Publicidad
Publicidad

¿En verdad Trump está impulsando a la economía de EU?

A medida que las exportaciones aumentaron, las fábricas estadounidenses agregaron casi 200,000 empleos el año pasado.
Sucesión presidencial
Impulso Hace un año, Donald Trump asumió el cargo como presidente estadounidense de manos de Barack Obama, quien ocupó el puesto durante ocho años. (Foto: Reuters / Fotoarte: Diana Alejandra Lobera)

La economía de Trump tuvo un buen comienzo en 2017. Y el presidente tiene un mensaje simple: Estados Unidos está muy bien bajo mi supervisión."El mundo está presenciando el resurgimiento de un Estados Unidos fuerte y próspero", dijo Trump frente a los líderes mundiales, los directores generales y la prensa en el Foro Económico Mundial en Davos, Suiza , el viernes.

La economía de Estados Unidos creció un 2.3% el año pasado, según cifras publicadas el viernes. Ese es el mejor crecimiento en dos años.

Los consumidores, los propietarios de pequeñas empresas y los directores ejecutivos confían en parte debido a la agenda del presidente Trump. Él y los republicanos del Congreso entregaron un importante recorte de impuestos para las empresas y las personas, y algunas compañías han prometido bonificaciones o aumentos para los empleados como resultado. Muchos más insinúan pagos más grandes a los accionistas. Algunas compañías extranjeras, como Samsung, también han abierto nuevas fábricas en Estados Unidos.

Recomendamos: La peor pesadilla de infraestructura que enfrenta EU

Publicidad

Pero hay otra fuerza innegable detrás de la fuerte economía estadounidense: el resurgimiento de la economía global. Su repunte del año pasado ayudó a impulsar al menos dos cosas que Trump toma en cuenta: empleos y acciones.

La economía mundial creció un 3.7% el año pasado, su ritmo más rápido desde 2010, según las nuevas estimaciones del FMI. Algo especialmente raro sucedió en 2017: cada país o región importante creció, desde China a Europa, pasando por Latinoamérica y Japón.

La economía de Europa está avanzando a toda máquina. El crecimiento de China es estable. Japón finalmente está en repunte. Y los grandes jugadores de Latinoamérica (excluyendo a Venezuela) salieron de la recesión.

Muchas compañías estadounidenses venden sus productos en esos mercados. Una economía global más saludable elevó los beneficios de las empresas estadounidenses. Las mayores ventas y ganancias ayudaron a impulsar los mercados bursátiles de EU a niveles récord el año pasado.

Publicidad

Pero el crecimiento global es importante para la economía estadounidense , especialmente para un sector que Trump quiere expandir: la manufactura.

Las exportaciones estadounidenses aumentaron 5.5% el año pasado. Puede que no parezca mucho, pero es un gran cambio frente al descenso de las exportaciones en 2016. Y la fabricación depende en gran medida de la venta de aviones, automóviles, equipos médicos y otros bienes en todo el mundo.

Lee: EU crece más rápido en todo 2017

A medida que las exportaciones aumentaron, las fábricas estadounidenses agregaron casi 200,000 empleos el año pasado. Un año antes, los fabricantes estadounidenses estaban recortando empleos.

Publicidad

Un factor clave para las empresas manufactureras es el valor del dólar estadounidense. Un dólar más débil hace que los productos estadounidenses sean más asequibles para los compradores extranjeros. El dólar perdió aproximadamente el 10% de su valor el año pasado.

Otras monedas en todo el mundo se volvieron más valiosas, después de que los bancos centrales retiraran los estímulos y las economías se volvieran más saludables.

Mientras tanto, los economistas, incluso en el FMI, anticipan que los recortes de impuestos en Estados Unidos impulsarán la economía este año, pero no serán un cambio de juego a largo plazo. Ellos predicen que el crecimiento volverá a un nivel no tan emocionante levemente por encima del 2% en 2019 o 2020. Esa expectativa ha arrastrado al dólar a un nivel más bajo.

Trump dijo a CNBC el jueves que espera que el dólar se vuelva "más y más fuerte" en el futuro, aludiendo a las ganancias de la economía bajo su supervisión. Desde el comienzo del año, ha bajado un 3.3% a su nivel más bajo en tres años. Una vez más, los economistas señalan que las economías de otros países se están recuperando.

Publicidad

El crecimiento económico en el año 2 de la economía de Trump puede ser incluso mejor. El FMI pronostica un crecimiento de 2.7% en Estados Unidos. Si llega allí, el resto del mundo también se puede atribuir el mérito. Los funcionarios del FMI creen que el crecimiento mundial aumentará nuevamente este año hasta el 3.9%.

Lee: A Estados Unidos le gusta un dólar débil

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad