Publicidad
Publicidad

Nuestras Historias

La guerra comercial entre China y EU marca la cumbre del ASEAN

La Asociación de Naciones del Sudeste Asiático también tiene como tema clave en la agenda la crisis de la etnia rohinyá en Myanmar y Bangladesh.
Reunión
Reunión. Los presidentes y primeros ministros de los 10 países -Malasia, Indonesia, Brunéi, Vietnam, Camboya, Laos, Myanmar, Singapur, Tailandia y Filipinas- que conforman la asociación se reunieron acto seguido en sesión plenaria.

SINGAPUR- La crisis humanitaria de los rohinyá y la amenaza que representa la guerra comercial entre Washington y Beijing para la economía de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) marcan la agenda de la cumbre de mandatarios que se inició este martes en Singapur.

Durante el discurso de apertura, el primer ministro singapurense, Lee Hsien Loong, anfitrión de la cita, hizo una defensa del "multilateralismo" del bloque como antídoto ante un clima de "incertidumbre internacional".

Los presidentes y primeros ministros de los 10 países -Malasia, Indonesia, Brunéi, Vietnam, Camboya, Laos, Myanmar, Singapur, Tailandia y Filipinas- que conforman la asociación se reunieron acto seguido en sesión plenaria, pero fuera de lo habitual no permitieron a los medios presenciar las conversaciones iniciales.

Lee: Facebook quita varias páginas de militares de Myanmar por difusión de odio

La adopción de barreras comerciales en forma de aranceles entre China y Estados Unidos podría impactar en las economías de los países de la ASEAN -el tercer bloque comercial más grande del mundo-, cuyos países tienen entre los principales socios a Beijing y Washington.

Singapur, uno de los países más expuestos, remarcó en septiembre la "preocupación" ante el escenario comercial "porque al reducir el volumen de comercio o simplemente aumentar los riesgos asociados, se erosiona el valor de centros como Singapur", dijo el ministro de Exteriores, Vivian Balakrishnan.

Publicidad

Para mitigar los posibles efectos, la ASEAN mantiene tratados de libre comercio con seis países y mientras negocia con posibles socios.

Lee: ¿Cuál guerra comercial? Las exportaciones chinas están aumentando... por ahora

Chile, con el presidente Sebastián Piñera al frente de la delegación, estará presente en la cita junto a Canadá como país invitado.

El país sudamericano cuenta con acuerdos bilaterales con varios miembros de la asociación y en 2016 se adhirió al Tratado de Amistad y Cooperación de la ASEAN.

"El comercio entre Chile y la ASEAN ha crecido rápidamente durante los últimos años, y el hecho de que Chile sea invitado a la Cumbre de la ASEAN muestra la importancia de que ambas partes continúen esta cooperación Sur-Sur, ya que están interesadas en diversificar sus asociaciones económicas", señala la académica.

Los ejercicios militares conjuntos realizados en octubre entre los países de ASEAN y China han ayudado a enfriar el conflicto soberano del Mar de China Meridional, donde Beijing reclama la totalidad de un puñado de islas y atolones en confrontación con los intereses de Filipinas, Malasia, Brunei, Vietnam y Taiwán.

Lee: Los aranceles de Trump no son el único problema de China

Sin embargo, el profesor Nazdri Mohamed Noor, de la Universidad Nacional de Malasia, recuerda que aún se trabaja en establecer un Código de Conducta para evitar una escalada bélica.

"Algunos temas medioambientales, como el problema de contaminación por la quema de arbustos (que crea Indonesia, y afecta a Singapur y Malasia), o un frente común ante el terrorismo, serán también parte de las conversaciones", precisa Nazdri

El miércoles, los mandatarios de la ASEAN celebrarán reuniones bilaterales con Australia, China, Corea del Sur, Rusia y Japón; y el jueves con Estados Unidos e India, además de ASEAN Plus 3 (que incluye a Beijing, Tokio y Seúl) y el Foro de Asia Oriental.

Crisis rohinyá

Conforme a un borrador, que cita el diario japonés Nikkei, el grupo califica como un "asunto de preocupación" la crisis de los rohinyá en palabras -inusualmente duras en este tipo de citas- dirigidas a las autoridades de Myanmar.

Antes de la inauguración de la cumbre, el presidente de Malasia, Mahathir Mohamad, acusó de "defender lo indefendible" a Aung San Suu Kyi, premio Nobel de la Paz y líder de facto birmana, por la citada crisis calificada como intento de genocidio por Naciones Unidas.

A pesar de que los estados miembros de la ASEAN se han pronunciado públicamente sobre la cuestión e Indonesia y particularmente Malasia han llevado la voz cantante de las críticas, esto no significa que se apruebe por consenso una declaración al respecto.

Lee: La moneda de China cae a mínimos de una década, ¿hasta dónde puede llegar?

"La crisis rohinyá ha puesto de relieve la falta de un marco político y legal de la ASEAN para abordar las cuestiones relacionadas con los refugiados y seguirá siendo un desafío para el grupo", señala la doctora en política migratoria Richa Shivakoti.

Myanmar se ha mostrado indiferente a las presiones exteriores y niega cualquier abuso del Ejercito en la campaña que impulsó la huida a Bangladesh de unos 725,000 rohinyás, en agosto de 2017.

Una misión de investigación de Naciones Unidas calificó de intención de genocidio la actuación castrense, a quienes se les acusa del asesinato de unas 10,000 personas, violaciones en masa, saqueos y quemas de viviendas, entre otros delitos.

Myanmar y Bangladesh tienen previsto iniciar a mediados de mes la repatriación escalonada de unos 2,250 rohinyás.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad