Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

¡Renuncio! Esta es la mejor forma de decirle adiós al jefe

Para dejar una buena impresión y ser cordial al abandonar la empresa es necesario cuidar el aviso de despedida que darás a tus superiores y no caer en sentimentalismos.
jue 26 septiembre 2019 05:00 AM
despido.jpg
Los expertos recomiendan avisar primero a los superiores y después a los compañeros de trabajo, ya que este tipo de información se presta para generar malentendidos.

Kathryn Vasel / CNN — Encontraste un nuevo trabajo, te escapaste con éxito a todas las entrevistas y aceptaste una oferta.

Ahora solo tienes que decirle a tu empleador actual que te vas. Eso puede ser más difícil de lo que piensas.

“Siempre sal con la frente en alto”, recomienda Vicki Salemi, una experta en carreras en Monster. “Nunca existe una segunda oportunidad para causar una última impresión”.

Publicidad

Acude directamente a tu jefe

Tu supervisor inmediato debe ser la primera persona a quien informes sobre tu decisión de dejar la empresa. Incluso si no te llevas bien con tus jefes y son la razón por la que buscaste un nuevo trabajo, deberían ser tu primera parada.

“Ese tipo de información es el pan de cada día para las personas a las que les gusta el chisme ”, dice Janel Anderson, una experta en comunicación laboral. “Las posibilidades de que la información caiga en las manos equivocadas y luego se filtre a tus jefes, antes de que tengas la oportunidad de decirles, te haría parecer increíblemente poco profesional”.

¿Estás pensando en renunciar a tu trabajo? Aquí hay 6 consejos a tomar en cuenta

Dar las noticias en persona es tu mejor opción. Solicita una reunión rápida o visita su oficina pidiendo unos minutos para conversar.

Si una conversación en persona no es una opción, haz una llamada telefónica o una videoconferencia. La idea principal es evitar dar la noticia por mensaje de texto o correo electrónico.

Los siguientes deben ser los compañeros de trabajo y los clientes que serán los más afectados por tu partida . También puedes llamar a una reunión de grupo para dar a conocer las noticias al mismo tiempo.

Evita dar demasiados detalles

Depende de ti cuánta información divulgues sobre tu nuevo empleo. Pero generalmente es mejor decir lo menos posible.

Publicidad

Dile a tus jefes que has aceptado un nuevo puesto y hazles saber tu último día de trabajo efectivo.

Si te llevabas bien con tus jefes y disfrutaste de tu tiempo en la empresa, también puedes compartir tu gratitud o mencionar un recuerdo positivo como cuánto has apreciado la oportunidad, la tutoría o el desarrollo profesional.

Esta conversación puede ser incómoda, así que practica lo que vas a decir para mantenerte encaminado.

“Prepárate para responder”, recomienda Salemi. “No tienes que revelar nada que no quieras”.

Mantén todo en el nivel más alto. Si tu jefe continúa presionando y haciendo preguntas , puedes responder ampliamente que está en la misma industria o que trabaja con diferentes tipos de clientes. También puedes decir cortésmente que prefieres no compartir ningún detalle, pero que planeas enviar un correo electrónico con tu nueva información cuando te instales.

Ofrecer demasiada información puede ser arriesgado.

“Es un mundo muy pequeño”, explica Salemi. “Tu jefe puede comunicarse con tu futuro jefe y hablarle mal de ti. Nunca se sabe lo que va a pasar”.Sin embargo, si firmaste un acuerdo de no competencia que estipula que tienes que detallar a dónde vas, entonces debes cumplirlo.

Lee más: Mi antiguo jefe habla mal de mí

“No puedo decir cuántas personas acuden a mí jurando que no firmaron un acuerdo de no competencia y sí lo hicieron”, dice Donna Ballman, una abogada laboral que apoya a los empleados. “Mejor asegúrate de no tener uno”.

Publicidad

Algunos acuerdos te prohíben trabajar para un competidor, un vendedor o un cliente.

También es útil contar con una estrategia de salida para ayudar con la transición. Diseña un plan para proporcionar una actualización a los colegas sobre los proyectos en los que estás trabajando, entrega una lista de contactos aplicables y capacita a alguien para llenar el vacío en tu ausencia.

“Debes poder entregar el trabajo a alguien que pueda mantenerlo a flote hasta que se presente tu reemplazo”, dijo Anderson. “ No debes causar daños con tu salida . Piensa en reducir el flujo de clientes, no debes causar que se vean afectados excesivamente”.

Da un plazo de aviso adecuado si puedes

A menos que tengas un contrato que estipule la cantidad de días de aviso que debes dar antes de irte, no tienes una obligación legal en lo que respecta a tu último día en la oficina.

Pero es habitual avisar al empleador con al menos dos semanas de anticipación.

“Literalmente puedes entrar y decir: 'Renuncio. Hoy es mi último día', pero eso no es un movimiento políticamente inteligente”, menciona Alex Twersky, cofundador de Resume Deli, una empresa de currículums y servicios profesionales.

Lee más: 6 pasos para renunciar a tu trabajo con la frente en alto

Hazlo por escrito

Muchas compañías requieren una carta de renuncia formal para tener en el archivo. También es bueno que conserves una copia de la carta (o más probablemente un correo electrónico) para demostrar que no fuiste despedido, en caso de que eso se convierta en un problema.

Entonces, ¿qué necesitas decir? No mucho.

Indica que has aceptado otra oferta de trabajo y cuándo será tu último día de trabajo. Si disfrutaste de tu tiempo en la empresa , también puedes agregar una línea sobre cuánto apreciaste las oportunidades y que recordarás con cariño tu tiempo allí.

Sin embargo, si no tuviste una gran experiencia y pudieran existir motivos para una posible demanda, mantén la carta muy genérica, aconseja Ballman.

“No puedo decirte cuántas personas que tienen reclamos legales contra una empresa hicieron una carta de renuncia efusiva”, menciona. “¿No crees que ellos se la mostrarán a un jurado?”.

Ella recomienda decir algo como: “Renuncio, efectivo de tal a tal día, y les deseo lo mejor a todos”.

Prepárate para irte

En algunas circunstancias tu empleador podría decidir que el día que anuncies tu renuncia sea el último día .

A veces se trata de cuestiones de confidencialidad y, otras, de un jefe vengativo.

Así que, prepárate. Es ilegal tomar cualquier propiedad de la compañía, pero si guardaste información personal en tus dispositivos de trabajo, asegúrate de borrarla antes de dar aviso.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde.

Publicidad