Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

T-MEC / header especial

Así el proteccionismo de Trump: arancel de 25% al acero y de 10% al aluminio

De concretarse la medida, que sería anunciada la próxima semana, China sería uno de los principales afectados; los acereros de México dicen que el gobierno deberá responder con medidas recíprocas.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo este jueves que Estados Unidos impondrá aranceles del 25% sobre las importaciones de acero y del 10% sobre el aluminio importado la próxima semana, sin detallas qué países serían alcanzados por la medida, aunque podrían ser China, Canadá y México.

En una reunión con funcionarios de la industria estadounidense en la Casa Blanca, el republicano prometió reconstruir las industrias estadounidenses de acero y aluminio, pues afirmó que habían sido tratadas injustamente por otros países durante décadas, reportó la agencia de noticias Reuters.

Tras el reporte, la Cámara de Acero de México dijo que si Estados Unidos impone aranceles al acero nacional, el gobierno mexicano debería responder con medidas recíprocas e inmediatas.

null México expresó días atrás su preocupación por esta posible medida y el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, viajó el martes pasado a Washington para reunirse con el titular de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, y hablar del tema de gravar ambos productos.

Canadá consideró "inaceptable" cualquier eventual tasa aduanera de Estados Unidos a sus exportaciones de acero y aluminio, declaró el ministro de Comercio Internacional, François Philippe Champagne.

"Seguimos muy cuidadosamente la situación", agregó Champagne ante el parlamento.

Publicidad

"Cualquier tarifa o cuota impuesta a nuestra industria del acero y aluminio sería inaceptable. Esa decisión tendría impacto en ambos lados de la frontera", afirmó.

Si Washington aplica tarifas, Ottawa responderá para "defender a nuestros trabajadores y a las industrias del acero y el aluminio", advirtió.

Si se concreta la decisión de gravar esos metales, Estados Unidos mandaría una señal de que persiste su política proteccionista en materia comercial en plena ronda siete de la revisión del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), lo cual "realmente preocupa al mercado en el corto plazo, explicó la directora de Análisis Económico-Financiero de Banco BASE, Gabriela Siller, en un reporte.

El Departamento de Comercio mandó a Trump en días pasados recomendaciones para gravar importaciones de acero y aluminio y sanciones más duras para ciertos países que le venden ambos metales, incluido China, c uyo gurú económico se encuentra de visita en Estados Unidos .

De concretarse la medida, este país asiático sería uno de los principales afectados y no descarta tomar represalias.

El mandatario estadounidense tuiteó más temprano que las industrias del acero y del aluminio han sido afectada por décadas de comercio injusto, por lo que, afirmó, no permitirá que sigan aprovechándose de su país, de las empresas y los trabajadores.

Los dos metales son materia prima elemental para la producción de aviones, autos y electrodomésticos hechos en Estados Unidos. Las industria de la construcción, petróleo y servicios también emplea esos metales para vigas, tuberías, cables y hasta latas para alimentos y bebidas.

Las importaciones representan aproximadamente un tercio de los 100 millones de toneladas de acero usadas por las empresas estadounidenses cada año, de acuerdo con un reporte de CNNMoney.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad