Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Jack Dorsey deja Twitter: ¿cuándo debes retirarte de la empresa que fundaste?

Los especialistas en liderazgo señalan que el mejor cambio se da cuando la empresa está en su mejor momento, pero también cuando se busca dar continuidad al estilo de liderazgo.
mar 30 noviembre 2021 05:00 AM
jack dorsey
Tal como hizo Jack Dorsey, los expertos consultados aconsejan que es conveniente ser transparentes y comunicar abiertamente la sucesión.

"La empresa está lista para dejar atrás a sus fundadores". El mensaje de Jack Dorsey al anunciar ayer que dejaba la posición de CEO de Twitter, la compañía que fundó en 2006, era claro. En su lugar, queda Parag Agrawal, hasta ahora su director de tecnología. “Mi confianza en Parag como CEO de Twitter es profunda. Su trabajo durante los últimos diez años ha sido transformador. Estoy profundamente agradecido por su habilidad, corazón y alma. Es su momento de liderar”, dijo Dorsey en un comunicado que publicó en su perfil de la red social.

El primer reto para Agrawal será duplicar los ingresos anuales de la empresa y tener 315 millones de usuarios activos globales al día hacia finales de 2023, la meta de la red social.

Publicidad

Analistas en sucesión de liderazgo consultados aseguran que un cambio saludable de timón se da cuando la empresa está en su mejor momento, pero también cuando se busca dar continuidad al estilo de liderazgo de los fundadores o directores.

Para ello, explica Óscar Fonseca, director de la Escuela de Negocios del Tecnológico de Monterrey campus Ciudad de México, es muy importante saber en qué etapa está la compañía y cuáles son sus áreas de oportunidad.

“El empresario tradicional se aferra a su fórmula y a seguir operando su empresa. En cambio, un líder con visión a futuro sabe que para seguir creciendo tiene que soltar el timón. Eso le permite enviar un mensaje optimista a los inversionistas y a los stakeholders”, menciona.

Raúl Montalvo, director de EGADE Business School, sede Guadalajara, comenta que en una sucesión de liderazgo el mensaje hacia los inversionistas se torna pesimista cuando el cambio se da en una situación crítica. “Desgraciadamente, ocho de cada diez empresas buscan la consultoría para cambiar de CEO porque quieren rescatar a su organización”, dice el especialista.

La salida de Dorsey era algo de lo que se venía hablando. Paul Singer, fundador del fondo de inversión Elliott Management, que ocupa un asiento en el consejo de administración de Twitter, ya había sugerido la salida del empresario, a fin de evitar que liderara al mismo tiempo sus dos compañías: Twitter y Square, de pagos digitales, pues navegar dos barcos es poco común en Wall Street.

La importancia del sucesor

El respaldo al sucesor es importante para garantizar que, además de los desafíos que conlleva el puesto de CEO, haya un recibimiento favorable por parte de los stakeholders. Sobre todo en empresas, como Twitter, bajo un fuerte escrutinio. En el paso de estafeta a Agrawal, ya se vio reflejado en el crecimiento de las acciones en la Bolsa. Tan pronto se dio a conocer la noticia de la salida de Dorsey, las acciones de la compañía subieron más de 12%, según Bloomberg.

A las empresas, sin embargo, parece que les cuesta encontrar sucesor. Según el estudio Global Leader Forecast 2021, elaborado por DDI, una firma de consultoría de recursos humanos y desarrollo de liderazgo global, la fuerza de la banca de sucesión, ese grupo de personas que puede guiar a la compañía en el futuro, está cayendo. Solo 11% de los profesionales de recursos humanos a nivel mundial dice que tienen candidatos sólidos para ocupar puestos de liderazgo, la tasa más baja que la firma ha visto en la última década. En México, la cifra sube hasta 54%.

Publicidad

Entonces, ¿cuándo hacerse a un lado?

Enrique Maldonado, líder de consultoría en DDI, señala que un fundador de empresa debe retirarse cuando:

1.- La organización está en su mejor momento, pero necesita continuar creciendo en el mercado, bajo la guía de un líder que comparta la visión del CEO saliente.

2.- Cuando los inversionistas y demás stakeholders requieren de mayor certeza en torno al desarrollo del negocio.

3.- La estructura familiar no alcanza a cubrir y satisfacer las necesidades del negocio, o bien, responder a las nuevas demandas del mercado.

4.- Si la empresa está enfrentando una crisis y necesita cambiar la visión del negocio y de sus líderes.

5.- Si el fundador pertenece a la fuerza laboral saliente, por causa de enfermedad, o porque quiera centrarse en otras pasiones y actividades.

Publicidad
No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde.

Publicidad