Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Xi jura que los intentos por dividir China terminarán con "huesos hechos añicos"

El presidente chino hizo esta declaración en el domingo número 19 en el que los manifestantes antigobierno de Hong Kong salieron a las calles.
lun 14 octubre 2019 11:10 AM
Xi Jinping
Xi hizo estas declaraciones en una visita de Estado en Nepal.

Joshua Berlinger

HONG KONG- Según la prensa oficialista, el presidente de China, Xi Jinping, advirtió a sus adversarios el domingo, 13 de octubre, que cualquier intento por dividir a China "terminará con cuerpos aplastados y huesos hechos añicos" ahora que los manifestantes antigobierno en Hong Kong regresaron a las calles por 19º fin de semana consecutivo.

Aunque Xi no mencionó explícitamente a Hong Kong, sus referencias a "separatistas" y "fuerzas externas" emularon el discurso previo con el que el gobierno chino se refirió a las protestas en la ciudad china semiautónoma.

Publicidad

"Cualquier persona que intente llevar a cabo actividades separatistas en cualquier parte de China será aplastada y el pueblo chino considerará que cualquier fuerza externa que respalde dichos intentos es un sueño guajiro", dijo Xi en una visita de Estado a Nepal, según la agencia noticiosa oficialista china Xinhua.

Sus comentarios difirieron levemente de aquellos que se transmitieron por CCTV, en los que no se habló de cuerpos aplastados ni de huesos hechos añicos.

Recomendamos: Los inversionistas se quedan en Hong Kong a pesar de la crisis política

Las manifestaciones continuaron el domingo en Hong Kong, pero fueron menos nutridas que las de las semanas anteriores y, al parecer, anuncian un cambio hacia tácticas estilo guerrilla.

Varios grupos de manifestantes participaron en protestas estilo flash mob en toda la ciudad y el lema blossom evereywhere (florecer en todas partes) se adoptó en las redes sociales.

Aunque la mayoría de las protestas siguen siendo pacíficas, ha aumentado la cantidad de incidentes violentos y el descontento persiste.

Durante una conferencia de prensa este lunes, un portavoz de la Policía señaló que sus agentes habían descubierto un dispositivo explosivo improvisado el domingo por la noche en Nathan Road, una de las calles comerciales más bulliciosas de la ciudad.

Publicidad

"La táctica que se usa en esta clase de bomba y los explosivos que involucra son casi idénticos a los que se han usado en diferentes ataques terroristas en todo el mundo", dijo Suryanto Chin Chiu, director de Desactivación de Artefactos Explosivos de la Policía de Hong Kong.

Suryanto señaló que el dispositivo, que estaba oculto en una jardinera, a unos metros de una patrulla de Policía, y que se controlaba a través de un teléfono móvil, parecía casero pero su fabricación exigía una cantidad considerable de tiempo y experiencia. No se reportaron personas lesionadas.

La violencia en Hong Kong se ha agudizado desde que la líder de la ciudad, Carrie Lam, recurriera a los poderes de emergencia de la era colonial para prohibirles a los ciudadanos que usaran máscaras en congregaciones públicas , a principios de octubre. El domingo, unos manifestantes vestidos de negro vandalizaron e incendiaron oficinas del gobierno, estaciones de metro y tiendas a las que consideran pro-China.

Varios incidentes quedaron capturados en video, entre ellos uno en el que al parecer se ve a un manifestante apuñalando a un agente de Policía en el cuello con lo que la corporación describió como "objeto punzocortante". También se filmó a un grupo de manifestantes atacando a un agente solitario vestido con uniforme antimotines; uno de los manifestantes le saltó sobre el cuello.

Publicidad

'Hace 50 años fue Berlín, hoy es Hong Kong'

El gobierno chino ha criticado particularmente a Washington por apoyar a los manifestantes en Hong Kong en meses recientes; las autoridades acusan a Estados Unidos de ayudar a organizar manifestaciones, acusaciones que el Departamento de Estado de Estados Unidos tildó de "ridículas".

El gobierno chino ha usado además su poder económico para castigar a empresas y entidades que no se alinean. Hace poco, la relación multimillonaria de más de 30 años de la NBA (la Asociación Nacional de Basquetbol de Estados Unidos) con China quedó en riesgo por un solo tuit de un ejecutivo de la organización, quien manifestó su apoyo a los manifestantes en Hong Kong.

China dirige críticas a la NBA por su presunto apoyo a Hong Kong

La Cámara de Representantes de Estados Unidos está estudiando un proyecto de ley para supeditar su estatus comercial especial en Estados Unidos a la reacción del gobierno de la ciudad a las protestas.

Dos legisladores estadounidenses prominentes, los senadores Ted Cruz y Josh Hawley, estuvieron en Hong Kong el fin de semana para manifestar su apoyo al movimiento mientras las protestas continuaban.

Hawley comparó el incidente con la lucha contra el comunismo en Alemania Oriental en la Guerra Fría.

"A veces, la suerte de una ciudad define el desafío de toda una generación. Hace cincuenta años fue Berlín, hoy es Hong Kong", dijo en un video filmado frente a la Asamblea Legislativa de Hong Kong. "El mundo mira a Hong Kong y la gente libre de todo el mundo está con ustedes".

El domingo, en una conferencia con un grupo reducido de periodistas, Cruz dijo que cree que a Xi le "aterran" las protestas prodemocracia en Hong Kong porque representan una amenaza a la existencia del Partido Comunista .

El gobierno chino lo acusó de difamar "maliciosamente" a Hong Kong y a las autoridades chinas.

"El pueblo chino, incluidos los compatriotas de Hong Kong, se oponen decididamente a mentirosos como Cruz, quien vino a Hong Kong a patear el avispero", señaló el Ministerio de Relaciones Exteriores de China en un comunicado.

El movimiento de protesta en Hong Kong comenzó con la preocupación generalizada por un proyecto de ley en el que se habría legalizado la extradición de sospechosos acusados de delitos cometidos en China.

Al parecer, Nepal y China están trabajando en un acuerdo similar; los activistas señalan que podría afectar a miles de refugiados tibetanos que se cree que huyeron del gobierno comunista de China y que ahora viven en Nepal.

En un comunicado conjunto de los gobiernos de China y Nepal , que publicó el domingo la cancillería nepalesa, se señala que ambos países firmaron un tratado sobre asistencia jurídica mutua y cuestiones penales y "manifiesta su esperanza de que se concluya prontamente el Tratado de Extradición".

Los defensores de la independencia de Tíbet temen que el tratado exponga a los refugiados a arrestos y a la extradición a China.

"El gobierno chino viola sistemáticamente los derechos humanos , entre ellos el derecho al debido proceso, así que cualquier tratado de extradición con China es sumamente problemático", dijo Matteo Mecacci, presidente de la Campaña Internacional por el Tíbet.

Isaac Yee, de CNN, contribuyó con este reportaje.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad