Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

México apuesta por separar lo técnico de lo político en el round 2 del TLCAN

Como anfitriona de la segunda ronda de conversaciones de la renegociación del tratado, la representación mexicana pretende dejar de lado lo político para concentrarse en los aspectos técnicos.
dom 03 septiembre 2017 07:35 AM
round 2 tlcan
Round técnico La segunda ronda de conversaciones del TLCAN en México pone énfasis en lo técnico y quiere blindarse de lo político. (Foto: Shutterstock/box Africa Studio)

Como anfitriones del segundo round del TLCAN, los mexicanos quieren que en su casa sean las discusiones técnicas de la revisión del acuerdo lo que predomine y no las estridencias políticas, luego de las últimas amenazas del presidente de EU, Donald Trump, contra el pacto como preámbulo a esta cita en la Ciudad de México, que este domingo suma su tercer día.

"Lo que es una buena señal. Lo más importante es que la parte técnica siga su propio nivel y camino, que eso es lo que queremos que pase, y es lo que está pasando", dijo Moisés Kalach, director del Consejo Consultivo Estratégico de Negociaciones Internacionales (CENI), el viernes pasado cuando dieron inicio las conversaciones en el hotel Hyatt Regency en el exclusivo barrio de Polanco de la capital mexicana.

Del lado del gobierno, la Secretaría Economía tomó la palabra y presentó la ronda con énfasis en que se instalaron 25 mesas de trabajo para tratar más de nueve temas, entre ellos algunos álgidos como las reglas de origen, es decir, el contenido que deben tener los productos para no pagar aranceles.

Y mencionó que la alineación mexicana está encabeza por el jefe negociador técnico, Kenneth Smith Ramos , acompañado por funcionarios de distintas dependencias del gobierno federal.

Dejó claro en su comunicado que el mensaje de los ministros de los tres socios comerciales que lideran a sus equipos de negociación darán un mensaje a medios el 5 de septiembre, una vez que los especialistas hayan hecho su trabajo en cada uno de los temas.

El mexicano Ildefonso Guajardo, titular de Economía; la Ministra de Asuntos Exteriores canadiense, Chrystia Freeland, y el representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, Los políticos de la negociación tendrán reuniones bilaterales y trilaterales el 5 de septiembre.

Publicidad

"No hay eventos políticos en esta ronda, se espera que los ministros den un mensaje", dijo Kalach.

A diferencia del round 1 celebrado en Washington en agosto y en el que Lightizer llegó con la espada desenvainada, en tierras mexicanas no hubo una conferencia de prensa de los ministros y sus equipos.

Pero ni Canadá ni Estados Unidos estuvieron en silencio y dieron discretos mensajes en sus respectivas cuentas de Twitter.

La canadiense Chrystia Freeland publicó en un tuit sobre que su equipo trabaja duro para lograr lo mejor para sus ciudadanos. En el video que acompaña al tuit la ministra destaca las bondades del TLCAN y confía en que la renegociación será una historia con final feliz.

Además, coincide con los mexicanos en llamar a este proceso "modernización".

Mientras que la Representación Comercial de Estados Unidos, encabezada por Robert Lighthizer, publicó un tuit en el que señala que una renegociación para un mejor TLCAN continúa. Aunque la imagen que lo acompaña se lee una frase que su objetivo y el de Trump: un TLCAN 2.0 libre y justo para Estados Unidos. Trump ha aprovechado cada oportunidad que tiene para calificar al acuerdo como injusto para su país.

Sin política

Una señal más de que lo político está fuera en este ronda es que los integrantes de la Comisión de Acompañamiento de la Cámara Alta, integrada por ocho legisladores de diferentes fuerzas políticas, no fueron invitados a acompañar a los equipos negociadores, según declaraciones de la perredista Dolores Padierna, miembro de ese organismo.

"Repruebo que la comisión del Senado para el acompañamiento de la renegociaicón del TLCAN no fuera invitada al inicio de la segunda ronda", dijo Padierna en su cuenta de Twitter el viernes.

Situación que contrasta con lo ocurrido en la ronda 1 en la que los legisladores viajaron a Washington para observar el desarrollo de los trabajos de la renegociación e incluso se tomaron la foto con el secretario Guajardo, quien les rindió un informe de los avances de los trabajos en esa ocasión.

La foto del recuerdo
Los senadores de las fuerzas políticas de la Cámara Alta con el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, en el primer round del TLCAN en Washington.

El encuentro inició luego de las renovadas amenazas de Trump de abandonar el acuerdo comercial vigente desde 1994.

"Tenemos que contemplar esa posibilidad", dijo el viernes a la cadena Televisa Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y cabeza del lado mexicano de la Alianza Económica de América del Norte , agrupación que los sectores privados de los tres países crearon con el objetivo de aconsejar con una sola voz a sus gobiernos sobre la necesidad de preservar y modernizar el pacto trilateral.

Pero luego de esas amenazas, Trump habló con el primer ministro canadiense, Justin Trudeau , en la que expresaron su esperanza de que ambos, junto con México, tengan una nueva versión del TLCAN a más tardar en diciembre de este año.

Elecciones

El querer tener un TLCAN modernizado antes de la Noche Vieja de 2017 es para evitar que la renegociación se prolongue hasta 2018 y coincida con las elecciones presidenciales en México y de legisladores en Estados Unidos.

De empalmarse, hay probabilidades de que en México sean otros senadores los que tengan la responsabilidad de ratificar el acuerdo comercial para su posterior entrada en vigor. Una nueva Cámara en la que las fuerzas políticas pueden cambiar.

La ronda tres tendrá lugar a finales de septiembre en Ottawa y la cuarta de nueva cuenta en Washington, prevista para octubre. En total , los tres países estiman tener entre siete y nueve rondas de negociación para después de ellas alcanzar un TLCAN renovado.

Y mientras los anfitriones trabajan en el hotel de Polanco, el presidente Enrique Peña Nieto estará en China, lo que es visto como parte del plan B de México en caso de que el TLCAN no tuviera final feliz, con miras a acercarse más a la nación asiática.

Parte de la estrategia es diversificar las relaciones comerciales de México con otras naciones, pues el 80% de las exportaciones mexicanas tienen como destino a Estados Unidos.

Incluso, el subsecretario de Comercio Exterior mexicano, Juan Carlos Baker, sostuvo el mismo viernes una reunión de trabajo con integrantes de la Cámara de Consejeros de Japón para dialogar sobre la relevancia de la relación entre ambas naciones en diversas materias, incluida la comercial.

Moises Kalach
El director del Consejo Consultivo Estratégico de Negociaciones Internacionales en la sede del round 2 en Polanco.

Con información de Dainzú Patiño

Publicidad
Publicidad