Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Las crisis en Boeing y General Motors impactarán a la economía de EU

La huelga en GM y la suspensión de los 737 de Boeing tendrán repercusiones en la actividad fabril estadounidense, aumentando los riesgos de una mayor desaceleración.
jue 17 octubre 2019 05:31 AM
FILE PHOTO: Steam is emitted from factories at sunset in Keihin industrial zone in Kawasaki
La menor producción de las fábricas estadounidenses podría reducir el crecimiento del PIB estadounidense en el tercer y cuarto trimestres.

NUEVA YORK - La guerra comercial está perjudicando a las fábricas de Estados Unidos, pero no es la única culpable. La huelga en General Motors y la crisis de los 737 Max de Boeing también están pasando factura.

Estos desafíos preocupan a analistas y economistas; creen que el sector manufacturero podría contraerse por tercer mes consecutivo en octubre. La menor producción de las fábricas estadounidenses podría reducir el crecimiento del PIB estadounidense en el tercer y cuarto trimestres.

Publicidad

La manufactura estadounidense ya está sufriendo. Las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China han afectado la demanda global y los costos de los insumos. Un acuerdo comercial podría ayudar, pero no aliviaría el impacto de la huelga de GM o la puesta a tierra del avión de batalla de Boeing de siete meses de duración.

GM y Boeing son dos de las compañías industriales más grandes de Estados Unidos, y sus dificultades harán mella en la actividad fabril de octubre.

“El efecto total de la huelga de GM se resentirá en los datos de octubre”, dijo Tom Derry, presidente ejecutivo del Institute of Supply Management. Aún no está claro cuándo se resolverá la huelga.

"No esperaría que estemos fuera del territorio de contracción en manufactura y la situación de GM hará que cualquiera sea el número sea un poco peor”, agregó Derry.

La huelga de GM, en la que 50,000 trabajadores dejaron el trabajo a mediados de septiembre, aún no se ha resuelto. Le está costando a la compañía unos 90 millones de dólares al día. La interrupción también está afectando la cadena de suministro de la automotriz. Unas 10,000 empresas estadounidenses suministran a GM productos y servicios, como asientos de automóvil y chips de computadora. Muchas han tenido que reducir la producción debido a la interrupción laboral.

Los economistas encuestados por Refintiv tienen expectativas promedio de 47.8 para el índice de manufactura de octubre del Institute of Supply Management, una baja respecto al mes anterior. (Una lectura por debajo de 50 indica que el sector manufacturero se está contrayendo). El índice, que será publicado el primero de noviembre, ha caído durante dos meses seguidos.

Publicidad

La huelga de GM también podría mostrarse en el informe de empleos de octubre. Con casi 50,000 trabajadores que no están recibiendo sus salarios regulares, incluso podría tener un efecto en el gasto del consumidor durante la temporada navideña.

Mientras tanto, la producción reducida de Boeing de su 737 Max está pesando sobre su contribución a las exportaciones, ya que muchos de esos aviones dejados en tierra estaban destinados a los mercados extranjeros.

La puesta a tierra ya redujo un cuarto de punto porcentual del PIB del segundo trimestre, dijo Michael Pearce, economista estadounidense de Capital Economics. Este lastre podría persistir hasta finales de año. En julio, la compañía dijo que podría tener que detener temporalmente la producción del avión, que fue puesto a tierra en marzo después de dos accidentes fatales.

El modelo de pronóstico del PIB de la Reserva Federal de Nueva York estima un crecimiento del PIB del 1.3% en el cuarto trimestre, en comparación con el 2% en el tercer trimestre.

Aunque el consumidor estadounidense se ha mantenido en general fuerte durante las turbulencias del año, la guerra comercial también ha comenzado a mostrarse en las encuestas de confianza. En conjunto, esto tampoco es un buen augurio para los datos del consumidor en el cuarto trimestre. A pesar de que la encuesta de confianza del consumidor de la Universidad de Michigan del viernes fue mejor de lo esperado, con menos participantes en la encuesta que mencionaron la guerra comercial, casi un tercio de las personas aún la mencionaron como una preocupación.

Pero a diferencia de la guerra comercial, la huelga de GM podría resolverse relativamente pronto, lo que llevaría a la actividad fabril a recuperarse. Por lo tanto, su impacto negativo en el sector manufacturero o los datos del PIB podrían ser de corta duración.

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad