Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Por qué la banca de EU es reacia a financiar negocios de cannabis?

Los negocios de marihuana tienen un bajo acceso al sector bancario debido a la poca claridad regulatoria y a pesar de que su uso ya está legalizado en varias entidades de EU.
cannabis bancos
Sistema bancario. Deibo a que es ilegal a nivel federal, los bancos se resisten a otorgar cuentas a empresas de cannabis en EU.

CNN- Nota del editor: John Hudak es director adjunto del Center for Effective Public Management de la Brookings Institution. Aaron Klein es director de políticas del Center on Regulation and Markets de la Brookings Institution. Las opiniones expresadas en este comentario pertenecen solo a ellos.

Con miles de negocios de cannabis apareciendo en Estados Unidos, donde se ha legalizado la marihuana para uso medicinal o recreativo en algunos estados, un problema importante es el acceso bancario.

Dado que el cannabis sigue siendo ilegal según la ley federal —y el gobierno federal supervisa a todos los bancos y cooperativas crediticias de Estados Unidos— los bancos a menudo se muestran reacios a otorgar cuentas bancarias a estas empresas. La falta de una solución de política a nivel federal ha creado varios desafíos económicos y costosas consecuencias involuntarias. El Congreso debe aprobar una legislación que deje claro que los bancos pueden trabajar con compañías de marihuana en los estados que la han legalizado sin temor a sanciones o trámites burocráticos.

Lee: Cannabis en Canadá, ¿los grandes bancos se están perdiendo la bonanza?

Solo uno de cada 30 bancos o cooperativas de crédito en todo Estados Unidos acepta a una empresa de cannabis como cliente. Aquellos que sí aceptan compañías de cannabis les cobran, con frecuencia, una elevada cantidad mensual en comisiones por cuentas y transacciones, en parte para ayudar a compensar los costos adicionales en que incurren al aceptarlos.

Aunque no hay una ley que diga que los bancos pueden o no hacer negocios con compañías de cannabis, los bancos deben presentar informes al Tío Sam que detallan las actividades sospechosas o ilegales de un cliente. Eso puede resultar costoso. Un banco puede estar sujeto a grandes multas si informa incorrectamente sobre sus transacciones, o si un futuro regulador bancario lo acusa de no seguir las directrices de divulgación adecuadamente. Los reportes pueden ser extensos, y a menudo cubren cada una de las acciones que realiza un cliente, ya que se basan en la premisa de que la actividad ilegal se realiza de manera clandestina y que el rastreo del dinero es necesario para hallar a los delincuentes. Una pequeña cooperativa de crédito en Oregon que atiende a empresas de marihuana presentó 13,500 informes en los últimos dos años para aproximadamente 500 clientes con negocios de cannabis.

Publicidad

El costo de estos informes es transferido a las compañías de marihuana —a menudo con el costo de una prima— y luego a los consumidores. Esto puede hacer que sea más difícil para los pacientes enfermos pagar por productos de marihuana medicinal regulados por el estado y puede conducir a tasas de arresto más altas entre las personas que no pueden comprar en el mercado legal.

Los desafíos son aún más difíciles en lugares donde las empresas de cannabis no tienen acceso a un banco. Esto dificulta a los reguladores y autoridades realizar investigaciones y hacer cumplir la ley debido a que hay menos información disponible. Al igual que en cualquier industria, las prácticas contables a través de las instituciones financieras y de los sistemas de procesamiento de pagos electrónicos proporcionan evidencia forense que puede facilitar la identificación de prácticas ilegales. Al mismo tiempo, estos registros también pueden proteger a las empresas de cannabis al proporcionar pruebas de terceros de su cumplimiento de la ley.

Lee: El fisco también gana con la legalización de la marihuana

En los últimos 23 años, estado tras estado se ha movilizado para legalizar algún tipo de cannabis. En 2013, el gobierno de Barack Obama firmó el Memorándum Cole, que prácticamente creó un puerto seguro federal para que las empresas de cannabis puedan operar, al emplear un enfoque de no aplicación de la ley contra las empresas y usuarios de cannabis que cumplan con las leyes estatales. Pero en enero del año pasado, el ex fiscal general Jeff Sessions rescindió el Memorándum Cole, creando un ambiente de incertidumbre, especialmente entre las instituciones financieras.

Existen soluciones simples y bipartidistas para el debate bancario sobre el cannabis, como la Ley SAFE y la Ley STATES. Estos proyectos de ley adoptan diferentes enfoques: uno trabaja para crear un puerto seguro para que los bancos sirvan a las compañías de marihuana sin los costos innecesarios y elevados de reportes y posibles sanciones futuras; el otro modifica la Ley de sustancias controladas para afectar el estado ilegal del cannabis. Cualquiera de los dos podría fortalecerse para crear un puerto seguro para que los bancos traten a las empresas de cannabis con licencia estatal como a cualquier otra empresa. El Departamento del Tesoro de Estados Unidos, que tiene autoridad sobre las regulaciones contra el lavado de dinero, también podría hacer esto de manera administrativa.

Los reguladores bancarios también podrían desempeñar un papel más importante al brindar orientación y apoyo a los bancos que elijan servir a las compañías de cannabis. La sección de la Reserva Federal de San Francisco ha estado mucho más involucrada en brindar orientación a los bancos, mientras que el Kansas City Regional Bank ha acudido a los tribunales (utilizando un posible exceso de su autoridad legal) para impedir que una nueva cooperativa de crédito sirva a empresas de marihuana.

Lee: La Cofepris libera permisos para alimentos y medicinas a base de cannabis

El problema bancario sobre el cannabis está operando activamente contra los objetivos políticos principales de los votantes y legisladores en cada uno de los estados que han legalizado la marihuana comercial. Ese problema puede y debe ser solucionado rápidamente, incluso si la decisión final sobre el cannabis vaya a tomar más tiempo.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad