Publicidad
Publicidad

El transporte está en auge y es una buena noticia para EU

La fortaleza de las firmas de transporte es una señal de que los consumidores están comprando y tienen dinero, aunque el aumento en los precios del petróleo podría mellar sus ganancias.
Transporte Estados Unidos ferrocarril avión
Ganadoras. Los inversores parecen estar minimizando las preocupaciones sobre la guerra comercial de Trump y, en cambio, se están enfocando en la fortaleza de la economía

NUEVA YORK (CNNMoney) - Hay algunas buenas noticias para la economía de Estados Unidos: el transporte está en auge.

El Dow Jones Transportation Average o Promedio de Transporte Dow Jones (DJT) —el primo menos conocido del índice industrial Dow Jones— ha ganado más de 9% este año, superando ligeramente el incremento del Dow más amplio, de casi 6%.

A los inversionistas les gusta que las 20 acciones de transporte del índice se estén desempeñando bien debido a que los ferrocarriles, empresas camioneras, aerolíneas y transportistas prosperan en una economía en auge.

Lee: Más de 1,300 vuelos son cancelados por el huracán Florence

La fortaleza de estas compañías es una señal de que los consumidores están ocupados comprando y que las personas tienen dinero suficiente para volar más a menudo, tanto para viajes de ocio como de negocios.

Union Pacific y United Continental, ambos miembros del índice de transporte del Dow, están cerca de máximos históricos.

Publicidad

FedEx, otro miembro del índice, reportó sus últimos resultados trimestrales el lunes y los analistas pronosticaban un aumento del 10% en las ventas y un aumento de más del 50% en las ganancias.

El Oráculo de Omaha ama los aviones y trenes

El gurú de las inversiones, Warren Buffett, sigue siendo un gran promotor de muchas acciones notables de transporte.

La firma Berkshire Hathaway de Buffett tiene una posición de propiedad en el rival de FedEx, UPS. También posee participaciones en United y en las aerolíneas American Airlines, Delta y Southwest.

Buffett incluso alimentó las especulaciones de que Berkshire algún día podría comprar una aerolínea. Escribió en su carta anual a los accionistas de este año que está buscando hacer “una o más adquisiciones enormes” y luego dijo a CNBC en febrero que “no descartaría poseer una aerolínea entera”.

Publicidad

Lee: 6 razones por las que un piloto de avión tiene el trabajo más genial del mundo

Una compra directa de una aerolínea podría tener sentido, especialmente debido a que Buffett ya mostró una buena disposición para apostar con fuerza al sector transporte con la adquisición de la firma ferrocarrilera Burlington Northern Santa Fe por 26,000 millones de dólares en 2009.

El apoyo continuo del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a la industria del carbón estadounidense también es una ventaja para las firmas de ferrocarriles, muchas de las cuales son grandes exportadoras de carbón. Union Pacific, CSX y Norfolk Southern han superado en desempeño al mercado en general desde las elecciones de 2016.

Sin embargo, hay varios obstáculos posibles para el sector del transporte en el corto plazo.

El petróleo, Amazon y las guerras comerciales

Publicidad

El aumento en los precios del petróleo podría mellar las ganancias de los camioneros y las aerolíneas en particular.

Amazon también podría ser una amenaza. Aunque la explosión del comercio electrónico ha ayudado a muchas compañías de transporte, debido a que ayudan a entregar todos los productos que compramos, Amazon quiere tener aún más control sobre el proceso de envío.

Amazon tiene inversiones en las aerolíneas de carga Atlas Air Worldwide y Air Transport Services Group. La compañía dirigida por Jeff Bezos también ha estado experimentando más con las entregas por medio de drones.

Lee: Firmas estadounidenses en China resienten la guerra comercial

Las tensiones comerciales podrían dañar el sector del transporte. Más aranceles contra China (sin mencionar contra muchos otros socios comerciales de Estados Unidos), podrían ser malas noticias para las empresas de transporte si conducen a una menor demanda de envíos de productos importados.

Pero, por ahora, los inversores parecen estar minimizando las preocupaciones sobre la guerra comercial del gobierno de Trump y, en cambio, se están enfocando en la fortaleza continua de la economía de Estados Unidos.

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad