zona horaria requieren trabajar fuera del horario laboral.

Publicidad

Pero, ¿qué sucede cuando eso se convierte en un patrón y te encuentras constantemente obligado a trabajar fuera de horario?

1. Establece límites

En Francia, los legisladores intervinieron para trazar la línea entre el trabajo y el tiempo personal. Una ley de 2017 otorga a los empleados el "derecho a desconectarse" del correo electrónico, los smartphones y otros dispositivos electrónicos una vez que finaliza su jornada laboral. El concejo municipal de la ciudad de Nueva York está considerando actualmente un proyecto de ley similar.

Pero la mayoría de nosotros tenemos que usar nuestro propio criterio, y establecer límites no es tan fácil.

Recomendamos: ¿Cómo salir de la rutina de trabajo?

Publicidad

Si tu jefe está constantemente interrumpiendo tu tiempo personal, es hora de sentarse y tener una conversación.

"La gente tiene miedo a la confrontación", dijo Taylor. La clave es que ese diálogo se convierta en una situación de ganar-ganar.

"Haz que vean que ellos también salen ganando", aconsejó. Ella sugiere decir algo como: me parece un desafío dedicar mi tiempo para hacer X por la noche y luego no poder llegar fresco y descansado en la mañana, y eso afecta mi nivel de productividad.

2. Determina la urgencia

A veces los jefes lanzan un correo electrónico solo para comunicar un tema antes de que lo olviden. Trata de juzgar la urgencia del tono del mensaje, para ver si la nota justifica una respuesta inmediata.

Publicidad

Jefes: Sean claros en su comunicación fuera de horario si no están buscando una respuesta. Agregar "no urgente" en el asunto del correo puede ayudar a dejar claras sus expectativas. Otra opción es escribir el correo electrónico y dejarlo en la carpeta de borradores para enviarlo durante la jornada laboral.

Lee: MacKenzie Bezos, un ejemplo del crucial rol de la mujer en el mundo

3. Intenta negociar

Si un encargo laboral fuera de horario hábil llega en un mal momento, intenta encontrar una solución que funcione para ambas partes.

"Intenta decir: ‘No puedo hacer esto ahora, pero puedo entregárselo el lunes’, di no con mucha cortesía, intenta dar otra opción o un plazo negociado", recomendó Mary Abbajay, autora del libro Managing Up: How to Move up, Win at Work, and Succeed with Any Type of Boss.

Publicidad

Si recibes estas solicitudes con frecuencia, pregunta si puedes obtener tiempo de compensación o entrar más tarde durante unos días para recuperar ese tiempo personal.

Recomendamos: En Davos se saturan las conferencias que hablan sobre la felicidad

4. ¿Qué pasa cuando recibes un mensaje de texto?

Los mensajes de texto pueden ser más rápidos y captar la atención de un empleado más rápido que un correo electrónico, pero también puede sentirse como una mayor invasión del tiempo personal.

Si tu jefe ha optado por enviar mensajes de texto fuera del horario de oficina y te hace sentir incómodo, puedes reconducirlo con mucho tacto.

Publicidad

"Lleva la conversación del mensaje de texto a la plataforma que esté más relacionada con el trabajo", sugirió Elaine Swann, fundadora de la escuela de protocolo The Swann School of Protocol. "Si el jefe te texteó y esa no es una comunicación normal, responde en el correo electrónico del trabajo".

Lee: ¿Eres un líder?, entonces necesitas dormir más

También puedes pedirle al jefe que se apegue al correo electrónico explicando cómo eso te hará más eficiente.

"Es una petición legítima decir: ‘sería realmente útil tener la solicitud en forma de correo electrónico para que pueda buscarla y tenerla allí para el futuro, todo en un solo lugar. Eso sería muy útil para hacer un mejor trabajo’ '', dijo Taylor.

5. Adelántate a la solicitud

Publicidad

Si el trabajo nocturno y de fin de semana suele acumularse en las mismas fechas, ve si puedes adelantarte.

"Encuentra el patrón", aconseja Abbajay. Si prestas atención a lo que se te pide con frecuencia, trata de averiguar cómo hacer que no sea una situación que deba resolverse en horarios no laborales.

Si decides sacar el encargo laboral, que el tono del correo electrónico se corresponda y no se desvíe del tema. Este no es el momento para bromas o comentarios ocurrentes, aunque trabajes en el que debería ser tu tiempo personal.

¿Ya lograste tu ascenso?
Te enviamos la información para que alcances tus metas profesionales.

has quedado suscrito al newsletter.

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde.

Publicidad