Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

La guerra arancelaria de EU y China pega al sector petrolero

Los temores de que el gobierno de Trump imponga más aranceles a productos chinos genera afectaciones en los planes del sector energético.
Financial background - oil derricks
El reciente aumento en las reservas petroleras planteó la posibilidad de que se forme otro exceso de oferta en el mercado petrolero, como el que envió el crudo a un mercado bajista a fines del año pasado.

NUEVA YORK (CNN) - Una guerra comercial creciente entre las dos economías más grandes del mundo es una mala noticia para el negocio petrolero.

Los precios del petróleo en Estados Unidos se desplomaron casi 6% a un mínimo de 10 semanas de 57.91 dólares por barril el jueves pasado, a medida que los temores sobre el enfrentamiento comercial entre Estados Unidos y China se intensifican en los mercados financieros mundiales.

El crudo, que comenzó el día por encima de los 61 dólares, sufrió su peor día en Wall Street desde la crisis de la víspera de Navidad. El petróleo ahora se ha desplomado 13% desde que cerró a 66.30 dólares por barril hace un mes, lo que ofrece un recordatorio fresco de la naturaleza del auge del mercado petrolero.

Los analistas culparon de la aguda ola de ventas a las inquietudes de la guerra comercial y a la evidencia de que está empezando a acumularse un exceso de barriles de petróleo.

Lee: La guerra comercial China-EU, ¿cuál es el peor escenario?

¿Estados Unidos le teme a China?
Publicidad

“Las recientes acumulaciones de reservas, junto con los temores de una desaceleración económica mundial, tienen al mercado en modo de salida de riesgo”, dijo Ryan Fitzmaurice, estratega de energía de Rabobank.

Reservas al alza

La venta masiva de petróleo comenzó el miércoles después de que el gobierno de Estados Unidos reveló un aumento sorpresivo en los inventarios de crudo. Las reservas petroleras se han disparado en las últimas nueve semanas hasta su nivel más alto desde julio de 2017, de acuerdo con ClipperData.

Eso planteó la posibilidad de que se forme otro exceso de oferta en el mercado petrolero, como el que envió el crudo a un mercado bajista a fines del año pasado.

“Los operadores y los analistas se están poniendo nerviosos”, dijo Fitzmaurice.

Los inversores se apresuraron a deshacerse de las acciones de perforadores de petróleo: Hess y Devon Energy se hundieron más de 7% cada uno. Incluso grandes compañías petroleras como ExxonMobil y Chevron cayeron bruscamente.

Hace apenas unas semanas, los precios del petróleo estaban al alza, respaldados por un sólido crecimiento económico y menores tensiones comerciales, por las sanciones de Estados Unidos a Venezuela e Irán y crecientes las tensiones en Medio Oriente.

Lee: La disputa comercial con China empuja al T-MEC en Estados Unidos

Sin embargo, al igual que en el mercado de valores, los inversionistas están asimilando la idea de que la guerra comercial entre Estados Unidos y China podría empeorar antes de mejorar. Eso desaceleraría el crecimiento económico y perjudicaría la demanda del petróleo crudo que impulsa el negocio global.

“Los temores por la demanda de petróleo crudo están en función con las preocupaciones por el crecimiento económico global asociadas a la dura retórica arancelaria”, dijo Ben Cook, gerente de cartera de BP Capital Advisors.

Preparándose para más aranceles

Nomura advirtió en un informe el jueves pasado que hay un 65% de probabilidad de que el gobierno de Trump cumpla su amenaza de imponer aranceles a todas las importaciones estadounidenses restantes de China.

“El presidente Trump parece haber llegado a la conclusión de que es preferible mantener una línea dura contra China que a un acuerdo rápido y reducido”, escribió el economista en jefe de Nomura, Lewis Alexander, en una nota a los clientes.

Lewis agregó que hay un “creciente riesgo” de que los aranceles permanezcan vigentes hasta fines de 2020. Incluso antes de que se impongan los nuevos aranceles, los existentes ya han debilitado el crecimiento económico.

La actividad comercial “se desaceleró pronunciadamente” en mayo debido a preocupaciones por la guerra comercial, dijo IHS Markit en un informe el jueves pasado. El índice de la firma de la actividad comercial en Estados Unidos cayó a un mínimo de tres años y las nuevas órdenes de fabricación disminuyeron por primera vez desde agosto de 2009.

Lee: Irán amenaza la nueva época dorada de la economía de EU

Por supuesto, los precios del petróleo podrían recuperarse rápidamente si las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China disminuyen y las dos partes se acercan a un acuerdo.

Las sanciones de Estados Unidos a Irán y Venezuela han marginado una cantidad significativa del suministro de la OPEP. Eso se suma a los recortes de producción ya implementados por la OPEP y sus aliados.

Los productores han señalado que no tienen prisa por aumentar la oferta, y la venta masiva reciente simplemente reforzará esa postura. Por otro lado, el mercado de la energía podría verse sometido a una mayor presión si la guerra comercial continúa escalando.

Morgan Stanley advirtió que los inversores podrían estar “subestimando” las consecuencias de las tensiones comerciales. El espectro de una recesión global sembraría las semillas para una caída mucho más profunda en los precios del petróleo.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad