Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La Fed sufre mayor presión política para bajar el precio del dinero en EU

Representantes del Gobierno de Trump ejercen presión pública para que el banco central de EU baje su tasa de interés a pesar del buen desempeño de la economía de EU.
mié 01 mayo 2019 06:49 AM
Stock market background design
La economía de EU y sus mercados financieros se ubican en niveles positivos.

La economía estadounidense se está acelerando y el mercado de valores se encuentra en máximos históricos. Sin embargo, algunos en Washington siguen pidiendo a la Reserva Federal que acelere la economía reduciendo las tasas de interés.

El alto asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow, aplaudió el viernes la tasa de crecimiento anualizada del 3.2% del primer trimestre como una “cifra exitosa” que demuestra que la economía de Estados Unidos está “trabajando a pleno rendimiento”.

Pero no ha abandonado su llamado a que la Fed proporcione ayuda reduciendo las tasas de endeudamiento, un paso que generalmente se reserva para desaceleraciones severas o sustos en el mercado financiero.

Lee: Trump vs. Irán, un riesgo que supera al mundo petrolero

Kudlow dijo a CNBC que una desaceleración en la métrica de inflación favorita de la Fed “podría abrir la puerta” a recorte de tasas “en los próximos meses”. “La Reserva Federal es independiente. Yo solo estoy expresando mi opinión. El presidente resulta estar de acuerdo con esa opinión”, dijo Kudlow a la red.

Ciertamente, hubo algunos signos de debilidad en las cifras del PIB del primer trimestre del viernes. Pero la conversación sobre el recorte de tasas sigue desconcertando a algunos economistas, quienes advierten que tal medida sería prematura y podría resultar contraproducente.

Publicidad

“No tiene sentido para mí”, dijo a CNN Business Michael Gapen, director de investigación económica de Estados Unidos en Barclays Capital. “Es extraño que tengamos esta discusión con un crecimiento tan fuerte como el actual y con los mercados laborales tan fuertes como los actuales”.

La Fed está baja de municiones

La tasa de desempleo en Estados Unidos se ubica en 3.8%, un nivel cercano a los mínimos históricos. Y el S&P 500 y el Nasdaq recientemente alcanzaron máximos históricos, sus primeros desde el otoño pasado.

Lee: Los inversionistas presionan a petroleras por cambio climático

“Es una tontería” reducir las tasas ahora, dijo Peter Boockvar, director de inversiones de Bleakley Advisory Group. Boockvar señaló que, a pesar de las alzas en las tasas de la Fed desde fines de 2015, las tasas de interés se mantienen históricamente bajas. Eso deja al banco central estadounidense con menos margen de maniobra cuando llegue la próxima recesión o susto en el mercado financiero.

“Casi no les quedan balas. Guardémoslas para cuando realmente las necesiten”, dijo Boockvar. Incluso algunos de los antiguos colegas de Kudlow en CNBC quedaron sorprendidos por sus comentarios.

“Larry, Larry, Larry, ¿cómo puedes estar hablando de un recorte de tasas después de un reporte de de 3.2% del PIB para el primer trimestre?”, preguntó el presentador de la CNBC, David Faber.

‘Débiles’ métricas de crecimiento subyacentes

Sería justo argumentar que la economía estadounidense no es tan fuerte como sugiere la cifra del PIB en los titulares.

Las métricas subyacentes en el gasto del consumidor fueron débiles. Y gran parte del crecimiento provino de un aumento en los inventarios empresariales, una tendencia que puede revertirse rápidamente, y que sugiere que las empresas están almacenando productos en lugar de venderlos.

“Un titular fuerte con una base débil” es la forma en la que lo resumió el economista en jefe de RDQ Economics, John Ryding. Pero Kudlow no destacó ese punto el viernes. Y su jefe no hizo más que elogiar las más recientes cifras.

“Estamos bateando fuera del campo”, dijo el presidente estadounidense, Donald Trump, a los reporteros después de que se publicara el informe del PIB.

¿Recortes de seguridad a las tasas?

Kudlow señaló correctamente que la métrica de inflación favorita de la Reserva Federal se ha desacelerado desde más del 2% al 1.4%. Eso está muy por debajo de la meta del 2% del banco central.

“La tasa de inflación está bajando. La Reserva Federal observará eso”, dijo Kudlow a CNBC.

La Fed ya ha dado un giro brusco en respuesta a la turbulencia económica y financiera que definió el final del año pasado. Los funcionarios del banco central pronosticaban tres o incluso cuatro alzas de tasas en 2019. Ahora no prevén ninguna.

Para ser honestos, la Fed ya ha hecho recortes preventivos de tasas fuera de recesiones antes. En una entrevista con CNBC a principios de este mes, el vicepresidente de la Fed, Richard Clarida, recordó los “recortes de seguridad” que realizó el banco central en 1995 y 1998.

“Los recortes de tasas no siempre están asociados con la recesión”, agregó Clarida.

Sin embargo, Ryding de RDQ Economics señaló que el entorno actual es muy distinto. El crecimiento no se ha desacelerado tanto como en 1994 a 1995. De hecho, se ha acelerado. Y Ryding notó que la inflación se desaceleró a solo 0.8% en 1998, un año marcado por una fuerte tensión en el mercado debido a la implosión de los fondos de cobertura a largo plazo.

Lee: Economista clave de Trump le niega respaldo en críticas hacia la Fed

Recortar las tasas hoy “sería prematuro y potencialmente un error”, agregó Ryding.

Burbujas de activos

Un riesgo: los recortes de tasas podrían inflar los mercados financieros, haciendo estallar la “burbuja grande y fea” que el candidato Trump vio en 2016. “Se está preparando el escenario para los desequilibrios financieros y la sobreexuberancia”, dijo Gapen de Barclays.

Boockvar concordó y dijo que el mercado de valores es “lo único que se acelerará con un recorte de tasas”.

Otro problema: los mercados de bonos podrían rebelarse si la Fed recorta las tasas. Si los inversores temen que la Reserva Federal esté siendo demasiado moderada, las tasas de interés a largo plazo aumentarán considerablemente. Eso elevaría los costos de los préstamos y perjudicaría el crecimiento. “Hacer ajustes en los recortes de las tasas simplemente pone en riesgo la credibilidad (de la Fed)”, dijo Ryding.

Tal vez los comentarios de los recortes de tasas por parte de los políticos en Washington deberían tomarse con escepticismo. Después de todo, los funcionarios de la Casa Blanca están observando con nerviosismo las últimas cifras de encuestas de votación previas a las elecciones de 2020.

La Fed, por otro lado, tiene un doble mandato: el empleo máximo y la estabilidad de precios. “Quizás el señor Kudlow tiene un mandato diferente”, dijo Gapen.

Publicidad
Publicidad