Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Pago de luz e internet a los trabajadores? Así es como Natura sacó el cálculo

La empresa brasileña determinó un pago semestral, de poco más de 4,000 pesos, para apoyar con el pago proporcional de internet, luz y alimentación a los trabajadores que hacen home office.
vie 12 marzo 2021 05:00 AM
Teletrabajo
El pasado 12 de enero entraron en vigor las reformas, en materia de teletrabajo.

Cada colaborador de Natura recibió un bono de poco más de 4,000 pesos en septiembre del año pasado. La intención de la firma brasileña fue contribuir en los gastos adicionales de internet y servicio de electricidad que tuvo su gente al hacer home office.

“Al inicio de la pandemia les enviamos un kit ergonómico para que pudieran trabajar mejor desde casa, pero nos dimos cuenta que los colaboradores estaban teniendo gastos adicionales en alimentación, conexión a internet y electricidad”, menciona Víctor Palomo, director de Recursos Humanos de Natura.

La compañía entonces se dio a la tarea de calcular cuál era la parte proporcional de esos gastos.

Publicidad

“El trabajador fue lo que nos rigió como cálculo de unidad, y nos concentramos en el costo adicional, sin considerar lo que cada uno pagaba antes de laborar en esta modalidad. Sí fue un reto porque existen diferentes entornos personales para cada colaborador”, detalla el directivo.

A sabiendas de que algunos trabajadores tuvieron que contratar más ancho de banda y de que en el mercado de telecomunicaciones hay distintos proveedores del servicio de internet, no se tomó en cuenta el número de personas que se conectan a la red en un mismo domicilio.

Lo mismo aplicó para el pago de luz y apoyo en la compra de alimentos, tomando en cuenta que Natura ofrecía servicio de comedor y cafetería en el esquema presencial.

Al final, la proporcionalidad se determinó de manera regional con un monto fijo, que cubría de marzo a septiembre de 2020. Y este mes, los trabajadores de Natura recibirán otro bono por la misma cantidad, pero esta vez corresponde a un apoyo económico de octubre del año pasado a marzo 2021.

El pasado 12 de enero entraron en vigor las reformas del artículo 311 a la Ley Federal del Trabajo (LFT), que obligan a las empresas a pagar el internet y la parte proporcional de luz a los colaboradores que realizan al menos el 40% de su jornada laboral en su domicilio. Natura dio este paso, antes de la regulación. Y aunque Palomo no detalló cómo este bono ha impactado en la productividad de la plantilla laboral, sí aseguró que los colaboradores han agradecido y valorado esta iniciativa de la compañía.

“Es muy importante desarrollar este tipo de estrategias que contribuyen a la motivación y al sentido de pertenencia de la gente hacia la organización. Hoy estamos definiendo qué más podemos cubrir, para que en el momento en que haya una norma sea más fácil apegarse a ella”, indica.

Arturo Alberto Hernández, especialista del Tecnológico de Monterrey, explica que la LFT no especifica cómo las compañías deben calcular la parte proporcional de estos pagos a servicios y todavía no hay un mecanismo claro de medición. Sin embargo, tal y como hizo Natura, aconseja comparar los recibos de los trabajadores, antes y después de la pandemia para poder establecer un monto, de preferencia personalizado, ya que los costos varían, según el caso de cada trabajador.

“No es que le pases el recibo de electricidad a tu jefe, esperando que él pague tu luz. Es que determines cuánto incrementó el pago, a raíz de que comenzó el home office. Y cuánto subió el recibo del internet, después de contratar un aumento de velocidad o ancho de banda”, comenta.

Publicidad

El apoyo ¿es deducible?

La Ley del Impuesto Sobre la Renta no contempla el pago de un recibo particular a nombre del empleado y emitido por la empresa. El artículo 29 del Código Fiscal también lo califica como un gasto no deducible. Entonces, si la empresa opta por emitir un recibo al empleado no podría deducir el impuesto.

Para poder hacerlo, Natura generó un nuevo concepto en su nómina al que llamó "apoyo de teletrabajo", así tendría un comprobante fiscal para comprobar que hizo el pago proporcional por esos servicios. No obstante, Alberto Miranda, especialista fiscal de la consultora Deloitte, resalta que las herramientas de trabajo no son ingresos extra para el trabajador. Por eso, las empresas deben asegurarse de timbrar correctamente estos gastos como “otros pagos que no son ingresos al trabajador”.

El especialista fiscal recomienda tener mucho cuidado de no entregar dinero en efectivo o depositar los recursos en la cuenta de nómina de los trabajadores, ya que, para efectos laborales, esto se consideraría como salario, no se podría deducir y detonaría un alza en las demás prestaciones.

Una alternativa para deducir impuestos por este tipo de pagos es a través de las tarjetas o monederos electrónicos. Charles Chamouton, director de Producto Up Sí Vale, cuenta que muchas empresas se han acercado a ellos para saber cómo su tarjeta "Oficina en casa" puede ayudarlos a cumplir con la ley. Se trata de una tarjeta digital, como la de cualquier banco, que se creó con el fin de que el trabajador pueda pagar parte de los servicios de internet, luz, alimentación o muebles ergonómicos para trabajar en su domicilio.

“La dispersión de los recursos se puede etiquetar como ese gasto en especial y la factura que se otorga a las empresas funge como comprobante tangible para el cumplimiento de la ley”, asegura Chamouton. Desde la regulación del home office, la empresa especializada en la emisión de vales de despensa, ha colocado 100,000 tarjetas "Oficina en casa", repartidas entre 180 empresas en México. Su director estima colocar medio millón de tarjetas en los próximos dos o tres meses.

Si bien, la ley no estipula un monto para el pago de luz e internet, Chamouton revela que las empresas que contrataron el servicio están inyectando a la tarjeta entre 250 y 350 pesos mensuales, en apoyo a cada colaborador.

Germán de la Garza, líder de servicios laborales de la consultora Deloitte, recomienda a las empresas tener documentos que acrediten la fecha, tipo de insumo o herramienta de trabajo que se entrega, ya sea en especie o por cualquier tipo de medio electrónico. Y por supuesto, los comprobantes de los pagos proporcionales de luz e internet. “En el momento en que la autoridad comience con las inspecciones solicitarán a las empresas que acrediten la entrega de dichos insumos”, concluye.

Publicidad
No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde.

Publicidad