Publicidad
Publicidad

El problema potencial del fin de la era del dinero barato en EU

Los costos de los préstamos a corto plazo se han disparado este año impulsados por las recientes alzas de las tasas, lo cual es un problema potencial para las compañías que acumularon muchas deudas.
Golpeada
S&P Alza de tasas de la Fed de EU provocó que los préstamos a corto plazo se dispararan este año. (Foto: LEX VAN LIESHOUT/ANP/AFP)

La era del dinero barato en Estados Unidos está llegando a su fin, lo cual es un problema potencial para algunas compañías que acumularon muchas deudas.

Los costos de los préstamos a corto plazo se han disparado este año, impulsados en parte por las recientes alzas de las tasas de la Reserva Federal de Estados Unidos.

Eso es un dolor de cabeza para compañías que necesitan nuevos préstamos, así como empresas como Campbell Soup y Colgate-Palmolive que han asumido una deuda a tasa flotante, en la que los intereses aumentan a medida que aumentan las tasas.

El interés sobre esa deuda a menudo está vinculado a la Libor a tres meses, una tasa de interés referencial que se ha duplicado durante el año pasado. Recientemente alcanzó sus niveles más altos en casi una década.

Publicidad

“El aumento en la Libor realmente está afectando al sector privado”, dijo David Kotok, fundador y director de inversiones de Cumberland Associates. “El pasaje gratis en el sistema de crédito ha terminado”.

Wall Street parece estar castigando a las compañías con altos niveles de deuda a tasa flotante.

Leer: John Williams será el presidente de la Fed de NY, que vigila a Wall Street

Las acciones de las compañías del S&P 500 con al menos 5% de su deuda en bonos a tasa flotante cayeron 4% durante el primer trimestre, según una investigación de Goldman Sachs publicada el lunes. Eso supera el declive del 1% del S&P 500.

Publicidad

Este grupo de 50 acciones, que excluye a firmas financieras, firmas de bienes raíces y a empresas de telecomunicaciones altamente apalancadas, cotiza a una valoración 10% menor que la mediana de las acciones de S&P 500, según el informe.

¿Qué empresas están observando nerviosamente el alza en los costos de endeudamiento? Stanley Black & Decker, Campbell Soup y Colgate-Palmolive tienen al menos el 20% de su deuda total en bonos de tasa variable, según Goldman Sachs. Otras grandes compañías del S&P 500 con niveles relativamente altos de deuda a tasa variable incluyen a General Electric, Conagra y Textron.

“Estas acciones tendrían problemas si los costos de endeudamiento continúan aumentando”, escribió en el informe el analista de Goldman Sachs Ben Snider.

Señaló que el precio de las acciones de estas compañías ha “reflejado” las fluctuaciones en los costos de endeudamiento a corto plazo.

Publicidad

No es que Wall Street tema que estas compañías no puedan pagar sus deudas. Es que sus gastos por intereses están subiendo desde niveles históricamente bajos, socavando sus ganancias generales.

“El telón de fondo de un elevado apalancamiento corporativo y de condiciones financieras cada vez más estrictas impulsa nuestra recomendación continua de poseer acciones con balances sólidos”, escribió Snider.

Sugerimos: Invertir en General Electric, ¿es una buena idea para Warren Buffet?

Las empresas asumen una deuda sensible a las tasas de interés porque, por lo general, ofrece términos más atractivos que los plazos fijos.

Publicidad

“Es más barata. Es una concesión que muchas empresas hacen”, dijo Kotok.

Las empresas con alta deuda también se están ajustando a los cambios significativos en el código fiscal corporativo. La nueva ley reduce la capacidad de las empresas para deducir los pagos de intereses de su declaración de impuestos.

Pero si el rápido aumento en los costos de endeudamiento se revierte, los inversionistas podrían concluir que estas acciones fueron castigadas injustamente, dejándolas listas para un alza.

Goldman notó que el salto en la tasa Libor ha sido impulsado en parte por la Reserva Federal. Eso tiene sentido porque la Fed ha estado aumentando constantemente las tasas de corto plazo en señal de confianza en la recuperación económica.

Publicidad

Sin embargo, la Libor se ha disparado muy por encima de las tasas establecidas por la Reserva Federal.

Goldman atribuyó este fenómeno a factores “temporales”, que incluyeron cambios en la oferta y la demanda causados por la nueva ley fiscal y el aumento del endeudamiento del gobierno federal.

Leer: Jerome Powell debuta al frente de la Fed con alza en la tasa de interés

“Creemos que debería estabilizarse, pero a niveles más altos que en los últimos años”, dijo Rick Rieder, director de inversiones de renta fija de BlackRock.

Publicidad

Las empresas estadounidenses han asumido mucha deuda durante la recuperación económica. Excluyendo el sector financiero altamente apalancado, la deuda corporativa relativa al PIB alcanzó un máximo histórico en el tercer trimestre de 2017, según la firma de investigación Informa Financial Intelligence.

La mediana del índice de apalancamiento neto de una compañía del S&P 500 ha subido al nivel más alto registrado, dijo Goldman Sachs.

La buena noticia es que las empresas están acuñando toneladas de dinero en este momento, en parte gracias a la ley fiscal. Eso les da mucho efectivo extra para cubrir los mayores gastos de intereses y pagar su deuda.

Los reguladores financieros están observando de cerca el sector. Dos métricas de deuda empresarial estudiadas por la Oficina de Investigación Financiera del Departamento del Tesoro han estado en rojo desde principios de 2016, lo que indica una vulnerabilidad potencial “alta”.

Publicidad

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, dijo el mes pasado que los niveles de deuda corporativa han subido, pero las tasas de incumplimiento son “muy bajas”.

“Se observan niveles relativamente elevados de endeudamiento, pero nada que sugiera... riesgos serios”, dijo Powell.

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad