Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La confianza del consumidor mexicano hila dos meses de caídas

Luego del repunte de más de 14% de julio tras las elecciones, la confianza de los consumidores bajó 1.8% en septiembre, con una caída más pronunciada en la expectativa del futuro de la economía.
jue 04 octubre 2018 11:26 AM
(Obligatorio)
La expectativa de los consumidores mexicanos sobre cómo será la situación de la economía del país en un año bajó en septiembre.

CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) - Luego de un repunte mayor de 14% en julio tras las elecciones presidenciales, la confianza de los consumidores mexicanos bajó 1.8% en septiembre, con una caída más pronunciada en la expectativa del futuro de la economía en el próximo año, de acuerdo con datos del INEGI divulgados este jueves.

Con este dato, la confianza del consumidor hila dos meses de retrocesos, pues en agosto cedió 0.2% y el de septiembre es el más pronunciado en lo que va del año.

El indicador que pregunta a los encuestados sobre el presente y el futuro de la economía tuvo retrocesos en cuatro de sus cinco componentes.

Lee: Las dudas que aún hay sobre el futuro gobierno de AMLO y la economía

Pese al retroceso, analistas de Banorte consideran que la confianza permanece soportada en señales favorables sobre la economía.

"La confianza podría continuar elevada, soportada por señales favorables sobre la actividad económica en meses recientes, en conjunto con presiones más moderadas de inflación", dijo Grupo Financiero Banorte en un análisis tras la publicación del indicador.

Publicidad

La caída más amplia fue en la expectativa de los entrevistados sobre cómo creen que será la situación de la economía del país en un año frente al momento actual, al bajar 2.6%. En junio el repunte en este componente fue de 30.8%.

Le sigue la percepción sobre cómo es la situación económica de los miembros de los hogares en este momento respecto a la de hace un año, con una caída de 1.7%. La caída sobre como creen que estará su bolsillo en un año fue de 1.5%.

La posibilidad de sacar la cartera para comprar bienes duraderos como lavadoras o televisores bajó 1.2%.

El único componente que tuvo un avance, aunque marginal, fue la percepción sobre cómo creen que está la economía actual respecto a hace un año, con un alza de 0.1%.

Los consumidores mexicanos se enfrentan a aumentos en los precios de los energéticos como gasolinas y diésel que no han cedido y presionan a la inflación.

En julio la confianza de los consumidores se disparó luego del triunfo de Andrés Manuel López Obrador, c uyo equipo ha ido moderando su postura sobre los alcances de las promesas de campaña .

"El indicador estaría limitado por la reducción gradual del optimismo tras el proceso electoral incluso después de los recientes avances en el frente comercial", añadió Banorte.

Publicidad
Publicidad