Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

“La vida de chef es muy exigente; así como te da te quita”: Fernando Martínez

Con su restaurante Migrante, busca llevar a los comensales a viajar, a través del paladar, por distintos sabores e ingredientes del mundo.
sáb 03 septiembre 2022 07:39 AM
FERNAN~1.JPG
Fernando Martínez comenzó a los siete años su travesía en el mundo de la cocina. Ahora con 43 años ofrece la experiencia de la cocina y los distintos sabores del mundo en su restaurante Migrante. Cortesía.

Viajar por el mundo es el sueño de muchas personas, pero hacerlo realidad se ha vuelto una odisea a raíz de la pandemia del covid-19, los altos precios de aviones y hospedajes, y algunos conflictos geopolíticos.

Pero hay otra forma de hacerlo: por medio del paladar. Así lo concibe el chef Fernando Martínez Zabala, en entrevista con Expansión, quien desde su restaurante Migrante logra que los comensales disfruten un recorrido a través del sabor y los ingredientes por diferentes rincones del planeta.

Publicidad

La apuesta no fue fácil. En primera porque no se trata de un restaurante internacional, sino de platillos en las que se combinan distintas técnicas, y en segunda, porque el negocio abrió sus puertas en 2020, cuando la emergencia sanitaria azotaba al país y obligaba a muchos comercios a bajar la cortina.

Sin embargo, Fernando Martínez sabía que no había marcha atrás y había que emprender el camino, tal cual como lo hace una persona que decide moverse de un país a otro en búsqueda de su propia felicidad.

¿Eres una persona feliz?

-Sí, lo soy, responde con una peculiar sonrisa y con la alegría de ver en marcha su restaurante, ubicado en la colonia Roma, que afrontó las adversidades y que busca atraer comensales que experimenten los platillos desde una visión diferente.

Para el chef, que empezó su travesía desde los siete años y ahora tiene 43, emprender la carrera no fue sencillo, se trató de un camino largo y complicado que si bien hoy rinde frutos, requirió de muchos años de picar cebolla, por no decir piedra, y aprendizaje.

“Para quienes quieran emprender por este camino les puedo decir que no es sencillo, y aunque hay momentos muy difíciles no dejen de soñar”, dice a las futuras generaciones que tienen puestos sus ojos en este negocio.

Hay otra razón que Fernando Martínez suma a la apuesta que hace a través de Migrante: poner ese toque personal al tiempo de combinar las distintas corrientes gastronómicas que con el tiempo ha aprendido.

“A veces estoy durmiendo y se me viene a la mente una combinación, entonces me despierto y comienzo a anotar y a experimentar de modo que estoy en un constante choque de pensamientos e innovaciones, en un ejercicio introspectivo que toma forma y que se vuelve parte del menú”.

La visión emprendedora

Originario de Uruapan, Michoacán y proveniente de familia de cocineros por tradición, comparte algunos consejos no solo para quienes ven en la cocina un modo de vida, sino también bajo el concepto general de lo que es la búsqueda del éxito y desarrollo profesional.

Confiesa que aunque la actividad resulta muy generosa, también así como da te quita.

“Por eso le digo a quienes quieren emprender la carrera de chef que no se metan a buscar el prestigio ni la fama, tampoco el dinero. Porque si ese es el fin, es posible que nunca encuentren el camino”.

El ganador de la cuarta edición del Certamen Cocinero del año México 2014 y participante de la primera temporada de la serie Top Chef México 2016, dice que disfruta el proceso y no la meta, lo que lo obliga a mantenerse activo día y noche en el trabajo de cocina.

Fernando Martínez concluye bajo la idea de que los viajes a través del paladar son las travesías del cocinero… aunque en Migrante el camino está lejos de cerrar.

 
No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde.

Publicidad