Publicidad
Publicidad

Nuestras Historias

Manuel Molano, del Imco: "El gobierno nos identifica como fifís"

Manuel Molano, nuevo director del Instituto Mexicano para la Competitividad, busca mejorar el diálogo con el gobierno y afirma que las reglas arbitrarias son un problema grave en el país.
Manuel Molano IMCO
Imco. Somos ciudadanos, somos gente normal que quiere ser escuchada, dijo Manuel Molano.

CIUDAD DE MÉXICO (Expansión)- Crear canales de interlocución - en tiempos difíciles -con un gobierno "al que no le interesan muchos de los métodos que utilizamos", es el principal reto que vislumbra Manuel Molano, nuevo director del Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco) .

“Son tiempos difíciles. Nuestro reto más importante es encontrar nuevas avenidas de interlocución con el gobierno que no está interesado ni en la medición, ni en la evaluación ni en muchos de los métodos que nosotros usamos”, declaró Molano en entrevista con Expansión.

“El gobierno nos identifica como fifís, como gente que está al servicio de intereses de algún tipo y, en realidad, el Imco siempre ha procurado ser una institución que trata de velar por el mejor interés de todos los mexicanos. (…) Somos ciudadanos, somos gente normal que quiere ser escuchada”, sostuvo el especialista.

Lee: Manuel Molano asume como director del IMCO

“El plan de la dirección general es continuar la labor que ha hecho la institución en los últimos 15 años para resaltar las deficiencias de diseño de las políticas públicas y tratar de encontrar mejores avenidas para la política pública”, agregó el directivo.

Molano, cuya elección como director general del Imco se dio a conocer el 3 de abril, es un economista colombiano-mexicano, egresado del ITAM, con una maestría en Economía Agrícola en la London University (Imperial College y la School of African and Asian Studies, SOAS)

Publicidad

Crecer al 4% es poco probable

Para el Imco es poco probable que la economía mexicana crezca 4% al final de la administración de López Obrador. Sin embargo, Manuel Molano no descarta esa posibilidad.

“Hay que cambiar varias cosas en el país, entre ellas reglas arbitrarias, esta economía de extorsión en la que vive la mayoría de los mexicanos. Eso ha hecho que las empresas se queden chiquitas, que la gente no invierta en cosas que mejoren el valor; eso ha desvirtuado el valor de la educación, por ejemplo. Hay varias medidas que el Estado podría tomar para que dejemos esta economía de extorsión y la gente concurra a los mercados con la idea de generar valor”, detalló.

Para el Imco la medición, uso de indicadores y valores estadístico, así como escuchar a otros grupos de gente forman parte del valor democrático que requiere una administración.

“Esperamos que no se convierta en una situación de concentración económico y en una situación de eliminación de los valores democráticos para concentración del poder político”, sostuvo.

Lee: ¿Qué necesita México para crecer 4%, tal y como busca AMLO?

La reforma energética

“A pesar de que sabemos que el sexenio de Enrique Peña fue un sexenio plagado de corrupción, quizás uno de los sexenios más corruptos e la historia de México”, el nuevo líder del Imco considera que reformas estructurales, como la energética, estuvieron bien hechas.

Si se quiere recuperar la producción de petróleo de parte de Petróleos Mexicanos (Pemex) se tendía que apostar por los farmouts (asociaciones con el sector privado). El Estado mexicano no tiene recursos para invertir ni en Pemex ni en la Comisión Federal de Electricidad (CFE), la otra empresa energética estatal.

“Este es el momento en que no te puedes distraer, tienes que tener en Pemex un plan de negocio muy claro para producir lo que necesitas", señaló Molano, quien colabora en el Imco desde desde 2006.

Lee: La reforma energética sí ha dado resultados, afirma comisionado de regulador

“En el caso de a CFE necesitas, probablemente, la conciencia de que sigues teniendo el monopolio de transmisión y de distribución y de ahí puedes extraer una renta. A partir de esa renta se puede hacer que la red crezca”, apuntó Molano.

“Pensar que una macrorefinería va a resolver todos los problemas del mercado de gasolinas es iluso y, no solo eso, sino que en este momento no estamos produciendo suficiente petróleo para surtir esa refinería”, aseguró.

Para mejorar el abasto del mercado de gasolinas. a decir del economista, es necesario explorar opciones como microrefinería, expandir la red logística y de almacenaje de gasolinas; una estrategia más efectiva del robo de combustibles.

“Para la refinación no necesitas tener tanto personal, lo que necesitas es ser muy eficiente en el uso de capital y Pemex no es bueno en esto. Eso nos hace pensar que no debería construirse”, sostuvo el director del instituto.

“El argumento de que el sistema de refinación tiene un 25% de utilización implica que tendríamos que invertir en las refinerías suficientes para mejorar su eficiencia operativa”, añadió Molano.

"Yo me hubiera quedado con el TLCAN original"

“Yo me quedaba con el TLCAN original, pero no soy Donald Trump, no soy Enrique Peña; no soy Andrés Manuel López Obrador que negoció por una razón política, y esa razón política ahí está”, dijo Molano, dijo Manuel Molano sobre la reforma laboral en México, condición para la ratificación del T-MEC en Estados Unidos.

En el Instituto Mexicano de la Competitividad no ven un escenario de desastre si no se ratifica el T-MEC, pues el TLCAN original seguiría vigente.

Lee: Los pilares de la reforma laboral: democracia sindical... ¿y mejores salarios?

“Lo que sí sería un desastre es que no se diera el T-MEC y que Donald Trump diga que se retira del NAFTA. Si ocurriera tampoco creo que sea tan catastrófico como nos imaginamos”, apuntó Molano.

Sin embargo, destacó el directivo, México tiene la opción de acudir a la Organización Mundial de Comercio (OMC) y pedir el mismo arancel de entrada que Estados Unidos tiene para con China.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad