Publicidad
Publicidad

El T-MEC también considera consultas públicas

Las incluye como un mecanismo para implementar medidas a favor de la protección del medio ambiente.
Mecanismo
Las consultas públicas en el T-MEC se consideran para temas como la contaminación marítima, el cuidado de la calidad del aire y de la biodiversidad.

El nuevo Tratado Estados Unidos-México-Canadá (T-MEC) considera la celebración de consultas públicas y la opinión de los ciudadanos, con el objetivo de emprender acciones a favor del cuidado del medio ambiente.

“Las partes reconocen la importancia de la participación y la consulta públicas, de conformidad con sus respectivas leyes o políticas, en el desarrollo y la implementación de las medidas relativas a la protección de la capa de ozono”, refiere el artículo 24.9 del capítulo 24, sobre medio ambiente.

Esta consideración se amplía a otros tres temas: acciones para mitigar la contaminación marítima, el cuidado de la calidad del aire y de la biodiversidad.

Publicidad

“Yo creo que es algo muy positivo, porque es una de las formas en que la voz de los interesados y del público en general puedan presionar al gobierno para que regule a favor de combatir el cambio climático”, consideró Bradly Condon, profesor titular de la Cátedra de la Organización Mundial de Comercio (OMC) del ITAM.

Cada uno de los países también hará pública información apropiada disponible sobre sus programas y actividades, incluyendo programas de cooperación relacionados con estos cuatro temas, refiere el capítulo 24.

Lee: El T-MEC “no es el mejor acuerdo”, dice Ebrard en Canadá

Publicidad

En un seminario para periodistas organizado por la OMC y la Secretaría de Economía de México, el catedrático explicó que esta consideración, es solo una de la serie de buenas prácticas que se incluyen en el nuevo tratado, y que consideran la voz de la ciudadanía, lo que puede marcar también pauta en la celebración de acuerdos de nueva generación.

“Una de las mejores prácticas en la regulación es la consulta de las partes interesadas y del público en general, antes de permitir una nueva regulación”, dijo a Expansión.

Dentro de otras disposiciones del nuevo tratado en materia ambiental, cada país promoverá la conciencia pública de sus leyes y políticas. Así mismo, las autoridades de cada país podrán recibir preguntas escritas y comentarios, de sus socios, con respecto a la implementación de este capítulo. Y tendrán que responder por escrito, además de que tendrá que hacer públicas las preguntas y las respuestas, a través de un sitio web, por ejemplo.

Publicidad

También se estipula, que los socios del Tratado podrán solicitar que se investiguen presuntas violaciones a sus leyes ambientales, y las autoridades competentes deberán considerar esas solicitudes.

El capítulo, a diferencia del tratado original, incluye un mecanismo de solución de controversias a través del establecimiento de un panel.

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad