Publicidad
Publicidad
Header Desk especial tlcan.jpg

Industrias vinculadas al acero y el aluminio rechazan aranceles de EU

Industrias y organismos empresariales se pronunciaron este jueves contra las medidas proteccionistas impuestas por el gobierno de Donald Trump al acero y aluminio de México.
En todos lados.
Advertencia Los alumineros mexicanos advierten que el impacto de los aranceles de EU será para el consumidor estadounidense. (Foto: ozgurdonmaz/Getty Images/iStockphoto)

Industrias de diferentes sectores se pronunciaron este jueves contra las medidas proteccionistas impuestas por el gobierno de Donald Trump a las importaciones mexicanas de acero y aluminio.

El gobierno de Estados Unidos anunció que impondrá a partir del primer minuto de este viernes un arancel de 10% al aluminio y otro de 25% al acero a las importaciones de sus aliados y socios comerciales: México, Canadá y la Unión Europea, luego de haberlos exentado de la medida por al menos dos meses.

La organización que representa al sector aluminero de México aseguró que los aranceles son medidas proteccionistas que "destruyen" el avance económico y social de los socios comerciales.

"Rechazamos la imposición arancelaria de Estados Unidos", dijo la Cámara Nacional de la Industria del Aluminio (Canalum) en su cuenta de Twitter.

Publicidad

"El impacto lo va a tener desgraciadamente el consumidor de Estados Unidos", advirtió el presidente de la Canalum, Ramón Beltrán Arellano, en conferencia de prensa.

Agregó que la industria mexicana del aluminio no va a resultar afectada porque las empresas de Estados Unidos van a tener que seguirle comprando a los mexicanos por la calidad y tecnología de los productos del país.

Calificó como un "sinsentido" la decisión del gobierno de Donald Trump .

Dijo que el mercado interno de México no va tener impacto porque el metal que entra al país viene de otras naciones como China o la India:

Publicidad

"Nosotros no tenemos afectación para el mercado interno".

Lee: El estancamiento en TLCAN motivó aranceles al acero, dice EU

Sector acerero

Publicidad

Altos Hornos de México (AHMSA) dijo que es urgente renovar la salvaguarda del sector acero para los países sin tratado comercial con un porcentaje igual al establecido por Estados Unidos

"La industria siderúrgica expresa su preocupación y decepción, y demanda acciones recíprocas inmediatas por parte del gobierno mexicano", declaró la empresa.

Agregó que es imprescindible establecer un esquema de cupos a las importaciones de acero de países con los que México tiene firmados tratados.

Dijo que los aranceles establecidos por Estados Unidos representan para el sector siderúrgico de México un impacto de 2,000 millones de dólares anuales.

Publicidad

Destacó que en materia de siderurgia el superávit de Estados Unidos con México en los últimos dos años es de 3.6 billones de dólares, lo cual muestra que las medidas espejo afectarán más que beneficiar a la industria de aquel país.

Expuso que Norteamérica una región totalmente integrada, donde el 76% de las exportaciones del acero de Estados Unidos se envía a México y Canadá", detalló AHMSA.

En tanto, la Cámara Nacional de la Industria del Hierro y del Acero (Canacero) afirmó que los aranceles a las importaciones representan un impacto al sector siderúrgico por 2,000 millones de dólares al año.

En un comunicado, expresó su “preocupación y decepción” ante la imposición de Estados Unidos, y demandó acciones recíprocas e inmediatas.

Publicidad

Expuso que las autoridades mexicanas tienen que continuar buscando los caminos para que el país quede exento de esa "medida distorsionante”.

Recordó que países como Argentina, Brasil y Corea del Sur “han logrado acuerdos”.

El sector siderúrgico mexicano señaló que las medidas que México adopte deben incluir todos los productos de acero a los que Estados Unidos les cierra el mercado, independientemente de que se incluyan otro tipo de productos, como los agroindustriales. "Una decisión menor sería inaceptable”.

Agregó que en el sector el superávit de Estados Unidos con México en los últimos dos años asciende a 3,600 millones de dólares, “lo cual muestra que las medidas espejo afectarán más que beneficiar a la industria de Estados Unidos”.

Publicidad

Lecheros

El presidente de la Cámara Nacional de Industriales de la Leche (Canilec), Miguel Ángel García Paredes, afirmó que el arancel impuesto al aluminio tendrá un impacto negativo para el sector, reportó la agencia de noticias Notimex.

En conferencia de prensa dijo que el efecto esperado de la medida se reflejará principalmente en el costo del empaque de la leche, pues es un insumo que representa entre el 5% y 7% del mismo.

Publicidad

Si bien, agregó, el consumidor final será el que absorba la medida ante la incapacidad de los productores para hacer frente a los nuevos costos, la respuesta de México de gravar algunos productos derivados de la leche importados de Estados Unidos es una oportunidad que podría aprovechar la industria local.

“Tenemos empresas con capacidad instalada para sustituir las importaciones en el mercado nacional”, resaltó el titular del organismo.

Lee: Ojo por ojo: México responde y anuncia castigo a importaciones de Estados Unidos

A su vez, el director en México del Consejo de Exportación de Lácteos de Estados Unidos, Rodrigo Fernández, expresó que el 75% de las importaciones derivadas de la leche del vecino país son quesos, y una gran proporción de las variedades sobre las cuales el gobierno mexicano reaccionó.

Publicidad

Y pese a que el presidente de la Canilec negó qué la imposición arancelaria y la respuesta de México sea el comienzo de una guerra comercial entre ambas naciones, comentó que será una complicación más para llegar a un pronto acuerdo en la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Opinión: Guerra comercial, ¿mezquindad o estrategia?

Coparmex

Publicidad

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) también expresó su rechazo ante la “medidas proteccionistas” anunciadas por el gobierno estadounidense.

A decir de la cúpula patronal, tal “medida de presión es contradictoria dentro del proceso de negociaciones de modernización del actual Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN)”.

CCE

Publicidad

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) expuso que la medida es violatoria de la Organización Mundial del Comercio (OMC) porque distorsiona el comercio internacional y restringe el libre mercado.

“México debe ser excluido completamente de esta medida. Somos un socio comercial de Estados Unidos y del mundo”, expuso en un comunicado.

La cúpula empresarial sostuvo que la posición de México se mantiene firme: "No aceptaremos ninguna medida que restrinja la actividad económica y afecte a las cadenas productivas y la generación de empleos”.

Afirmó que estas circunstancias no cambian los acuerdos entre el sector privado y el gobierno mexicano en el proceso de renegociación del TLCAN.

Publicidad

Canacintra

La Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra) señaló que los aranceles disminuyen la competitividad de la región, lastiman el arduo proceso de renegociación del TLCAN y ponen una barrera de facto a los esfuerzos que Canadá y México han hecho por llegar a acuerdos.

El presidente del organismo, Enrique Guillén Mondragón, reconoció la facultad de cada país para tomar decisiones entorno a su seguridad nacional, sin embargo, dijo también que es cierto que ese concepto no puede ser el paraguas bajo el que se busque imponer barreras técnicas al comercio.

Publicidad

Fabricantes de automotores

Fabricantes de vehículos pesados en el país respaldaron al gobierno de México en las medidas que tome como respuesta a los aranceles, y advirtieron que es momento de fortalecer el mercado interno.

El presidente de la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (Anpact), Miguel Elizalde, señaló que se apoyan las medidas que tenga que tomar el gobierno mexicano en reacción a lo que propuso Estados Unidos: "Esperamos que con éstas se mantenga la competitividad”.

Publicidad

“Entonces, si bien sí hay afectación directa hacia el fabricante de vehículos originales, la mayor parte sería a nuestros proveedores”, afirmó en entrevista con Notimex.

Sin descartar una posible afectación a los fabricantes de vehículos en México por esta situación,
Miguel Elizalde insistió en que se analiza en este momento si el impacto será a corto, mediano o largo plazos.

Recordó que la industria está totalmente integrada a la de Estados Unidos, por lo que el impacto será para empresas de ambos países, tanto a los fabricantes como a sus proveedores, por lo que también se analizan las consecuencias en toda la cadena de valor, porque esto no beneficia a ninguna de las dos partes.

Con información de Notimex

Publicidad
NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad