Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

A inversionistas importan más los datos más que revocación de mandato, dice IMEF

La propuesta de López Obrador de someterse a la revocación de mandato no es la clave en las decisiones de inversionistas, quienes ven los datos macroeconómicos, dice el IMEF.
mar 18 junio 2019 11:42 AM
190618 imef macari.jpg
Gabriel Casillas, presidente del Comité Nacional de Estudios Económicos; Fernando López Macari, presidente nacional del IMEF y Ángel Cargía-Lascurain Valero, presidente del Consejo Técnico.
Cristóbal Martínez Riojas
@cristoriojas

La revocación de mandato deseada por el presidente Andrés Manuel López Obrador no es la señal con la que despertará la confianza en México de los grandes inversionistas del mundo, lo que ellos quieren son datos sólidos de la economía, más que las palabras del mandatario, dijo este martes el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas.

“Si bien podría ayudar a generar certeza no creo que sea la variable que mueve la aguja en torno a lo que estamos buscando como certeza para los inversionistas”, consideró Fernando López Macari, presidente nacional del IMEF, en conferencia de prensa.

Publicidad

López Obrador propuso este martes adelantar unos meses la revocación de mandato en la que someterá a consulta si sigue o no en la presidencia, para marzo de 2021 para evitar que se empalmen con las elecciones intermedias en ese mismo año ante señalamientos de que podría incidir en los resultados de esos comicios al hacer los dos ejercicios al mismo tiempo.

La atención de los inversionistas “sofisticados” del planeta está puesta en las variables macroeconómicas de México, como el crecimiento económico, la inversión, el empleo y las opiniones de las calificadoras de riesgo, con las que el actual gobierno ha tenido sus diferencias por las últimas decisiones de esas agencias, de acuerdo con López Macari.

“Los inversionistas sofiscticados, los mercados prestan menos atención a lo que dice el presidente y prestan más atención a los fundamentales económicos del país a las reacciones de empresas como Pemex, CFE. Prestan atención a cómo se comporta la inversión en el país, el consumo, la generación de empleo y basan muchísimo más sus decisiones institucionales en eso y en las observaciones de las calificadoras que en el ambiente político doméstico”, explicó López Macari.

Y justamente la situación financiera de Pemex y algunas de las medidas adelantadas por el gobierno federal para sanearlas han llevado a calificadoras como Fitch y Moody´s a lanzar advertencias. La primera recortó la nota a México y Pemex, al advertir de los riesgos que implica la petrolera para las finanzas públicas del país y la segunda cambió a negativa las perspectivas para ambas entidades, al observar falta de claridad sobre los planes a seguir.

Publicidad

Las decisiones meramente políticas, como la revocación de mandato, sí pueden llevar a fomentar la estabilidad política y contribuir a la necesidad de confianza que demandas empresarios e inversionistas pero no es la clave ni el centro de atención.

Les interesan más las decisiones y cómo inciden en los datos económicos, de acuerdo con el IMEF.

Aunque la propuesta de López Obrador de adelantar el ejercicio de revocación para que no se junte con las elecciones de 2021 si puede ser vista como un avance, dijo Gabriel Casillas, presidente del Comité nacional de estudios económicos del IMEF y director de Análisis Económico de Grupo Financiero Banorte.

“Sí es un avance si no va a ser en la misma fecha, el sector privado lo va a ver como un avance para que no se sesguen resultados intermedios”, dijo Casillas en la conferencia de prensa donde se presentaron las perspectivas del IMEF en junio sobre la economía del país.

Casillas dijo que los ejercicios de democracia directa ponen nerviosos a los mercados no sólo en México sino en todo el mundo y en cualquier país pues no están acostumbrados a ellos.

“Es algo nuevo que se está instrumentando y (...) les causa ruido”, añadió Casillas.

Publicidad

Los pendientes de AMLO para dar confianza

La urgente necesidad de que el gobierno de López Obrador dé confianza es un consenso entre empresarios e inversionistas pero para lograrlo aún hay un par de pasos que puede dar en los próximos meses, consideraron integrantes del IMEF.

“Mensajes unificados y mensajes congruentes, que se guarde la congruencia”, dijo Gabriel Casillas al referirse a qué puede agregar el gobierno federal para dar certeza y confianza.

Otro de los pendientes sugeridos por Casillas es que López Obrador dé a conocer claramente una de sus cartas: cuál es su agenda legislativa.

Al saber claramente cuáles son las propuestas de leyes de López Obrador le permitiría diferenciarse de las que sólo pertenecen al poder legislativo y que han causado dudas y nervios en los inversionistas y empresas como fue la de regular las comisiones bancarias, dijo Casillas.

“Cada día que pasa es un día perdido”, dijo López Macari, sobre la necesidad de dar confianza aunque celebró que ahora ya se han dado grandes pasos como la creación del Comité Nacional para el Fomento a la Inversión, el Empleo y Crecimiento -dirigido por Alfonso Romo- y el acuerdo con el Consejo Coordinador Empresarial para lograr que en dos años la inversión privada pase de representar el 20% del PIB al 25%.

El pendiente es ahora saber en qué proyectos se va invertir, cuánto, qué derrama económica van a representar, cuántos empleos se van a generar, dijo.

“Celebro que estemos hablando de estos temas en lugar de bloqueos en vías de tren, de desabasto de combustible”, dijo López Macari.

¿Y Pemex?

El IMEF considera muy relevante conocer qué plan tiene el gobierno federal para Petróleos Mexicanos (Pemex) y sobre todo, qué impacto tendrá ese plan de negocios de la petrolera en las finanzas públicas, en un contexto de apretadas metas.

Gabriel Casillas mencionó que una de las cartas que puede dar confianza en Pemex a los inversionistas es que el gobierno mexicano dé garantía explícita a la deuda de la petrolera, que si ésta llega a quebrar sea el gobierno el que dé la cara por la compañía.

“Simplemente con decirlo”, indicó Casillas.

Ese recurso ya aplica para Bancomext y Banobras, con Pemex es implícito, de ahí la necesidad de que el gobierno lo haga explícito.

Bajan pronóstico de crecimiento

Los ejecutivos de finanzas de México recortaron su pronóstico de crecimiento económico del país para 2019, ante un panorama de complejas adversidades, pasando de 1.4% a 1.2%.

"Es Imperativo generar confianza para lograr crecimiento económico", dijo López Macari.

Lee: La demanda doméstica es el punto débil de la economía mexicana, según S&P

El organismo ajustó al alza su estimación para la inflación, por lo que prevé que cierre el año en una tasa de 3.90%, desde un previo de 3.85%.

Además, el IMEF prevé que la creación de empleos formales sea menor a la prevista anteriormente, al recortar su cálculo de 566,111 a 530,000 empleos registrados ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Los ejecutivos prevén un tipo de cambio de 20.95 pesos por dólar, 15 centavos más caro respecto a su estimación previa.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad