Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

El auge esperado por la reforma fiscal de Trump nunca llegó

La ola de gasto de capital que los defensores de los recortes fiscales esperaban fue breve y de poco alcance, observan analistas.
vie 25 enero 2019 05:39 AM
One Small Dollar
En Estados Unidos aún no se ha concretado un auge duradero en inversiones capaces de crear empleos con la reforma fiscal de Trump.

NUEVA YORK (CNN) - Los defensores de la ley fiscal de 2017 predijeron que desencadenaría una ola de gastos en las empresas estadounidenses. Y sí lo hizo, solo que no del tipo que esperaban los economistas.

Las empresas estadounidenses recompensaron a los inversores con el lanzamiento de 1 billón de dólares en recompras de acciones en 2018. Sin embargo, aún no se ha concretado un auge duradero en inversiones capaces de crear empleos.

Lee: El gobierno de Donald Trump, dos años de caos y show

El gasto de las empresas en rubros como fábricas, software y nuevos equipos aumentó en el primer trimestre después de que la ley fiscal entró en vigor. Pero se ha desacelerado a medida que las empresas se preocupan por la desaceleración del crecimiento mundial y por las crecientes tensiones comerciales.

“No ha habido una enorme ola en respuesta a la reforma fiscal”, dijo Eric Zwick, profesor de la Booth School of Business de la Universidad de Chicago, quien estudia la interacción entre las políticas públicas y el comportamiento corporativo.

La inversión fija real no residencial aumentó solo 2.5% en el tercer trimestre, una fuerte desaceleración en comparación con el 8.7% en el segundo trimestre y el 11.5% en el primer trimestre.

Publicidad

No es que el gasto empresarial sea débil. Simplemente no está en auge.

“Ahora parece que la recuperación de la inversión fue de corta duración”, escribió la semana pasada Ethan Harris, economista global de Bank of America Merrill Lynch, en un informe titulado The investment boom that wasn't (El auge de la inversión que no lo fue).

Estados Unidos aprueba la mayor reforma tributaria en 30 años

Un impacto más pronunciado en las recompras

La falta de inversión se produce a pesar del hecho de que la revisión de impuestos permite a las empresas amortizar inmediatamente el desembolso del gasto de capital. La ley también otorga a las empresas una exención fiscal sobre los beneficios repatriados del extranjero.

Eso no es sorprendente, de acuerdo con Ian Shepherdson, economista en jefe de Pantheon Macroeconomics. Las empresas estaban inundadas de efectivo antes de que los recortes fiscales entraran en vigor. Y no era garantía que los gastos de capital despegaran simplemente porque tuvieran más efectivo.

“La historia muestra que las ganancias repatriadas tienden a gastarse en recompras y dividendos”, dijo Shepherdson a CNN Business, y agregó que “no hay pruebas en absoluto” de que los recortes de impuestos hayan elevado el gasto empresarial por encima de lo que hubiera ocurrido de todos modos.

El miércoles, el asesor económico de la Casa Blanca, Kevin Hassett, defendió el plan fiscal en una entrevista con Poppy Harlow en CNN. Dijo que el gasto de capital fue fuerte en la primera mitad de 2018, aunque reconoció que “comenzó a estabilizarse” después de eso.

Lee: ¿Qué asusta más a los líderes de Davos? Los bancos centrales

“Ha habido un auge en el gasto de capital este año”, dijo Hassett.

Los recortes de impuestos parecen haber tenido un impacto más dramático en la recompra de acciones, lo que permite a las empresas devolver el exceso de efectivo a los accionistas.

Aunque las estadísticas del gobierno muestran que la inversión nominal fija corporativa aumentó solo 8.2% durante los tres primeros trimestres de 2018, las recompras de acciones anunciadas aumentaron 71% en 2018 a un récord de 1.04 billones de dólares, de acuerdo con TrimTabs Investment Research.

“La historia de recortes fiscales siempre pareció exagerada”, escribió Harris, de Bank of America. Añadió que las expectativas de crecimiento son un “motor mucho más grande” de la inversión empresarial que el costo del capital.

Incertidumbre y preocupaciones económicas aumentan

Las perspectivas de crecimiento económico se han ensombrecido últimamente. Estados Unidos y China, las dos economías más importantes del mundo, siguen sumidas en una guerra comercial.

La economía de China creció el año pasado a su ritmo más lento desde 1990. El FMI redujo su perspectiva de crecimiento para 2019. Y la mitad de todos los directores financieros estadounidenses temen una recesión en 2019 en Estados Unidos.

“El impacto de las tensiones comerciales prolongadas está afectando en casa, especialmente en el ciclo de inversión empresarial y la actividad de manufactura”, escribieron los ejecutivos de BlackRock en un informe publicado la semana pasada.

El análisis de BlackRock sobre las intenciones de gasto de capital sugiere que la inversión empresarial “disminuyó drásticamente” a fines de 2018.

Las cifras del cuarto trimestre sobre el gasto empresarial se publicarán el 30 de enero en el informe del PIB del Departamento de Comercio. Pero el cierre del gobierno amenaza con retrasar la publicación de esos datos.

La disfunción política en Washington es uno de los muchos factores que crean una enorme incertidumbre que podría causar que las empresas retrasen sus inversiones. Otras interrogantes importantes incluyen la política comercial, el brexit y la desaceleración del crecimiento económico.

El índice de incertidumbre sobre la política económica mundial subió a un máximo histórico en diciembre. El índice, que comenzó a registrarse en 1997, mide con qué frecuencia los artículos de periodísticos en 20 de los principales países contienen términos relacionados con la economía, la política y la incertidumbre.

Los precios del petróleo juegan un papel desmedido

Un gran factor X es el precio del petróleo. La inversión empresarial se redujo significativamente a fines de 2015 y 2016 debido a la caída de los precios del petróleo. Y sucedió lo contrario en 2017 cuando los precios del petróleo se recuperaron.

Eso tiene sentido debido a que el auge del petróleo de esquisto ha provocado que la producción petrolera estadounidense se duplique en la última década. La industria de la energía desempeña un papel más importante en la economía nacional que en el pasado.

Lee: Europa y los directores empresariales incrementan presión para el 'brexit'

Un análisis publicado la semana pasada por la Wharton Shcool encontró una fuerte correlación entre los mayores precios del petróleo y el mayor gasto empresarial en todo el país.

“Los precios del petróleo incluso podrían representar la mayor parte del aumento en la tasa de crecimiento de la inversión en 2018”, escribió en el informe Alexander Arnon, analista senior del Penn Wharton Budget Model.

Es posible que el gasto comercial se acelere significativamente, especialmente si se alivian las tensiones comerciales, la economía resiste mejor de lo que se temía o si los precios del petróleo siguen elevándose.

“Me alientan las perspectivas para el gasto de inversión empresarial en 2019”, dijo Gus Faucher, economista en jefe de PNC. Señaló los saludables aumentos en los préstamos comerciales por parte de los bancos.

Pero incluso Faucher no espera un aumento dramático inspirado por la ley fiscal.

“No vamos a tener el gran auge que los defensores de la reducción de impuestos discutían”, dijo.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad