Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Las deducciones inmediatas pueden ayudar a las empresas en México ante la crisis

Mauricio Hurtado, socio director de PwC México, señala que, incluso sin condonaciones, el gobierno puede ayudar al sector productivo con otras medidas para que tengan liquidez y sigan operando.
jue 04 febrero 2021 05:49 AM
Mauricio Hurtado pwc
Mauricio Hurtado, socio director de PwC México, considera que la manufactura, la agroindustria y las actividades de remesas serán los sectores mexicanos que mayor crecimiento tendrán en 2021.

Cuando se habla de apoyos fiscales al sector productivo mexicano en tiempos de crisis, no necesariamente significa que se apliquen condonaciones de impuestos a diestra y siniestra. Un diagnóstico bien hecho permitirá conocer cuál es el problema más urgente que se debe atender y qué soluciones viables y menos costosas son las más efectivas.

“Una de las partes que buscan las empresas, curiosamente no es que se les condonen impuestos, sino que buscan tener una mejor liquidez porque tienen muchos compromisos comerciales y esa liquidez se puede lograr a través de algunos estímulos como las deducciones inmediatas a los activos fijos que no representan otra cosa sino el diferimiento anticipado en una deducción”, detalla en entrevista Mauricio Hurtado, socio director de PwC México.

Y es que a pesar de la crisis por la que atraviesa México, y el mundo, a causa de la pandemia, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador se ha negado a lanzar estímulos fiscales para las empresas.

Publicidad

Expansión platicó con Mauricio Hurtado para conocer las alternativas que existen para apoyar a las empresas sin que necesariamente se contrate más deuda o se condonen impuestos, y sobre todo, que no comprometan la recaudación fiscal en el mediano plazo.

¿Qué se ha hecho bien y qué se ha hecho mal en México para enfrentar el COVID?

Siempre hay grandes oportunidades para mejorar las cosas, yo creo que una de ellas es el hecho de poder tener un apoyo a la comunidad tanto de negocios como a la sociedad en su conjunto, de tal manera que le permita a la sociedad generar el consumo y la reactivación económica que requiere el país. Esto no significa hacer una condonación de impuestos o generar una labor puramente social, sino que se requiere de una visión de largo plazo entendiendo que las decisiones que no tomemos hoy nos pueden pasar la factura a futuro.

Debemos de reflexionar al respecto para que de una manera inteligente, sin violentar algunos otros objetivos que se tienen en la política económica del país, sí podamos destinar recursos para la reactivación económica, pero sobre todo para incrementar el empleo que es otra de las cosas que deben de estar en la agenda para 2021. Debemos buscar la manera de incentivar más la exportación a diferentes destinos, obviamente el de EU, que con los estímulos fiscales que ellos están recibiendo indirectamente pueden generar un beneficio colateral para México.

¿Cuál es tu perspectiva para este 2021, ¿en verdad veremos una recuperación?

Viniendo de un decrecimiento de 8.5% hay las condiciones generales para tener una recuperación parcial para 2021, sin embargo hay que hacer acciones que aseguren esa tendencia, ¿cuáles son estas?, primero que nada es la cuestión de las vacunas, yo creo que es muy importante que se cumpla con el calendario establecido y que podamos reactivar a los elementos de la economía que permitan gestionar mejor el intercambio de bienes y servicios, También es importante mandar un mensaje muy claro de certidumbre en materia de institucionalidad para que genere la confianza para seguir invirtiendo en México. Uno de los indicadores que está sufriendo, inclusive antes de la pandemia, es la inversión y una manera de poder comunicar adecuadamente a la comunidad de negocios la tranquilidad de una política económica es a través de la certidumbre en las decisiones que tome el país.

Escucha: Cuéntame de Economía

¿Cuáles serían los motores de crecimiento para México este 2021?

Hay algunos sectores que preponderantemente tienen ventajas para poder acelerar este proceso, uno de ellos es la manufactura, sobre todo la ubicada en el norte del país por razones obvias en materia de complementariedad con la economía estadounidense. Los beneficios que se siguen recibiendo en esa economía consecuentemente pueden alentar a la manufactura en diferentes industrias, particularmente en la automotriz, de autopartes, en donde México se ha venido ganando un lugar muy importante y donde creemos que la calidad de los productos que se están manufacturando son extraordinarios.

Otra que se está viendo con un papel importante en esta materia es la agroindustria, que curiosamente están representando divisas para el país equivalentes a 40,000 millones de dólares (mdd) más o menos, que es muy parecida a la cifra que podemos encontrar en las remesas, que es otro elemento que puede coyunturalmente acelerar el proceso de crecimiento. Entonces yo creo que la manufactura en general, la agroindustria y las actividades de remesas pensamos se van a seguir manteniendo para lo que es el 2021.

¿Crees que México se equivocó al no dar apoyos fiscales al sector productivo?

La situación de México es compleja porque por un lado ha estado buscando no tener un mayor endeudamiento, muchos países lo miden en función al porcentaje que representa del PIB y a veces con esa visión es complicado dar algún tipo de concesiones para acelerar la economía en materia fiscal y conociendo los méritos de no endeudamiento en el corto plazo creo que en el largo plazo esta medida podría tener efectos más negativos.

Yo pienso que una adecuada combinación con estricta disciplina, pero al mismo tiempo generando los espacios para ciertas actividades y ciertos tipos de empresas se pueden generar mejores resultados, sobre todo porque al momento de que las empresas y las personas físicas empiecen a presentar sus declaraciones de impuestos yo creo que es muy probable que el fisco no va a recaudar lo que se pensó en la Ley de Ingresos para el ejercicio 2020 y la razón es obvia: hay menos actividad económica, hay menos utilidades, hay menos impuestos, hay menos consumo, hay menos impuestos indirectos, entonces el estímulo no se tiene que ver necesariamente como una ayuda puntual o como una actividad social, sino que es un mecanismo para poder regular las actividades económicas, incluyendo la política económica y la recaudación de impuestos a mediano y largo plazos.

¿Hay algún tipo de apoyo que consideres que puede ser menos costoso y que pueda implementarse?

Una de las partes que buscan las empresas, curiosamente no es que se les condonen impuestos, sino que buscan más bien el hecho de tener una mejor liquidez porque tienen muchos compromisos comerciales y esa liquidez se puede lograr a través de algunos estímulos como las deducciones inmediatas a los activos fijos que no representan otra cosa sino el diferimiento anticipado en una deducción. Al final del día tiene un costo de oportunidad porque se deja tomar una parte de la deducción en el tiempo, pero regula y permite ser consistente en el tiempo para las empresas que están operando.

Otra de las formas en que se puede lograr sin que haya una condonación de impuestos es otorgar facilidades en cuanto a la forma de los pagos de impuestos en donde el costo de los mismos sea de alguna manera sostenible por las empresas, el costo del dinero en México es relativamente alto y yo creo que sin que afecte a las medidas del gobierno, un diferimiento en la forma del pago de los impuestos pudiera ayudar a la liquidez de las empresas y esa liquidez generaría una actividad económica que a mediano y largo plazos podría generar mayor recaudación para el propio fisco.

¿Cómo esperan que se comporte el fisco este 2021?

México es uno de los países que tiene una mejor recaudación en cualquiera de las mediciones que se hagan y por cuestiones de otra índole por mucho tiempo no se han incrementado los impuestos, bajo esa circunstancia, bajo la presión que tienen algunos jugadores de la economía como Pemex en el corto plazo, la deuda y las necesidades de poder aportar capital a los proyectos de infraestructura como el aeropuerto, el tren maya, las refinerías, estamos en una situación donde no hay que sacar mucho, entonces pensamos que la autoridad va a fortalecer su gestión de recaudación en aquel sector que tiene posibilidades de pago, porque si lo hicieran en ciertos sectores como pymes, quizá el impacto no tendría en la recaudación que están buscando, yo creo que hay condiciones para que se hagan campañas de fiscalización muy pormenorizadas a todos los contribuyentes, pero en particular a los que tengan recursos para cubrir cantidades importantes en el pago de impuestos.

¿Crees que economías como la de EU salgan de la crisis este año?

EU tiene condiciones muy interesantes, con este último paquete de ayuda va a llegar a un endeudamiento cercano al 130% del PIB que es 18 veces más grande que el de México, sin embargo sus condiciones y fundamentales son diferentes y yo particularmente pienso que 2021 va a tener un crecimiento muy interesante que debe estar muy parecido al decrecimiento que tuvo en 2020, pero sin lugar a dudas tiene una fortaleza importante que puede beneficiar a México y ahí hay grandes oportunidades para el país, para la comunidad de negocios en México, de aprovechar esas circunstancias máxime que tampoco queda muy claro la posición final en cuanto a la relación comercial con China.

México se ha reposicionado últimamente en cuanto a productividad, en costos de transporte de ciertos sectores, México puede generar una economía en costos de hasta 23% con respecto a ciertas operaciones que se llevaron a Asia y China, entonces para muchos inversionistas en el mercado americano, México deberá ser una posibilidad en la medida que tengamos esos mensajes de incertidumbre, de respeto a la ley en cuanto asegurar que hay congruencia en las políticas y que estamos haciendo las cosas de manera correcta.

Publicidad
Publicidad
Publicidad