Publicidad
Publicidad

China quiere negociar con EU previo al encuentro Trump-Xi Jinping

La oferta de China incumple con muchas de las demandas centrales que la Casa Blanca ha calificado repetidamente como imprescindibles en las conversaciones comerciales con Beijing, aseguran fuentes.
businessman competing in arm wrestling on USA and china flag background
Ambos gobiernos lograron un acuerdo para la desactivación de una guerra comercial perjudicial entre Washington y Beijing.

Donna Borak

WASHINGTON - El gobierno chino ha presentado una oferta a Estados Unidos para intentar impulsar las conversaciones comerciales estancadas antes de que los líderes de las dos superpotencias económicas se reúnan a fines de este mes, según dos personas informadas sobre las discusiones.

De acuerdo con una de las personas informadas, la oferta inicial no cumple con muchas de las demandas centrales que la Casa Blanca ha calificado repetidamente como imprescindibles en las conversaciones comerciales con Beijing, incluidas las transferencias de tecnología y el robo de propiedad intelectual. En su lugar, la propuesta se ha descrito como una repetición de los compromisos anteriores que los líderes chinos han anunciado públicamente, como el eliminar selectivamente las tarifas.

Lee: Cómo la china ZTE ayudó a Venezuela a construir un mecanismo de control social

"Lo que están ofreciendo no es nuevo", dijo esta persona. "Creo que las dos partes permanecen en un callejón sin salida. Los canales ahora están abiertos de nuevo, pero hay mucho camino por recorrer, ya sea una modesta reducción o un alto al fuego".

La propuesta de Beijing se produce después de que el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, y el viceprimer ministro chino, Liu He, hablaron por teléfono el viernes para impulsar las negociaciones comerciales antes de una reunión esperada entre los líderes de los dos países. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que tendrá una "buena reunión" con su homólogo chino, Xi Jinping, al margen de la cumbre de líderes del G20 en Buenos Aires a finales de este mes.

Publicidad

Cuando se le preguntó sobre la oferta en una sesión informativa semanal en Beijing el jueves, el portavoz del Ministerio de Comercio de China, Gao Feng, solo reiteraría los comentarios de la semana anterior que "se reanudaron las comunicaciones de alto nivel en el frente económico y comercial" luego de una conversación telefónica entre Trump y Xi hace dos semanas.

Lee: El plan B comercial impulsado por China para enfrentar a Trump se pospone

"Los equipos de ambos lados están en contacto cercano para implementar cuidadosamente el consenso alcanzado por los dos líderes en su llamada telefónica", dijo Gao.

Un portavoz del Departamento del Tesoro de EU no pudo ser contactado de inmediato para realizar comentarios el miércoles por la noche.

No quedó claro en los últimos días si el gobierno chino estaría dispuesto a presentar cualquier oferta antes de la cena programada entre los dos líderes en Argentina.

Estados Unidos exigía que los chinos presentaran una oferta clara antes de que pudieran comenzar las negociaciones sobre un acuerdo comercial, mientras que Beijing se había mostrado renuente, buscando conversaciones antes de hacer propuestas firmes.

Publicidad

Recomendamos: La guerra comercial entre China y EU marca la cumbre del ASEAN

Ambas partes han estado trabajando hacia un camino para poner fin a la escalada de la guerra comercial, que ha dejado nerviosos a los inversionistas por su impacto en los consumidores y las empresas en las dos principales economías del mundo.

"Lo que hizo la oferta ahora es crear una oportunidad para que el gobierno de Estados Unidos responda", dijo la persona informada.

Sin embargo, la oferta reformulada, que incluye suavizar las restricciones a la inversión extranjera y eliminar los requisitos para las empresas conjuntas con socios chinos en algunos sectores , aumenta las apuestas sobre si las dos partes podrán alcanzar un acuerdo en las dos semanas previas a la cumbre del G20.

"Tienen mucho trabajo que hacer y tendrán que encontrar una manera de recuperar el tiempo perdido", agregó la persona, que describió la oferta como "no lo suficiente" como para avanzar en el proceso de negociación con un resultado positivo.

La oferta fue reportada por primera vez por Bloomberg News.

Publicidad

Incluso el secretario de Comercio, Wilbur Ross, planteó dudas a principios de esta semana sobre si los gobiernos podrían llegar a un acuerdo pronto.

Recomendamos: AMLO quiere abrir un nuevo capítulo en la relación bilateral con China

"El problema con China no son solo los aranceles", dijo Ross en una cumbre de Yahoo Finance All Markets. "Si solo se tratara de aranceles, creo que podríamos resolverlo muy, muy, muy rápido".

"El problema real son los derechos de propiedad intelectual, las transferencias forzadas de tecnología, el espionaje industrial, ese tipo de cosas. No podemos tolerar los abusos de ese tipo ", dijo.

EU y China retoman negociaciones para resolver conflictos económicos y políticos

Publicidad

Los principales funcionarios de Estados Unidos han enviado señales contradictorias en las últimas semanas.

La administración de Trump se ha dividido entre aquellos que promueven el libre comercio, incluidos aquellos con antecedentes en Wall Street como Mnuchin y el asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow, y los partidarios de línea dura como el Representante de Comercio de los Estados Unidos, Robert Lighthizer, y el asesor comercial de la Casa Blanca, Peter Navarro.

La semana pasada, Navarro disparó contra Wall Street y advirtió a las "élites globalistas" contra la intromisión en la política del gobierno de Trump en China.

"Si y cuando haya un acuerdo, será en los términos del presidente Donald J. Trump, no los de Wall Street", dijo Navarro, un ex profesor de economía, durante un discurso en el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales en Washington.

Lee: Empresas mexicanas buscan sorprender a China

Hablando con los reporteros en el patio de la Casa Blanca el martes, Kudlow dijo que Navarro "habló mal y no estaba autorizado" para hablar sobre el tema.

Publicidad

La administración Trump ya ha aplicado aranceles a 250,000 millones de dólares en productos chinos desde julio. Los aranceles sobre 200,000 millones de esos bienes aumentarán a un 25% del 10% a partir del 1 de enero, lo que intensificaría aún más el conflicto.

China tomó represalias con aranceles por 110,000 millones de dólares en productos estadounidenses y es probable que responda con más si Estados Unidos sigue adelante con el aumento a principios de enero.

Trump ha dado prioridad a adoptar una postura agresiva contra China por lo que considera prácticas comerciales desleales, incluido el robo de propiedad intelectual y las transferencias forzadas de tecnología y amenazó con escalar aún más la guerra comercial mediante la imposición de aranceles a todos los bienes restantes que China vende a Estados Unidos.

Muchos fabricantes, agricultores y legisladores estadounidenses de ambos lados del pasillo dicen que aprecian los esfuerzos del gobierno por cambiar las políticas económicas de China. Pero algunos argumentan que los aranceles no son la mejor manera de abordar los problemas. Éstos plantean un dilema para los importadores estadounidenses que deben decidir si absorben el mayor costo de los productos o se lo pasan a los consumidores, y algunos exportadores han sido perjudicados por los aranceles de represalia de China.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad