Publicidad
Publicidad

Nuestras Historias

  • vacacionar artico.jpg
  • comidas estadios NFL.jpg
  • bmw-x5-portada.jpg
  • hoteles antes de morir.jpg
  • errorafeitar01.jpg
  • canciones-hombres.jpg
  • portada.jpg

Lo que hace la industria petrolera para evitar el paso del auge al colapso

Las compañías adoptaron un enfoque más disciplinado para no repetir los errores del pasado reciente.
Petroleros de EU precavidos
Crudo Las compañías petroleras presupuestan entre 50 y 55 dólares por barril. (Foto: Nick Oxford/REUTERS)

Las vertiginosas oscilaciones de precios han vuelto con fuerza al mercado del petróleo.

Algunas palabras de Arabia Saudita sobre que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y Rusia bombearían más petróleo, enviaron al crudo a un descenso de 8% en el lapso de unos pocos días.

La dramática venta masiva eliminó una parte de la reciente alza de más de 70 dólares por barril impulsada por las preocupaciones sobre las sanciones del presidente estadounidense, Donald Trump, a Irán.

Lee: Cómo Arabia Saudita desencadenó la fuerte caída de los precios del petróleo

Sin embargo, es poco probable que las alocadas fluctuaciones de precio descarrilen la prolongada recuperación de la industria petrolera estadounidense del colapso de 2014-2016, que desapareció cientos de miles de empleos y provocó docenas de bancarrotas.

nullLas enormes mejoras en la tecnología de perforación de esquisto han hecho que las compañías petroleras sean más resistentes que la última vez que enfrentaron una gran volatilidad. La producción de petróleo estadounidense está subiendo y se encamina a romper récords históricos.

Publicidad

Igualmente importante es que la industria petrolera, que pasó del auge al colapso, está trabajando duro para no repetir los errores del pasado reciente. Las compañías han reducido los costos, limpiaron sus balances y adoptaron un enfoque más disciplinado para evitar proyectos costosos que pueden generar problemas financieros.

“El colapso todavía está fresco en la mente de todos. Intentan ser mucho más conservadores”, dijo Muhammed Ghulam, un analista de Raymond James que cubre el sector.

Lee: Alza en precio de crudo da a México una buena y una mala noticia

Aunque los precios del petróleo en Estados Unidos se dispararon en las últimas semanas más allá de los 65 dólares y luego a los 70 dólares por barril, la mayoría de los presidentes ejecutivos del sector energético no esperaban que eso continuara.

Los analistas dicen que las compañías petroleras estaban presupuestando entre 50 y 55 dólares por barril; todo aquello por encima de ese precio era la cereza del pastel.

“Puede que sea una etapa más irregular, pero probablemente no habrá bancarrotas ni grandes recortes de empleos en el corto plazo. Las compañías que iban a caer en quiebra lo habrían hecho a 26 dólares por barril”, dijo Ghulam.

Publicidad

La racha alcista petrolera golpeó una gran turbulencia la semana pasada después de que Arabia Saudita, el líder de facto de la OPEP, dijo en un panel patrocinado por CNN que Rusia y las naciones de la OPEP estaban en conversaciones para bombear más petróleo. Eso sería una gran reversión respecto a los recortes de producción que elevaron los precios dramáticamente en el último año.

“Es la intención de todos los productores asegurar que el mercado petrolero se mantenga saludable, y si eso significa ajustar nuestra política en junio, ciertamente estamos preparados para hacerlo”, dijo el ministro de Energía de Arabia Saudita, Khalid Al-Falih.

Aunque eso es una buena noticia para los conductores estadounidenses que lidian con precios de la gasolina de 3 dólares por galón, esas palabras provocaron una caída de 4% en el crudo el viernes, su mayor baja en casi un año. El crudo perdió otro 2.5% el martes para que el precio quedara alrededor de 66 dólares por barril. Las principales acciones petroleras como Chevron y Hess también estaban en números rojos.

Las compañías de energía estadounidenses están hechas para capear esta tormenta.

Lee: ¿Cuál es el precio perfecto para el petróleo?

Las compañías petroleras de esquisto se han vuelto mucho más eficientes gracias a las impresionantes ganancias tecnológicas que han impulsado la productividad. Las grandes mejoras en las técnicas de perforación han permitido a los frackers perforar más, a costos más bajos.

Publicidad

A lo largo de la cuenca del Pérmico, el mayor yacimiento petrolífero de Estados Unidos, el costo de equilibrio promedio para un proyecto ronda los 45 dólares por barril, según Raymond James. La firma estima que en 2017 los nuevos pozos petroleros de Estados Unidos produjeron más del triple de lo que pudieron en 2012.

“Es realmente barato perforar en Estados Unidos. Puedes ver que los precios caen 20% mañana y todavía habría una cantidad decente de aumentos en la producción”, dijo Ghulam. Señaló que compañías como Occidental Petroleum, el mayor jugador en el Pérmico y Marathon Oil, pueden seguir siendo rentables incluso si los precios caen por debajo de los 60 dólares el barril.

Otra clave es que los presidentes ejecutivos petroleros, bajo la presión de los accionistas, están enfocando los recursos en sus mejores proyectos y tratando de evitar los de alto riesgo. Eso hace que la industria esté menos expuesta a la reciente caída de los precios.

"El sector energético realmente ha descifrado cómo operar en un entorno de precios más bajos”, dijo Brian Youngberg, analista senior de energía de Edward Jones. “La volatilidad a corto plazo realmente no afecta lo que están haciendo”.

Ese enfoque más disciplinado significa que, en lugar de gastar todos sus flujos de efectivo en bombear más, las empresas ahorran para prever problemas y liquidan sus deudas.

Es un gran giro de 180 grados respecto a 2013-2014 cuando el petróleo de 100 dólares arrulló a las empresas para caer en una falsa sensación de seguridad. Apostaron por proyectos costosos que requerían precios altos y se vieron extralimitados cuando los precios se desplomaron.

Publicidad

Lee: ¿Cuál es el precio perfecto para el petróleo?

“La industria tiene un historial de gastar mucho dinero, en muchos casos, de manera imprudente. El impacto de 2014 y 2015 realmente alteró eso”, dijo Youngberg.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad